La marca italiana acaba de difundir las primeras imágenes del Ferrari 812 GTS, la versión descapotable de su glorioso cupé con motor V12 atmosférico.

Lo más sorprendente es que no se trata de una versión de producción limitada. Esto no sucedía desde el 365 GTS “Daytona”, el Spider con motor delantero V12 lanzado en 1971. En los últimos años se han comercializado varios deportivos V12 con motor delantero, pero todos producidos en series muy limitadas. Nos referimos por ejemplo al 550 Barchetta de 2000, el 575 Superamerica de 2005, el SA Aperta de 2010 o el F60 America de 2014, del que solo se produjeron 10 unidades para clientes estadounidenses.

Ferrari 599 SA Aperta de 2011. Las siglas SA rinden homenaje a Sergio y Andrea Pininfarina.
Del F60 America de 2014, basado en la mecánica del F12, solo se produjeron diez unidades.
Arriba el 812 Superfast (cupé). Debajo, el nuevo 812 GTS.

El Ferrari 812 GTS retoma una denominación que se usó en los años 60, con el 330 GTS. La gloriosa mecánica V12 es la misma que emplea el 812 Superfast, que fue presentado en 2017 pero cuya producción se inició el año pasado. Estrenó el V12 de 6.496 e inyección directa con 800 CV, cuya potencia máxima llega a 8.500 rpm.

Lo novedoso por tanto es el techo, de accionamiento electrohidráulico. Este se abre en solo 14 segundos y a una velocidad máxima de 45 km/h. También lleva una luna trasera vertical, que se puede subir o bajar tanto con el techo quitado como con el techo puesto.Como es lógico, la parte del Ferrari 812 GTS que más cambia es la trasera, que ha sido completamente modificada. Como en otros descapotables modernos de la marca, la tapa posterior se levanta para que el techo se oculte bajo ella.

Para que el techo se oculte, la tapa posterior se eleva y los paneles del techo se repliegan y se colocan debajo.

Los ingenieros han tenido que dejar hueco para el techo plegado y un espacio también para el equipaje. Exteriormente destacan las dos “jorobas” detrás de cada asiento, que sirven para proteger en caso de vuelco y que además, estéticamente, conectan con el estilo de las clásicas barchettas Ferrari de competición.

El interior es igual de cómodo y espacioso que en el 812 Superfast.

Como en el 812 Superfast, el 812 GTS incluye dirección en el eje trasero, una innovación que ya vimos en el F12 TdF y en el GTC4 Lusso. Esto permite una “reducción virtual” de la distancia entre ejes”, lo que facilita la maniobrabilidad a bajas velocidades y mejora la estabilidad y rapidez de reacciones rodando a ritmos altos. Al igual que en el 812 Superfast, incorpora la versión 5.0 del Side Slip Control, el sistema para poder derrapar con seguridad y sin desconectar el control de estabilidad.

La marca no ha informado del aumento de peso que suele ir aparejado a la pérdida del techo (por los refuerzos para mantener la rigidez), pero las prestaciones del Ferrari 812 GTS parece que se mantienen sin cambios respecto al Superfast: menos de tres segundos para acelerar de 0 a 100 y más de 340 km/h de velocidad máxima. Tampoco aclaran si esta la puede alcanzar descapotado…El precio no ha sido comunicado, pero si 812 Superfast cuesta en España 339.000 sin opciones, parece lógico pensar en un precio para el GTS de más de 400.000 euros.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

seis + 14 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.