¿El año 2018 ha sido bueno para Porsche Ibérica?

Sin duda, a pesar de que 2018 ha estado marcado por dos hechos importantes: por un lado, adaptarnos al nuevo sistema de medición de consumos y emisiones (WLTP), lo que ha provocado retrasos de producción y entrega en algunas gamas. Por otro, desde febrero 2018, no ofrecemos motorizaciones diésel, clave para el mercado ibérico. Aún así, hemos cerrado el año con unas cifras muy similares a 2017 y las expectativas para 2019 son aún mejores.

El pasado año nos acercamos a los tres mil coches matriculados entre España y Portugal, de los que uno de cada cuatro es un híbrido enchufable, y en este esperamos un crecimiento en torno al 15%. Además, el negocio de servicio en taller ha aumentado respecto al año anterior, pero para mí, los datos más importantes son los índices de satisfacción de nuestros clientes, que llegan al 96% en el proceso de venta y al 91% en postventa.

En este campo quiero aclarar que las encuestas que realizamos no se centran en los procesos, sino en las percepciones y expectativas de nuestros clientes.

¿Por qué cree que gustan tanto los SUV de Porsche?

Le podría enumerar muchas razones, aunque las resumiría en una: precisamente porque es un Porsche. Independientemente del tamaño, forma o función, fabricamos coches deportivos y a la vez coches de completo uso diario. Deportividad y aptitud de uso diario son conceptos contradictorios que solo Porsche sabe conjugar como nadie.

Cuando uno se pone al volante de un Cayenne o un Macan, se olvida de la altura y las dimensiones del vehículo; el comportamiento es ágil, las aceleraciones únicas y frenan como un auténtico Porsche. En definitiva, ofrecen sensaciones que no son habituales en un SUV, pero mantienen las ventajas de estos coches en cuanto a espacio, confort y capacidad para afrontar terrenos complicados fuera de la carretera.

¿Cómo ha sido la demanda por modelos?

Aproximadamente, las dos terceras partes de nuestras ventas han correspondido a los modelos SUV, lo que supone un equilibrio perfecto. También el Panamera tuvo un comportamiento magnífico y es de destacar que el 70% de las versiones entregadas han sido de versiones híbridas, lo que da una idea de la buena aceptación que está teniendo esta tecnología en nuestros coches.

Los 718 Boxster y 718 Cayman siguen siendo líderes en su segmento, mientras que el 911, como siempre, se ha mantenido a un muy buen nivel, a pesar de encontrarse en el año en que terminaba el ciclo de vida de esta séptima generación.

 

Suponemos que la llegada de una nueva generación del 911 siempre es un momento especial para la familia Porsche…

El 911 es la esencia, puro ADN Porsche. Cuando los diseñadores e ingenieros se ponen a trabajar en un nuevo modelo, tienen la vista puesta en el nueveonce y cada coche de nuestra gama tiene algo de este icono. En toda la historia del automóvil no existe un deportivo con el pasado, el presente y el futuro del 911.

Es una leyenda, un mito, el coche que todos soñamos conducir y la llegada de cada nueva generación levanta una expectación inusitada y un privilegio para todos los que formamos la comunidad Porsche: clientes, fans, aficionados, Centros Porsche y empleados. En el lenguaje de hoy, el nueveonce es un coche viral, todo el mundo habla de él.

 

¿Qué otras novedades en la gama podemos esperar para este año?

Año muy completo con especial atención al Taycan, el primer Porsche completamente eléctrico, que llega a finales de año. Será un coche tecnológicamente revolucionario y que cambiará la forma de entender la movilidad eléctrica, gracias a la combinación perfecta de deportividad y eficiencia energética en su grado máximo: me refiero a una autonomía superior a los 500 kilómetros y a una capacidad de carga de la batería en apenas 15 minutos para recorrer 400 km.

También habrá nuevas variantes del 911 y puedo adelantar que tendremos el Cayenne Coupé, que sorprenderá por su diseño sin perder habitabilidad.

¿Cómo están respondiendo los clientes a la próxima llegada de modelos eléctricos, como el Taycan?

Podemos decir que los clientes están esperándolo con ansiedad. Tenemos ya más de 300 interesados realmente en el coche a través de un programa especial pedidos señalizados y, para estas personas, hemos creado un programa específico con el que reciben información periódica exclusiva, tanto de cómo se va desarrollando la evolución del coche en su última fase de pruebas, como de aspectos tecnológicos y prácticos que hay en torno a la actual era de la movilidad eléctrica.

No solo les enviamos vídeos, artículos y todo tipo de detalles a través de canales de comunicación digital sino que, además, les organizamos charlas con expertos muy entretenidas y participativas. Además, otros más de 600 interesados reciben información exclusiva del coche a través de un acceso en nuestra web oficial.

Parece que en sus talleres van a convivir los eléctricos con los coches clásicos, porque ya se sabe que los deportivos de Porsche nunca van al desguace. ¿Pueden dar servicio a automóviles tan diferentes?

Ya nos hemos preparado para ello. Estamos formando a toda la red y dotándola de los medios necesarios para que convivan los tres pilares de producto que compondrán nuestra gama: los modelos de combustión, los híbridos y los eléctricos.

Entre otras cosas, nuestros Centros Porsche, mientras se están transformando hacia auténticos centros de experiencias, dispondrán de turbocargadores para que se pueda llenar el 80% de la capacidad de la batería en el tiempo que el cliente toma un café.

¿Cuál es el aspecto que más le gusta de dirigir Porsche Ibérica?

Hay muchos, pero si tuviera que elegir uno, sería la posibilidad de tener un contacto tan directo y cercano con los clientes, que me enriquecen con sus aportaciones y me hacen sentir orgulloso de mi marca.

Raro es el día que no hablo con alguno y, después, en los eventos que organizamos, siempre se generan conversaciones muy interesantes alrededor de Porsche. Somos una familia y le aseguro que no hay mayor reto para nosotros que el que nos impone nuestro cliente ni mayor satisfacción que superarlo.

¿Qué coche conduce usted a diario?

Ahora tengo un Panamera Turbo S E-Hybrid Sport Turismo, que me permite una conducción eléctrica sostenible por Madrid y, al mismo tiempo, disfrutar de sensaciones únicas en carretera con un coche que ofrece una aceleración brutal y un comportamiento de auténtico deportivo. Y, cuando puedo escaparme, me gusta salir a saborear mi 911 de 1988. Son dos maneras diferentes de disfrutar de la conducción y solo Porsche me las puede ofrecer. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 + 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.