- Publicidad -

Ayrton Senna tuvo a Ron Dennis, Michael Schumacher a Jean Todt, Fernando Alonso a Flavio Briatore, y Jenson Button a Ross Brawn. No existe campeón sin coche ganador ni este sin equipo grande detrás. Por supuesto, todo equipo necesita un líder. Y uno nuevo ha llegado para quedarse. Torger Christian Wolff (44) es el capitán general de un destructor llamado Mercedes AMG Petronas F1 Team. Más conocido como Toto Wolff entre sus muchachos, este expiloto austriaco tomó las riendas del equipo alemán en 2013 y un año después Hamilton se alzó con el campeonato de pilotos y ellos con el de constructores.

F1.W06.Hybrid.Reveal.09

Ahora, han revalidado ambos títulos en una temporada en la que la superioridad de Mercedes parecía jugar en otra categoría, una en la que participar está abierto a todos, pero quedarse solo a unos pocos. Para saber un poco más de este reciente gran líder de equipo visitamos su oficina, sus dominios, la fábrica de las nuevas balas plateadas, ahora más mortales y rápidas que nunca. Brackley, al noroeste de Londres, representa hoy por hoy el laboratorio y fábrica de velocidad por excelencia en el mundo de la competición. De allí han salido los dos Mercedes ganadores de 2014 y 2015, y allí, está el despacho de Toto Wolff. Le esperamos en una recepción adornada con mobiliario moderno y un coche campeón del mundo de fórmula 1, así como un sinfín de trofeos.

Toto Wolff

Ha logrado situar a Mercedes F1 en lo más alto del cajón dos años consecutivos, además de volver a ser competitivos en DTM

 

Respira Competición

Trofeos no solo de F1, también de DTM y Fórmula 3, pues Toto Wolff está al mando de toda la división deportiva de Mercedes. “El 90% de mi tiempo lo dedico a la F1, es mi principal foco de atención,” asegura el jefe de Mercedes AMG Petronas. La oficina de Toto queda en la primera planta, justo al lado de la oficina de marketing. Esto es significativo porque ayuda inmediatamente a definir el trabajo dividido entre él y el director técnico Paddy Lowe. De hecho, Paddy cuida del coche mientras Toto supervisa todo lo demás, especialmente la política del equipo y el marketing. Nos cuenta cómo llegó a liderar al equipo de F1 más dominante del momento. “Mercedes quería lo que se llama un director adjunto. Querían alguien involucrado con habilidades en el juego, y pronto me recordaron que estaría representando a una de las mejores marcas en el mundo”. El estilo de dirigir de Toto es claro. Es abierto con todo el mundo, sin importar el cargo que ocupe la otra persona, es amable y entusiasta.

Toto Wolff

“Soy un compañero de entrenamiento, un entrenador y un amigo”, así se describe Toto Wolff en la relación con otros miembros del equipo. “Tengo una perspectiva de estrategia a muy largo plazo. Intento situar las cosas en su lugar a tres años del tiempo actual”. Rápidamente reconoce la contribución de su predecesor, Ross Brawn. El inglés dejó el equipo a finales de 2013, semanas antes de que Mercedes  desatara su dominio actual en la F1. No queda ninguna duda de que Ross dejó las bases para el actual éxito y Toto lo sabe: “Ross hizo una cantidad de trabajo increíble para que estuviéramos donde hoy estamos. Ahora es el momento de mantener esa ventaja y hacer avanzar las cosas. Mi mayor miedo es perder nuestra ventaja”.

Toto Wolff

El señor con bigote y gorra es Dieter Zetsche, director de Mercedes Benz. No podría estar más contento con el doblete de su división de F1

 

Precisamente fue para proteger la era de victorias del equipo lo que le llevó a declinar la petición de Red Bull, cuando le pidieron motores para 2016. Para Toto Wolff “las desventajas de este hecho superaban a las ventajas. Siempre propongo buenas ideas para la F1, pero no estaré de acuerdo con nada que pueda comprometer a mi equipo. Eso no es por lo que me pagan”. Es difícil encontrar un currículo más impresionante en la F1. Fue educado en el Lycee Française de Viena, donde entre otras cosas jugaba al rugby. Su espíritu emprendedor brillaba de joven, cuando vendió velas en una marcha de protesta contra un político austriaco de extrema derecha, y después pasó a vender acero para anillas de carpetas, lo que resultó un éxito suficiente para financiar su carrera como piloto.

Toto Wolff

Sus hombres de confianza son Paddy Lowe, ingeniero jefe y sus pilotos Nico y Lewis

 

Sin embargo, resultó ser mejor emprendedor que piloto, y un desafortunado incidente en Nürburgring le obligó a volver a sus negocios. En la F1 todo comenzó en 2009, cuando compró una pequeña parte de Williams y después pasó a la directiva, además de ser el mánager de Valtteri Bottas. Y llegó Mercedes. “Un equipo de competición es muy diferente a cualquier negocio que he tenido. Necesitas demostrar veinte veces al año lo que vales. Todo es muy rápido. Trabajamos duro para mantener a la gente adecuada en los puestos adecuados. Nuestro equipo de recursos humanos se encarga de que solo haya personal cualificado y que a este nunca le falte un contrato”.

Toto Wolff

La señora y el señor Wolff son la típica pareja de paddock, él jefe de equipo y ella piloto. Ya se ha retirado de Williams, ¿Wolff aumentará la escudería?

 

Y es que un líder no es nadie sin un buen equipo. Equipo que ha logrado que Hamilton logre 10 victorias consecutivas esta última temporada, ganando el campeonato de constructores y de pilotos antes de llegar a la última carrera. Toto Wolff ha logrado poner a Mercedes en el lugar que quizás la historia no le permitió estar hace años debido a otros actores. Quizás lo único que le falte a Toto para ser el nuevo Frank Williams sea montar su propia escudería, pero no le hace falta debido al gran equipo que dirige, y la gran marca a la que representa. Además, ¿para qué iba a empezar a construir un nuevo coche ganador, si muchos dicen que ya tiene el mejor hasta la fecha?