- Publicidad -

Parece que Mercedes se ha estado esperando a primavera para presentar la última versión descapotable de su renovado Mercedes-AMG GT. Renovado hace un año, solo contaba con dos versiones Roadster, por cuatro coupé, pero ahora se suma el nuevo Mercedes AMG GT S Roadster, justo entre el AMG GT Roadster y el AMG GT C Roadster.

A nivel estético incluye las novedades de los demás Roadster. La parte frontal queda dominada por la parrilla Panamericana, con la aerodinámica activa del paragolpes del GT C, junto a sus grandes tomas de aire. En su zaga mantiene el paragolpes normal.

Mercedes AMG GT S Roadster

Su interior sigue siendo un exponente del máximo refinamiento de la marca. De serie llevamos una tapicería de cuero y microfibra, aunque en opción hay una de cuero nappa. El AMG GT S Roadster lleva el acabado AMG Silver Chrome, AMG Piano Lacquer o el Exclusive Trim como opcionales para decorar su interior. Los asientos deportivos son de serie, en opción quedan los AMG Performance con el Airscarf para mantener la climatización mientras conducimos a buen ritmo sin movernos del asiento.

Mercedes AMG GT S Roadster

Al tratarse de la versión S, este AMG GT lleva el motor V8 biturbo de 4.0 litros que rinde 529 CV y 670 Nm de par, los cuales llegan entre 1.900 y 5.000 rpm. Gracias a él puede acelerar de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos y llegar hasta los 308 km/h, eso con 1.700 kg de peso. Asociado se mantiene el cambio automático Speedshift DCT 7G, que envía la potencia a sus ruedas traseras.

Sin llegar al nivel del GT C Roadster, este AMG GT S Roadster lleva varios elementos deportivos del modelo superior, como la suspensión AMG Ride Control de adaptación electrónica o el diferencial trasero de deslizamiento limitado. El eje trasero direccional por ejemplo, queda reservado para el GT C y GT R. Otro aporte de deportividad es el sistema de escape Performance con control de sonido variable, o las ruedas, con medidas de 265/35 R19 y en las traseras 295/30 R20. El equipo de frenos será el de discos compuestos de 390 y 360 mm delante y detrás, y lleva los cinco modos de conducción: Comfort, Sport, Sport+, Individual y Race. Estos ajustan la respuesta del motor, de la transmisión, del acelerador, la suspensión, dirección, el ESP y el sistema de escape. También hay un modo manual para la caja de cambios.

Mercedes AMG GT S Roadster

El Mercedes AMG GT S Roadster lleva un sistema de capota retráctil fabricado en acero, aluminio y magnesio, reduciendo el peso y el centro de gravedad. El plegado se produce en solo 11 segundos y hasta a 50 km/h.

Su llegada se producirá en julio de este año, aunque ya se puede pedir en concesionario, sin precio oficial por ahora, pero dado que se engloba entre el GT Roadster de 160.800 euros y el GT C Roadster de 192.600 euros, os podéis hacer una idea del precio del AMG GT S Roadster.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 − 14 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.