Escultural, fluido, en movimiento… son los calificativos que vienen a la mente al ver el DS E-Tense. Con su silueta de coupé Gran Turismo, subrayada por un dorsal cromado, su color de carrocería, Verde Amétrine metalizado, el DS E-Tense genera, con sólo mirarlo, el deseo de verlo en movimiento.

16.017.003

El vanguardismo, propio del diseño DS, se aprecia en la parte trasera. Al igual que en el Divine DS, el DS E-Tense no tiene luneta, lo que ha dado una gran libertad a los estilistas para trabajar sobre el modelo y a los equipos de producto para introducir la tecnología del retrovisor digital.

16.017.004

Seña de identidad DS, la firma luminosa –tanto delante como detrás– ha sido objeto de todas las atenciones. Así, los módulos LED delanteros se han tratado en un universo de detalle a detalle, con la idea básica de aportar un “plus” al cliente. Por su parte, las luces diurnas –diseñadas con la forma de perlas- subrayan la mirada del vehículo. En la parte trasera, los intermitentes integrados en el techo son un guiño al DS de 1955. El culmen del trabajo sobre la firma luminosa: las luces traseras, equipadas con la tecnología full LED y diseñadas como láminas, parecen adquirir vida durante la utilización del vehículo, y muestran el tono de los próximos DS.

16.017.011

Más de 800 horas de trabajo han sido necesarias para concebir, probar y realizar la evolución del acabado ‘Bracelet’ de los asientos o también del salpicadero. Destaca también la presencia en el salpicadero de acero frío que le aporta su estructura futurista, así como un volante con una forma acampanada. Una prueba más del cuidado por el detalle propio de DS, es el tramado con su motivo ‘Clous de Paris’, que rodea los elementos de la consola central.

Con 516 Nm de par y silencio, 402 CV y ningún gas de efecto invernadero emitido, 4,72 m de largo y 1,29 m de alto… Solo estos datos ya dan una idea: la última creación de DS, presentada en primicia mundial en el Salón Internacional de Ginebra 2016, va a atraer todas las miradas. Para su segundo año de vida, la joven marca premium francesa ha concebido un nuevo vehículo en el que la alta tecnología y el refinamiento son los conceptos clave.