Citroën Ami: probamos al pequeño David que quiere luchar contra Goliath
Citroën AmiCitroën Ami

ACTUALIDAD MOTOR ELÉCTRICOS PRUEBAS

David contra Goliath: incursión en Londres con el Citroën Ami

RevistaCAR 28 de abril, 2021 | Tiempo de lectura 6 min

Justo cuando el mundo del automóvil necesita un pensamiento original, especialmente para las ciudades, Citroën ha anunciado “una nueva solución de movilidad urbana” que es realmente innovadora, el Citroën Ami. El antiguo fabricante de automóviles más audaz del mundo vuelve a ser de lo más valiente. Ese brillo en el viejo ojo parisino está de vuelta.

El nuevo Citroën Ami es un pequeño “vehículo” urbano de dos asientos y propulsión eléctrica que establece nuevos estándares en cuanto a compacidad, maniobrabilidad, bajo costo y facilidad de uso. En Francia, cualquier persona mayor de 15 años puede conducirlo sin licencia de conducir. Se puede alquilar, en un contrato a largo plazo, por 20 euros al mes, o se alquila por minutos como una bicicleta.

Con solo 2,41 metros de largo, mide aproximadamente las tres cuartas partes del viejo Mini de Issigonis, el automóvil pequeño mejor empaquetado del mundo. A pesar de sus dos asientos convencionales, el Ami es solo 150 mm más ancho que el Renault Twizy de asiento tándem y 250 mm más angosto que un Volkswagen Up. Con 471 kg, es más de 600 kg más liviano que el Fiesta básico. El radio de giro, crucial para moverse por ciudad, es de solo 7,2 metros. El de un Fiesta es de más de 10 metros.

¿Quiénes son los rivales del Citroën Ami?

Así que es un vehículo de dos plazas muy pequeño, muy ligero y muy barato que, estrictamente hablando, no es un coche en absoluto. Es oficialmente un cuadriciclo. Esto significa que no necesita pasar las modernas pruebas de accidentes automovilísticos. Por lo tanto, no hay airbags, zonas de deformación ni ayudas de seguridad electrónicas. Puede que no sea tan seguro en un choque como un Up, pero es mucho más seguro que una bicicleta o un scooter. Y estos, más que coches, son sus rivales. También lo es el transporte público.

Citroën Ami

Nos encontramos con nuestro Ami en Westminster, en el corazón de Londres. Encontramos un simple marco espacial de acero soldado, al que se unen paneles de plástico sin pintar. Los paneles delantero y trasero son idénticos, para ahorrar costes de fabricación. Incluso las puertas son idénticas. La puerta izquierda o del conductor tiene bisagras en la parte trasera, como su opuesto automotriz, un Rolls-Royce. La puerta del pasajero tiene bisagras delanteras.

La energía eléctrica proviene de un motor de 8 CV que acciona las ruedas delanteras. Este Citroën Ami usa una pequeña batería de iones de litio de 5.5 kWh en el suelo. Una batería pequeña significa una menor huella de carbono de fabricación, otra estrella para las credenciales ecológicas del Ami. Sin embargo, es lo suficientemente potente como para ofrecer aquí un alcance de 75 km perfectamente adecuado.

Un coche de dos caras

Es una cosita distintiva y de aspecto alegre, idéntica de adelante hacia atrás. Es solo por la forma del techo y el cristal, y el color de las luces –blanco para el frente, rojo para la trasera– por lo que puedes saber en qué dirección va. Es un coche de dos caras pero de gran honestidad: lo que ves es lo que obtienes.

Citroën Ami

También es más alto que la media. Esto le da una posición de conducción elevada, perfecta para uso en la ciudad. Esto también significa que otros coches o furgonetas no lo intimidan.

La visibilidad es sobresaliente, ayudada por un generoso acristalamiento, ese asiento alto y una línea de cintura baja. Esta es otra cualidad crucial, negada a la mayoría de los compradores de automóviles modernos. También es fácil ver las cuatro esquinas. El estacionamiento es un juego de niños. Es espacioso por dentro, lo suficientemente grande para dos personas altas.

La cabina es minimalista y eso está bien. Hay un ventilador simple de una sola velocidad, que suena como un secador de pelo, y un calentador para evitar el empañamiento y mantener la cabina tolerablemente cómoda en nuestro día de prueba invernal. No hay espejo retrovisor. En su lugar, utilice los espejos retrovisores. Funcionan bien. Los asientos son simples carcasas de plástico con cojines para el trasero y la espalda.

Una base en el tablero le permite acoplar su teléfono inteligente y hay un puerto para cargar y una llave para conectar datos en vivo a su aplicación de teléfono inteligente Ami. Tu teléfono hace de sistema de información y entretenimiento. El salpicadero profundo, con bandejas, sería perfecto para pequeños altavoces portátiles, convirtiendo tu Ami en una sala de conciertos a precio reducido.

Las ventanas se abren mediante trampillas, estilo 2CV. Esto libera espacio en la cabina, ya que no hay necesidad de puertas voluminosas para alojar las ventanas. Hay más de un toque de 2CV en el Ami: su minimalismo, su ligereza, su diversión, su contrariedad. Eso sí, el 2CV nunca fue pequeño, ni tampoco fue realmente un automóvil urbano.

Una llave antigua abre las grandes puertas revestidas de plástico, que se abren presionando un botón. Otra llave gira el encendido. El selector de marchas es un panel simple de botones (D, N o R) al lado del asiento del conductor.

Simpático donde los haya

La aceleración es lo suficientemente vivaz y ningún automóvil acelera más rápido a su velocidad máxima, de solo 45 km/h. Dondequiera que vayamos, la gente saluda, anima y sonríe. Es ese tipo de coche. Te sientes bien conduciendo el Citroën Ami.

Como precaución, cargamos el Ami usando el enchufe normal, la única forma. En este EV no hay complicación de carga rápida o lenta, con sus diferentes enchufes y diferentes redes. Una carga completa tarda tres horas.
El Ami no tiene problemas para seguir el ritmo del tráfico. Solo en una zona de 60 km/h se siente lento. Pero eso está bien. Durante el 90% del tiempo en la ciudad, 45 km/h es suficiente.

Citroën Ami

Lo que pierde en velocidad máxima lo gana en maniobrabilidad, cortando la congestión. Puede pasar a través de los huecos y otros conductores alegremente le permiten filtrarse en el tráfico.

Se siente como un kart grande, aireado y vidrioso, cómodo y cálido con su techo y puertas. La conducción es firme, la dirección es lenta pero precisa. Su estrechez, ligereza y posición de las ruedas en cada esquina lo convierten en un automóvil muy preciso para conducir, lo que aumenta la diversión.

Quizás volvamos a los simples placeres de la bicicleta y nos pasemos a nuevos vehículos eléctricos como las bicis o los patinetes. Todos tendrán su lugar en las megaciudades del mañana. Pero aquellos que quieran comodidad o pisar un pedal del acelerador en lugar de pedalear seguirán queriendo un automóvil, o algo similar. Ahí es donde entran el Citroën Ami. No es la solución urbana pero sí es parte de ella.

¡Valora este artículo!
[Votos: 1 Media: 5]

Recibe más artículos sobre la actualidad del motor

Déjanos tu correo y recibe las noticias con la última actualidad

Te recomendamos

  • Mercedes EQV prueba en ciudad
  • Prueba Mercedes EQV 300, un gran espacio electrificado más útil en ciudad

    Este no es el primer modelo eléctrico de Mercedes, ni siquiera lo fue el EQC, ni tampoco es su primera «Van»...

  • Citroën Ami prueba morro dinámica
  • Prueba Citroën Ami, movilidad en ciudad a bajo coste

    Bienvenidos a la aventura de probar un cuadriciclo ligero en las calles de Madrid, lo más parecido a entrar en una...

  • Mercedes EQB
  • Mercedes EQB: el nuevo eléctrico de Mercedes tiene 7 plazas y mucha tecnología

    Mercedes continúa con su estrategia de lanzamiento de nuevos modelos totalmente eléctircios. Primero vino el SUV...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
AVISO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas (elaborar estadísticas a partir de sus hábitos de navegación) y publicitarias (elaborar perfiles para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias de navegación). Aceptando ahora consiente el uso de esta tecnología en nuestra web. En cualquier momento puede configurar su instalación o retirar su consentimiento clicando en Configuración de Cookies.

COOKIES PROPIAS

Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

Revistacar.es + info

Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

COOKIES DE TERCEROS

Las utilizamos para medir datos estadísticos de la publicidad mostrada en la revista y el comportamiento que tienen nuestros lectores.

Analíticas

Google.com + info

A través de Google analytics se obtiene información que nos permite medir cómo interactúan los Usuarios con el contenido del portal.

Publicitarias/Publicidad programática

AdServer + info

Sirve para almacenar sus preferencia publicitarias y mostrar anuncios propios de su interés

Webads.es + info

La publicidad en revista CAR es proporcionada por WebAds que hace uso de las ubicaciones de cookies. Los datos recopilados de las cookies son anónimos y no se realiza un seguimiento de los datos personales. Las cookies no pueden causar daños ni propagar virus a ninguna computadora o archivo. Cookies utilizadas: uuid2, sess, icu, anj, token

Guardar Configuración