- Publicidad -

A todos nos gusta el Nissan GT-R, ya sea por su descomunal aceleración de 0-100 km/h (por debajo de 3 segundos) o por ser un superdeportivo “asequible” que humilla a otros coches de altas prestaciones de gran nombre. Sin embargo, a pesar de que es uno de los superdeportivos más baratos del mercado, sigue estando fuera del alcance para muchos (108.500 euros). Afortunadamente, Liberty Walk llega al rescate.

La afamada compañía de tunning ha forjado su nombre en los últimos años al implementar en distintos Lamborghini Aventador kits aerodinámicos extremos, con grandes alerones coronando el portón trasero. Sin embargo, los últimos proyectos están focalizados en coches más asequibles, como el Daihatsu Copen.

daihatsu-copen-gt-r

De serie, el Copen es un pequeño utilitario descapotable con techo rígido. Mientras que para algunos su diseño es “mono”, para muchos de nosotros es bastante soso. La nueva creación de Liberty Walk llega para arreglar estéticamente al utilitario, transformándolo en el Mini-yo del Nissan GT-R.

El frontal tiene una inspiración clara en el modelo de Nissan e incluye una parrilla muy similar, tomas de aire y luces diurnas LED -aunque todo de menor tamaño debido a los dimensiones de Copen. A partir de aquí, el preparador ha implementado nuevos pasos de rueda ensanchados junto con unas nuevas llantas de aleación.

 

En la trasera, la estética GT-R continúa con un gran alerón trasero, junto con un agresivo difusor trasero con una salida de escape cuádruple para completar el diseño deportivo.

A pesar de que este proyecto pueda sorprender, aplaudimos la pasión del preparador por transformar un modelo al uso en una pieza única.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.