En CUPRA lo tienen claro y nos lo quieren aclarar a nosotros de paso: su futuro es eléctrico. Primero fue el CUPRA e-Racer, luego el híbrido enchufable Formentor, y ahora llega el Tavascan, el primer prototipo 100% eléctrico de la joven firma española y que conoceremos en vivo en el Salón de Frankfurt 2019. Demos la bienvenida al CUPRA Tavascan, el futuro más inmediato de la marca deportiva.

Es SUV, es coupé, es eléctrico, y su nombre está tomado de un pueblo de los Pirineos de gran paisaje y naturaleza de alta montaña, curioso para un eléctrico. Pero es que este no es un coche normal, es la hoja de ruta de CUPRA, aunando deportividad, diseño, calidad y movilidad eléctrica.

El diseño, guiado por Alejandro Mesonero-Romanos, desprende el nuevo ADN de la firma. Con un estilo muy vanguardista, con el logo CUPRA iluminado y entradas de aire para refrigerar las baterías y mejorar su eficacia aerodinámica. Este detalle es clave en su diseño según la marca. Las llantas, de 22″, también son de diseño aerodinámico, y el CUPRA Tavascan en su zaga presenta un gran difusor y un techo con una ligera caída.

CUPRA Tavascan

Por dentro ese diseño de vanguardia y sofisticación se replica en el CUPRA Tavascan. Combina cierto protagonismo para el conductor y confort para todos los ocupantes. Se ha buscado ofrecer una gran sensación de amplitud, cuidando la calidad y el diseño, con la siempre presencia de la tecnología.

CUPRA Tavascan interior

Hay luz de ambiente LED, y materiales como el carbono, el cuero y el Alcantara. El cuero recubre los asientos tipo baquet, de diseño 3D y con altavoces integrados., y el salpicadero ofrece un efecto flotante. La tecnología aparece con las pantallas de 12,3″ de la instrumentación digital y la del sistema de infoentretenimiento de 13″. Esta además es móvil, pudiendo desplazarse hacia el copiloto.

A nivel mecánico, el CUPRA Tavascan lleva dos motores eléctricos, uno en cada eje, sumando en total 306 CV y tracción a sus cuatro ruedas. La firma asegura que es capaz de hacer el 0 a 100 km/h en menos de 6,5 segundos. Lleva asociada una batería de iones de litio con 77 kWh de capacidad, otorgando una autonomía eléctrica de 450 km en ciclo WLTP. Está asentado sobre la plataforma MEB del Grupo Volkswagen, lo que nos indica que está totalmente listo para llevarse a producción llegado el momento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ocho + 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.