Ha llegado el lunes, el ansiado momento de descargar del ferry los coches después de los dos primeros días de Europe Tour, nuestro Nissan GT-R nos aguarda enjaulado. El puerto es pura potencia, pues del barco salen coches de la talla de Ferrari 488 Spider, Porsche 911 GT3 RS, McLaren 675LT y 650S, Lamborghini Huracán Spyder, Ferrari 458, Porsche 911 Turbo, Mercedes AMG C 63 S… Sin embargo toca buscar la gasolinera más cercana, algo que se repetirá en más de una ocasión, pues se nos olvidó echar combustible antes de dejar el coche en el puerto de Barcelona. Los sixters salen sin esperar rumbo al punto de reagrupamiento y almuerzo. Metemos la directa y adelantamos a dos coches, un Huracán había pinchado y estaban esperando asistencia. Primer contratiempo del día…

La autopista deja paso a carreteras secundarias muy especiales, rutas de la mítica Mille Miglia nos aguardan. Con un lago de fondo y todos los coches colocados junto al hotel de parada toca reponer algo de fuerzas. Pero no estaban todos, llegaba tarde un coche muy especial. Un valiente sixter había decidido hacer el 6to6 Europe Tour en un Morgan Threewheeler y claro, la cosa empezaba seria. En el primer pueblo tuvo que parar a encontrar un mecánico que le soldara el tubo de escape. Después el Morgan decidió pararse para poco después no volver a arrancar. En ese momento acabó la aventura del Morgan, pero no de su siempre sonriente dueño.

El GT-R debe enfrentarse ahora a carreteras muy sinuosas y de muchas curvas. Es hora de poner el sistema de tracción total y la suspensión en modo R, el de control de tracción por ahora no. El asfalto italiano va recibiendo a los coches uno tras otro pero no todos se sienten cómodos. Los bajos Lamborghini y Ferrari casi rozan en algunas zonas peraltadas  pero con el GT-R no hay problema. Eso sí, aunque Godzilla ha mejorado mucho su nivel de confort y otros aspectos decidimos poner la suspensión de nuevo en modo normal para evitar muchos rebotes.

En mitad del día paramos a comer en Assisi, un pequeño pueblo amurallado donde nos esperaba el público italiano. Si en algún lugar del mundo les gustan los coches es en Italia, sea del tipo que sean. Entre calles con historia decenas de niños se agolpaban para ver pasar los Ferrari, nuestro GT-R o el ruidoso Lamborghini Diablo de Josef Ajram. Entre los muros su V12 con escape artesanal retumbaba como si aquella ciudad se fuera a derribar del estruendo que emitían.

Todo transcurre de maravilla, el Nissan GT-R de la organización va abriendo camino y detrás una imponente caravana de bólidos italianos y alemanes le van siguiendo el ritmo. Solo un McLaren 675 LT se atreve a adelantarle pero en la siguiente rotonda se pierde y Godzilla vuelve a abrir camino. La Toscana ha servido de primera toma de contacto con el nuevo Nissan GT-R 2017 y las primeras sensaciones son que va a estar sin ningún problema a la altura de los demás deportivos. Última etapa de la Mille Miglia rumbo al hotel, un viñedo recibe a los sixters y cuando llego alguno ya está en la piscina. Aparco al GT-R junto a la casita que me sirve de habitación y con la imagen de sus cuatro faros redondos traseros me voy a dormir, mañana será un día muy intenso y largo, más aún que el de hoy.

Crónica 6to6 Europe Tour 2017 Día 4: podio para Godzilla en Imola

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 5 =