70 AÑOS DE PORSCHE CLÁSICOS

Cotización: ¿Cuánto pagar por un 911 Turbo aircooled?

RevistaCAR 6 de junio, 2020 | Tiempo de lectura 9-10 min

Los Porsche que ostentan el apellido Turbo han sido siempre modelos que, al cabo de los años, han ido manteniendo y superando con creces el valor inicial que tuvieron después de salir al mercado. Algunos de ellos ni siquiera sufrieron la bajada inicial que acostumbran a tener los coches el día después de salir del concesionario. Muchos de ellos, los más especiales, han alcanzado valores estratosféricos, lo cual, aunque tratándose de Porsche no es novedad, jamás deja de sorprender a propios y extraños.

turbo

A mi entender, el motivo no es otro que “Turbo” siempre ha estado asociado a Porsche de una forma muy especial. Solo había que ver el póster oficial en los concesionarios donde se podía ver una foto del primer 930 Turbo 3.0; la foto estaba acompañada solo de tres únicas palabras que lo definían a la perfección: “Exclusive, Explosive, Expensive (Exclusivo, Explosivo, Caro)”. Esta definición sería aplicable a todas las series de Turbo hasta la actualidad, en el 991 GT2 Rs de 700 CV. Para Porsche, un modelo turbo no es un coche al que se le ha añadido un turbocompresor al motor para tener más potencia, para Porsche un Turbo es un modelo totalmente distinto. La estructura y todos los componentes del modelo están calculados para que el rendimiento que da el turbo al motor pueda ser aprovechado en cualquier tipo de conducción, consiguiendo una coordinación total entre potencia y seguridad. De hecho, esto queda probado cuando en 1975 se fabrica el primer 911 Turbo de serie, los primeros números del chasis que dan nombre al modelo ya no empiezan por 911 sino por 930, queriendo dejar claro que no es un 911 sin más, sino que es algo más, un 930, un Turbo. Hacer un análisis de cómo han evolucionado los precios de los Porche Turbo a lo largo de la historia nos llevaría tanto tiempo que no sé si seria agradable de leer, por lo que me he ceñido en algunos modelos clásicos, todos “air cooled”, los más significativos a mi entender.

Criterios de valoración

Para poder interpretar correctamente el valor de un determinado modelo, es importante saber que la cotización un coche clásico o de colección no es algo arbitrario y radica, entre otras variables, en su originalidad, unidades de producción, historia particular, número de propietarios, estado de conservación, historial de mantenimiento o restauración, kilometraje demostrable –especialmente en los youngtimers– y lo que el modelo en cuestión ha significado en la historia de la marca o del mundo del automóvil en general… Todas estas variables y algunas otras hacen que las valoraciones se agrupen en distintos estados de calificación para su valoración:

turbo

Concurso-Excelente-Fuera de serie: Sería un estado absolutamente excepcional, fuera de serie, por la combinación o suma las variables anteriormente citadas. El buen uso que ha tenido a lo largo de su vida, por tener poco kilometraje, por ser totalmente original, por haber sido restaurado totalmente y con una calidad extrema, por tener un solo propietario, por haber sido propiedad de alguien relevante, tener alguna característica especial que haga que la unidad en cuestión se diferencie del resto, como puede ser un color especial, un número de chasis en concreto, etcétera. A más suma de variables más valoración final.

Perfecto estado: Sería el nivel inmediatamente inferior al anterior. Es parecido pero sin alguna de las características que darían el valor añadido para calificarlo como de concurso. Seguiría siendo una unidad digna de admirar y poseer, con un kilometraje no muy alto, una restauración o mantenimiento muy buenos y que permita una conducción sin límites, una unidad perfecta.

Buen estado: Son unidades en estado de uso, pueden estar restauradas o no, los kilómetros son generalmente elevados por el paso de los años, su mantenimiento ha sido bueno, su funcionamiento es correcto pero admite mejoras. Son unidades excelentes para utilizar.

Mal estado: Requieren reparaciones para su normal funcionamiento, coches que no han mantenido la originalidad o que su mantenimiento no ha sido el correcto. Unidades a las que hay que invertir mucho dinero para que funcionen correctamente.

Las valoraciones que siguen a continuación, son unidades en los dos estados superiores: Concurso y Perfecto estado.

911-930 3.0

Es el primer Turbo de serie y como tal ya tiene una valoración extra solo por ello. Remontándonos al 2002, en ese año se podían entrar unidades en perfectísimo estado entre 20.000 y 30.000 €. En 2006 el valor había aumentado, pero nada destacable estando entre 25.000 y 35.000 €. Fue aumentando aproximadamente en la misma proporción hasta, en 2010, llegar a 47.000-59.000 €. A partir de 2011 el mercado de los clásicos empieza a tener un auge importante con alzas tales que hacen que en 2014 ya sea difícil de encontrar una unidad 930 3.0 de concurso o en perfectísimo estado por menos de 80.000-120.000 €, llegando a su máxima explosión en 2015, cuando cotizaba entre 180.000-250.000 € o más, según la unidad. A partir de este año la cotización se mantuvo o subió muy poco más. En 2019, solo para unidades extremadamente especiales, su cotización llegó a estar entre 160.000 y 270.000 € aunque sin la facilidad de venta que había en 2014 o 2015.

turbo

Desde 2018, y especialmente en 2019, en el mercado vuelven a intervenir de una forma dominante los coleccionistas, por lo que los precios están marcados por auténticos amantes de modelo, no por los especuladores. Al estancarse los precios de los modelos más exclusivos, las unidades de valoración inferiores caen a la baja a partir de 2015 por el alto coste que supone una restauración para intentar llegar a un perfecto estado o estado de concurso, sin tener la certeza que lo invertido será recuperable en una posible venta posterior.

911-930 3.3

Este modelo fue el que relevó al 930 3.0 de 1975 , con 300 CV no solo incorporaba más potencia sino que era menos salvaje que el 3.0. Podríamos decir que estaba un poco más “domesticado” a la hora de conducirlo. Aun siendo un modelo que mejoró el primero, sus valoraciones siguen los mismos niveles porcentuales que el 930 de 1975 pero con valores menos altos conforme va pasando el tiempo. En 2002 las unidades de concurso o en perfecto estado se valoraban entre 25.000-31.000 €, muy poco por encima del 930 3.0. En 2006 su cotización estaría en 26.000-32.000 €, siendo ya sobrepasado levemente por el 930.3.0. Una tendencia que ya se instauraría con el paso de los años. Las subidas son constantes dentro de la normalidad, cotizándose en 2010 entre 40.000 y 51.000 €, llegando a los 70.000-110.000 € de 2014. Su subida más alta llegó en 2015, cotizándose entre 115.000 y 170.000 €.

turbo

Después de algunas oscilaciones mínimas aún al alza, en 2019 el precio se estabiliza entre los 110.000-170.000 €, lo cual nos dice que su precio se mantiene comparando el del 2015, asumiendo la explosión máxima pero sin recorrido para más. Dentro del modelo Turbo 3.3 hay unidades especiales, entre otras: Turbo S, Flat Nose de 1989, etcétera, las cuales tienen también un valor de mercado pero más variable, ya que su valor real es el que satisfaga al vendedor por desprenderse de algo tan especial y el que comprador esté dispuesto a pagar por disfrutarlo. También es importante reseñar que hay una variante que podríamos considerar de serie de 930 3.3 que es el de final de producción, identificado por su caja de cambios 5 velocidades que está mucho más valorada que el 3.3 normal que empezando en 2002 a 30.000-37.000 €, explosionó en 2015 situándose entre 185.000-230000 € regularizándose hasta llegar al 2019, en el cual su precio de mercado se podría considerar entre 145.000-220.000 €.

964 Turbo

El Turbo 964 3.3 tiene 320 CV de potencia en su versión básica. Con todo y siendo explosivo, es extremadamente más “llevable” que sus antecesores. Es el primer modelo que equipa dirección asistida de serie junto con todas las comodidades y elementos de seguridad necesarios para poder “dominar” estos 320 CV. Sus cotizaciones han seguido porcentajes similares que sus antecesores valorándose en 2002, siempre para unidades en perfectísimo estado o concurso, entre 34.000 y 39.000 €, en 2006 baja a 37.500 € –cosas de la edad, en ese momento es un modelo antiguo superado por los 993 y 996–, recuperándose con creces en 2010, donde ya ha dejado de ser un modelo viejo para ser un clásico, situándose entre 37.000 y 49.000 €. Su línea ascendente sigue hasta 2014, donde dobla su cotización, situándose entre 75.000 y 90.000 €. En 2015 explosiona como todo el mercado, siendo difícil encontrar una muy buena unidad por menos de 120.000 y para unidades de concurso, pocos kilómetros, documentadas, etcétera, por menos de 180.000 euros. Esta última valoración se ha ido manteniendo hasta el 2019, con un ajuste a la baja en su parte inferior, siendo hoy posible encontrar unidades un perfecto estado por 120.000 € y manteniéndose los 180.000 € para unidades excepcionales.

911 GT

En el 964 Turbo también hay variantes especiales con más potencia y producciones cortas y muy cortas, destacando dos de ellas: el 964 Turbo 3.6 de 1993 que, con 1.437 unidades fabricadas, tenía un motor 3.6 de 360 CV. Después de cotizar entre 46.000 y 54.000 euros en 2002, explosionó también en 2015 llegando a valorarse entre 250.000 y 300.000 €. Su precio se ha ido regularizando hasta 2019, situándose este último año entre 150.000 y 250.000€.

La variante más exclusiva del 964 Turbo se podría decir que es el 964 Turbo S Leicthbau, modelo totalmente aligerado con 86 unidades fabricadas, motor 3.3 y 381 CV. Este modelo ha protagonizado una de las subidas más importantes en cuanto a valoración se refiere. En 2012 una unidad se valoraba alrededor de los 200.000 euros, llegando en tres años a doblar su precio y en un poco más de tiempo a cotizarse por encima del millón, tanto en subastas como en ventas privadas. Estos valores se han mantenido hasta 2019, siempre que sea una unidad con poco kilometraje y en un estado excepcional. Es un modelo realmente espectacular para conducir y su corta producción hace que sea muy difícil de encontrar.

993 Turbo

El 993 Turbo (biturbo) fue durante mucho tiempo uno de los turbos más deseados. Sus 408 CV, ser también el último modelo refrigerado por aire o porque que el diseño de sus formas era distinto a todos los 911 fabricados hasta ese momento, fueron algunas de las principales razones de su éxito. Pero también porque cumplía esa característica tan “Porsche” de ser un modelo para conducción diaria perfecta y para disfrutarlo en todo tipo de situaciones, tales como una salida en carretera de montaña, conducción en una autopista donde no haya límite de velocidad o un paso esporádico por un circuito. El 993 Turbo tiene variantes realmente espectaculares como los GT2 de 430 y 450 CV, o el 993 Turbo Cabrio de 14 unidades fabricadas. El 993 Turbo tuvo distintos aumentos de potencia original como son los WLSI y WLSII de 430 y 450 CV, respectivamente. Nos centraremos en dos variantes, la básica de 408 CV y el Turbo S de 450 CV, que son realmente las más representativas. La primera por su “normalidad” –si a 408 CV se le puede dar un calificativo de este tipo– y la variante Turbo S con 450 CV y sus 345 unidades fabricadas hacen de ella una versión realmente exclusiva.


Hans Freixas e Isidre March junto a un 930 Turbo 3.3 de 1981 –“Turbinas” para su familia

El 993 Turbo de 408 CV cotizaba entre 60.000 y 73.000 € en 2002 y, por efectos también de la edad, su cotización bajó un poco en los años siguientes hasta recuperarse en el 2010, alcanzando aproximadamente el mismo valor que en 2002. De 2012 hasta 2014 su subida ya es constante, llegando en 2014 a estar entre 90.000 y 110.000 €, siempre para unidades perfectas o excepcionales. En 2015 sigue la tónica del mercado y se dispara entre 160.000 y 230.000 €. Esta cotización va regularizándose a la baja hasta el 2019, donde se pueden encontrar fácilmente unidades de concurso por debajo de los 200.000 € y en perfecto estado cerca de los 120.000 €, pudiendo encontrar entre estas dos cifras multitud de unidades para satisfacer todos los gustos.

En cuanto al 993 Turbo S de 1998, cotizaba entre 115.000 y 145.000 € en 2010, siguiendo una tónica alcista hasta 2014, donde su cotización está entre 170.000 y 200.000 €. En 2015 llega a su tope máximo, siendo su valoración para unidades excepcionales de concurso de 500.000 y de 350.000 euros para unidades en perfectísimo estado. Estas cotizaciones se mantienen con algún ajuste a la baja en los años siguientes, llegando a estar su valor en 2019 entre 320.000 y 450.000 euros. 

Por: Isidre March

¡Valora este artículo!
[Votos: 1 Media: 1]

Recibe más artículos sobre la actualidad del motor

Déjanos tu correo y recibe las noticias con la última actualidad

Te recomendamos

  • Porsche 911 Targa Singer: superando la belleza

    Nuestros lectores más fieles saben que en CAR somos porchistas pero eso es normal, porque a todo el mundo le gusta lo...

  • Porsche 911 Targa S, la mágica diadema

    Antes de hablar del Targa S, tenemos que remontarnos a sus orígenes. El primer Targa, cuyo nombre constituye un homenaje...

  • Porsche 911
  • Retrocedemos a los orígenes del mítico Porsche 911

    En línea con su tradición, el Porsche 911 fue inscrito en numerosas carreras y pronto comenzó a destacar, ganando el...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
AVISO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas (elaborar estadísticas a partir de sus hábitos de navegación) y publicitarias (elaborar perfiles para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias de navegación). Aceptando ahora consiente el uso de esta tecnología en nuestra web. En cualquier momento puede configurar su instalación o retirar su consentimiento clicando en Configuración de Cookies.

COOKIES PROPIAS

Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

Revistacar.es + info

Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

COOKIES DE TERCEROS

Las utilizamos para medir datos estadísticos de la publicidad mostrada en la revista y el comportamiento que tienen nuestros lectores.

Analíticas

Google.com + info

A través de Google analytics se obtiene información que nos permite medir cómo interactúan los Usuarios con el contenido del portal.

Publicitarias/Publicidad programática

AdServer + info

Sirve para almacenar sus preferencia publicitarias y mostrar anuncios propios de su interés

Webads.es + info

La publicidad en revista CAR es proporcionada por WebAds que hace uso de las ubicaciones de cookies. Los datos recopilados de las cookies son anónimos y no se realiza un seguimiento de los datos personales. Las cookies no pueden causar daños ni propagar virus a ninguna computadora o archivo. Cookies utilizadas: uuid2, sess, icu, anj, token

Guardar Configuración