- Publicidad -

Mercedes Benz  GLE 250d

Érase una vez… Antes de 2015 este modelo era un clase M; se asienta justo por encima del GLC y debajo del GLS. Tiene cinco asientos y un generoso maletero. El GLE está disponible con el bloque V6 y con el V8, aunque el que hoy te traemos es el motor diésel inicio de gama.

¿Espíritu aventurero o alma urbanita? Su cuerpo nos recuerda más a un clase M junto con un morro del Clase C, y es el que tiene la estética más enfocada al asfalto de la comparativa, lo verás más cerca de un colegio que en plena montaña. Como opción puedes montar un paquete offroad con diferencial autoblocante y defensas para los paragolpes.

Una vez que abandonamos el asfalto… Tiene su propio modo de conducción offroad, junto con una suspensión neumática que, si bien es cierto, está más enfocada a sortear terrenos menos comprometidos que a pasar por grandes baches. El motor diésel es bastante vivo.

Las calidades interiores no me asustarán, ¿verdad? Para nada, dentro encontrarás uno de los mejores acabados de estos cuatro contendientes, con inserciones en aluminio pulido junto con asientos de cuero con pespuntes. Un poco desactualizado si tenemos en cuenta los acabados actuales…

Seré la envidia de mis amigos gracias a… La tecnología Led que proyectan tres halos de luces con una gran capacidad para iluminar la carretera; también tenemos una bola de remolque opcional junto con un sistema ESP con estabilización para el trailer de hasta 3,5 toneladas…

¿Puedo llevar de todo y a todos? Este solamente trae cinco asientos integrados –si quieres más tienes que adquirir un GLS–, pero tienes espacio para las piernas al más puro estilo business class, junto con la misma capacidad de remolque que el Discovery o el Montero, y más que el Toyota.

Veredicto

Brillante. Irás con más glamour que un pavo real por la puerta del colegio de tu hijo, aunque quizá fuera del asfalto le falte un poco para llegar a sus competidores.

Toyota Land Cruiser

Érase una vez… Un coche japonés 4×4 con casi 70 años. El Land Cruiser ahora se renueva con este facelift, pero el recipiente sigue siendo el mismo, simplemente excelente. Cinco o siete asientos a elegir y con la capacidad de atravesar todo terreno existente. Se sirve de un motor diésel de 2.4 litros.

¿Espíritu aventurero o alma urbanita? El primero, ofreciendo un aspecto muy campero y personalidad ruda dentro y fuera de carretera. Dentro tenemos un salpicadero donde encontramos un selector para ajustar la altura de la suspensión, así como la configuración de la transmisión, unido a otros sistemas offroad como el control de descenso.

Una vez que abandonamos el asfalto… Es igual de grande de lo que parece a la hora de conducirlo. Calzado con neumáticos de gran altura y una suspensión elevada, la carrocería se bambolea de aquí para allá después de un resalto o un desnivel, aunque ofrece un gran confort en terreno offroad.

Las calidades interiores no me asustarán, ¿verdad? Equipa una nueva pantalla táctil de mayores dimensiones, junto con una consola central rediseñada, y numerosas insercciones cromadas. Un acabado que ha ido evolucionando de forma correcta a lo largo de los años.

Seré la envidia de mis amigos gracias a… Los “ojos” adicionales que tiene el facelift que posibilitan tener una visión 360º del coche, junto a asientos ventilados en la fila delantera. No será el más “guapo” de la comparativa, pero sí es el que más veces se ha embarrado los pies.

Seré la envidia de mis amigos gracias a… Los “ojos” adicionales que tiene el facelift que posibilitan tener una visión 360º del coche, junto a asientos ventilados en la fila delantera. No será el más “guapo” de la comparativa, pero sí es el que más veces se ha embarrado los pies.

¿Puedo llevar de todo y a todos? Totalmente. Es un modelo bastante versátil a la hora de aprovechar espacio. Dos asientos eléctricos emergen del suelo del maletero para llevar a dos niños pequeños o dos adultos adictos al yoga, junto con una segunda fila de asientos que puede abatirse de mil formas.

Veredicto

Si hay una devastación atómica, sobrevivirán tres cosas: las cucarachas, Jordi Hurtado y los Land Cruiser. Indestructibles.

Land Rover Discovery

Érase una vez… Un superventas que llega ya a su quinta generación en plena forma. Su diseño se ha remodelado por completo y, como opción puede montar V6 de gasolina o diésel, pero en este caso nuestra unidad montaba el diésel de cuatro cilindros, el de acceso a la gama.

¿Espíritu aventurero o alma urbanita? Con la elegancia brotando por cada uno de sus poros, el Discovery eleva un peldaño más la exclusividad de la marca. Sigue siendo igual de grande que sus predecesores pero algo más afilado y estrecho que antes, con una trasera redefinida por completo. Aun así, es el mejor diseñado de la comparativa..

Una vez que abandonamos el asfalto… Ya sea adentrarte en una duna del desierto o por caminos embarrados en el monte, puede escalar mayores obstáculos que el Land Cruiser, sin dejar de ser lo suficientemente glamuroso para ir a recoger a un VIP en la discoteca.

Las calidades interiores no me asustarán, ¿verdad? Lo opuesto en realidad. Muy bien rematado con acabados suaves en las puertas y en el salpicadero, junto con un gran espacio para almacenar objetos. Tan delicado y bonito que te dará pudor ensuciarlo al montarte de nuevo tras caminar por la tierra.

Seré la envidia de mis amigos gracias a… La posibilidad de rebajar la altura del coche a distancia para facilitar la carga de equipaje en el maletero; un equipo de sonido firmado por Meridian de 380 W; el sistema de infoentretenimiento, junto con una pantalla táctil de 10”; y el eficaz All Terrain Response.

¿Puedo llevar de todo y a todos? La segunda fila de asientos puede abatirse en dos secciones, junto con la posibilidad de plegar los asientos de la tercera fila de forma individual, un enorme espacio en el maletero que puede servir a las mil maravillas como tu propio pícnic portátil.

Veredicto

Haz lo que quieras, ve donde quieras. Siente el poder todoterreno en todo su esplendor. Vale cada euro invertido en él.

Mitsubishi Montero LWB

Érase una vez… Un SUV que por su estética no era muy anhelado, pero que sus capacidades offroad han cerrado muchas bocas. Te lo creas o no, el Montero ya está en su cuarta generación desde 2006 y su carácter sigue como el primer día.

¿Espíritu aventurero o alma urbanita? No lo verás demasiado por ciudad, ya que si en algún lugar destaca es fuera del asfalto. El Montero vivió mejores días –incluso llegó a ganar el Dakar en varias ocasiones–, está claro, pero es un modelo que tiene su afición. O lo odias o lo amas, no hay término medio.

Una vez que abandonamos el asfalto… Es único, sobre sale en offroad. Su chasis sufre ciertos crujidos y de balanceo de carrocería; a bordo de él te sientes como en un safari. Es bastante rápido en línea recta, pero hay que frenar con unos cuantos metros extra de cortesía…

Las calidades interiores no me asustarán, ¿verdad? Pues puede que un poco; el plástico duro campa por doquier en el salpicadero, con pocas inserciones de cuero en el habitáculo y una pantalla táctil para la navegación con margen de mejora. Eso sí, los acabados y remates son de primera.

Seré la envidia de mis amigos gracias a… Una útil cámara trasera a la hora de estacionar; Bluetooth, asientos de cuero calefactables y sistema de ventilación para las tres filas de asientos. No hay mucho más que ofrecer, en una era en la que los puertos USB son un must have.

¿Puedo llevar de todo y a todos? La segunda fila de asientos puede abatirse de forma manual y adelantar esta hacia delante de forma cómoda y sencilla, con el fin de mejorar el acceso a las dos plazas traseras del maletero. Además puede remolcar hasta 3.500 kilos.

Veredicto

Ofrece bastante para el precio que tiene,  pero se siente algo desactualizado. Una  nueva generación no estaría mal.

Comparativa 4x4

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 + 11 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.