Dos empresas francesas -Peugeot y Philippe Starck-, una dedicada al mundo del automóvil y la otra perteneciente a un afamado diseñador francés. El resultado de juntar a estos dos gigantes es la creación de un modelo único, un cruce entre bicicleta, patinete y scooter con una estética rompedora. En un principio, la bicicleta City Pibal estará disponible para servicios públicos de alquiler de bicicletas. Más de 300 ya recorren las calles de Burdeos (Francia).

La firma francesa siempre está a la vanguardia en la innovación -sino echa un vistazo al nuevo 508-, gracias en parte al trabajo que se realiza en el prestigioso Peugeot Design Lab. Las bicicletas siempre han sido un tema muy cercano a la marca, ya que la marca lleva casi dos siglos fabricándolas con un gran éxito.

Uno de los modelos más sorprendentes es el City Pibal, un híbrido a medio camino entre bicicleta, patinete, scooter diseñado por el siempre sorprendente Philippe Starck. Esta fabricada en aluminio ligero, y posee un sistema de luces LED y una parrilla delantera que permite transportar objetos de gran volumen dada su anchura, sensiblemente mayor que la de una bicicleta convencional.

La City Pibal, manteniéndose fiel al modelo original,  la City Pibal está concebida para ayudar a la pedalada mediante un motor eléctrico, pero lo curioso es que la plataforma inferior está diseñada para usarse como si de un patinete se tratara, impulsándose con un solo pie posibilita alcanzar velocidades moderadas con apenas esfuerzo.

En un principio, solamente estará disponible para el servicio público de alquiler de bicicletas en grandes ciudades. Como ocurre en Burdeos, que ya cuenta con hasta 300 de ellas circulando por las zonas urbanas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.