- Publicidad -

Escoger un practico familiar no significa renunciar a viajar en un coche con estilo. Al fin y al cabo lo único que necesitas son cinco asientos decentes, un buen maletero para el equipaje y un coste de uso relativamente ajustado. Con esta amplia descripción hemos elegido tres coches usados que no pueden ser más diferentes entre sí, pero que rellenan este amplio espectro, y lo hacen con un diseño que no deja a nadie indiferente. Durante las próximas páginas diseccionaremos las virtudes del enormemente amplio Citroën C6, del práctico Skoda Yeti y del ingenioso utilitario que lanzó Audi a principios de siglo, el Audi A2.

Dependiendo del año y del kilometraje de cada unidad encontrarás ofertas de lo más variopintas, de los menos de 2.000 euros que piden por algunos Audi A2 a los más de 15.000 que solicitan por algunos Skoda Yeti. Si nos decidimos, hay que buscar coches con bajos kilometrajes en el caso del Audi, con un trato exquisito y buen equipamiento en el Citroën y con un buen libro de revisiones en el caso del Yeti, el coche del trío de mantenimiento más sencillo y similar a un coche “normal”.

Si nos decidimos entre gasolina y diésel las opciones parecen claras: el A2 se vendió con dos TDI, y habría que elegir el más potente, aunque preferimos los motores de gasolina. En el caso del Yeti, casi todos son diésel, también los más caros a la venta, y si nos decantamos por el C6, la experiencia completa se consigue con los motores V6, la mayoría de ellos diésel, ya que en gasolina se vendieron cuatro contados. Si encontramos uno de estos con pocos kilómetros vale la pena comprarlo, algún día puede ser un “mirlo blanco” que cuadriplique su precio…, algún día. Un detalle importante: no hace falta que tengas familia para empezar a disfrutarlos, pero te deleitarás aun más cuando la familia te felicite por su compra.

SKODA YETI 2009-2017

Dile a un amigo que te has comprado un Nissan Qashqai y se le iluminará la cara. Cuéntale que te has comprado un Skoda Yeti y torcerá el gesto: “¿Un Skoda?, ¿un Yeti?”. No sabemos si será la marca, que todavía no es tan apreciada como su competencia, o el “salvaje” nombre que le pusieron, pero está claro que, cada vez más, es un coche para entendidos.

Lo malo es que cuando piensas que es solo para los que sabemos apreciar lo bueno te encuentras con un coche demasiado normal, sobre todo en el interior, que podría es un mix entre una Volkswagen Caddy, un Seat Ibiza y un Audi A3. Lo que fascina es su espacio. No solo vamos holgados en la delantera, con sitio de sobra hasta el techo, sino que el sistema “varioflex” de los asientos traseros es tremendamente útil. Podemos deslizarlos, plegar la plaza central, retirarla y dejar más cerca las plazas laterales o sacar los tres asientos completos para un maletero gigante. En los foros dicen que caben hasta tres bicis, y eso que solo mide 4,20 metros. El Yeti nació con los motores gasolina TSI 1.4 de 140 CV y 1.8 de 160 CV, y el 2.0 TDI con 140 y 170 CV, al que se sumó otro de 110 CV.

Después llegaron el 1.2 TSI de 125 CV y el 1.6 TDI de 110 CV Greenline. Hay varias combinaciones de caja manual o DSG, tracción delantera o 4×4. Si nos gusta el todoterreno, como es un coche más alto que la media, ligero y compacto, va realmente bien por los caminos, por lo que es un gran aventurero, pero en general cualquier opción que encontremos en buen estado debe ser valorada. Los hay por menos de 7.000 mil euros, pero vale la pena buscar y contra-ofertar incluso en los concesionarios oficiales. El que hemos probado, un TDI 4×4 automático de 140 CV está de concurso, y pueden pedir por él entre 10.000 y 15.000 euros. Todavía quedan unidades a estrenar en los concesionarios a precios de derribo, incluso hay una bonita versión Monte Carlo

Necesitas saber

> El cableado de las puertas delanteras tiene tendencia a romperse y provoca fallos en el cierre centralizado.

> Cuidado con las unidades con techo panorámico de cristal, ya que los canales de drenaje de agua pueden obturarse y manchar el tapizado del techo.

> Hubo varios acabados, busca uno de los topes de gama o de los Yeti “camperos”. Como es habitual en VAG, los hay 4×2/4×4, DSG/manuales…

> El 2.0 TDI fue el más popular en ventas, y el de 110 CV, compartido con el Tiguan, logra un buen resultado entre prestaciones y consumo, con las cifras más bajas de su clase. Todos estos motores llevan correa  de distribución, así  que mejor revisar si ha sido cambiada.

Citroën C6 2005-2012

Citroën C6

Citroën lanzó en 2005 su nuevo buque insignia, una pieza importante en su catálogo ya que, hasta entonces, estos coches eran considerados los herederos del DS. Primero los CX, luego el XM y, por último en este linaje y hasta su desaparición sin sustituto, el espectacular Citroën C6, mantuvieron viva la estirpe de los grandes Citroën. En su diseño aún vemos algo de la rareza de aquéllos Citroën, con capós extralargos y una trasera con la luneta cóncava que nos lleva a las ideas de los grandes modelos de la marca. Citroën siempre ha sabido hacer coches originales pero nunca bonitos, una lástima. La combinación de ambas cualidades le hubiera dado alas. El Citroën C6 llegó con tres motores, un 2.7 litros V6 HDI de 204 CV, que más adelante subió a tres litros, y 240 CV, un V6 gasolina de 220 CV, y un 2.2 diésel de cuatro cilindros y 180 CV. Contra pronóstico, en España se vendieron muchos diésel V6 y a tope de equipamiento, coches que rozaban los 60.000 euros y que ahora podemos comprar por unos ¡6.000 mil!

Entrar en el interior te llena de calma, y más en nuestra unidad de color crema. Todo está en su sitio y todo funciona de forma supersuave. En marcha la suspensión “Hidractiva 3” fue la última evolución del sistema hidroneumático de la marca, que termina de decir adiós con las producción de los últimos C5. Es ultracómodo, pero tarda un poco en devolver el coche a su posición inicial. Vendido en tres acabados, todos eran bastante completos, pero detalles como el cuero o los asientos reclinables traseros son lujos que vale la pena tener. Hay que vigilar bien que funcionen todos los cachivaches electrónicos y que el coche se haya mantenido correctamente.

Citroën C6

Como no se vendieron muchos, es fácil encontrar modelos muy bien cuidados incluso por poco más de esos 6.000 mil euros. La ventaja es que, una vez que se limpie el mercado y las unidades más gastadas pasen a mejor vida, es difícil que el Citroën C6 pierda más valor del que ya ha perdido y, si acaso, comenzará a recuperarse, por lo que podría ser una buena inversión. ¿La familia? Bien gracias. Queremos decir que la familia, excusa por la que compramos este coche, viajará enormemente cómoda, y nosotros, con el corazón a un ritmo muy pausado al volante de uno de los coches con la dirección más ligera y suave a este lado del Atlántico.

Necesitas saber

> Citroën apostó por intervalos de mantenimiento de dos años y 30.000 km. Los usuarios los hacen de 15.000 km o anuales.

> Motores cuatro cilindros y V6, gasolina y HDI. Uno de los más vendidos es el  2.7 HDI V6, cuya válvula de recirculación de gases falla en algunos modelos. Reemplazarla pueden ser 800 euros.

> La caja de cambios tiene lubricación de por vida, pero muchos propietarios cambian el aceite cada año.

> La correa se tiene que cambiar cada 80.000 km en los diésel, y 100.000 en los gasolina.

> El cuadro de mandos digital puede fallar, y cuesta más de mil euros en el servicio oficial. Busca antes de repararlo, se puede solucionar con una pieza de 40 euros…

Audi A2 2000-2005

Citroën C6

Carrocería de aluminio, apenas 1.000 kilos de peso, solo 3,8 metros, espacio para cuatro adultos y su equipaje… si te dicen que el A2 tiene 18 años, cuesta creerlo, y es que fue en 1999 cuando se presentó el modelo y en el 2000 cuando se inició su venta en Europa, un modelo claramente adelantado a su tiempo que no tuvo el éxito que merecía. Los motivos fueron muchos, pero principalmente que la carrocería de aluminio lo hizo un coche caro y que la obsesión por el bajo consumo llevó a la marca a equiparlos con motores poco potentes y con desarrollos de cambio largos que hacían que la conducción no fuera lo divertida y dinámica que se esperaba de un Audi en nuestro país.

El modelo hizo uso de los motores de tres cilindros del grupo VW, es decir, el 1.4 gasolina de 75 CV y los 1.4 TDI de 75 y 90 CV. Más adelante llegó el 1.6 litros de cuatro cilindros con 110 CV, quizás el más competitivo, a la vez que se ofrecieron más colores para la
carrocería, como el amarillo y el rojo, pero el proyecto fue insalvable por el alza del precio del aluminio, y en 2005, solo cinco temporadas después de su lanzamiento, el A2 decía adiós en los concesionarios. Ahora sorprende lo baratos que son de segunda mano, ya que están a precio de VW Polo. Los hay que rondan los 2.500 euros, con kilometrajes elevados para un coche urbano, ya que superan los 200.000 kilómetros. Los primeros dueños los mantuvieron de forma excelente, y unidades como la nuestra, aunque no son habituales, se pueden encontrar si buscamos un poco. El diseño es una mezcla entre Audi TT y monovolumen. Las primeras unidades tenían una parrilla cerrada y en muchos los focos amarillean por el calor que tanto perjudica a los faros de plástico.

Dentro destaca la gran anchura para los hombros, la consola central estrecha como los edificios de Ámsterdam o el buen espacio en la trasera. Dinámicamente no es ningún cohete, pero a cambio los consumos rara vez superan los cinco litros cada 100 kilómetros. Este Audi es un coche de colección en el futuro, por lo que sus precios subirán tan pronto como el mercado descubra la relevancia del pequeño modelo. Eso sí, más nos vale elegir una carrocería impoluta y cuidarla bastante, la reparación del aluminio resulta cara.

Necesitas saber

> Hay versiones de cuatro y de cinco pasajeros. En el primero se pueden extraer del coche y son algo más confortables.

> La reparación del aluminio es cara, así que hay aseguradoras que, ante el mínimo golpe, dan el coche como siniestro. Atento al contratar la póliza.

> Los brazos de la suspensión delantera de los modelos  a partir de 2002  sufren de corrosión, un fallo estético que los usuarios solucionan incorporando los de las primeras versiones, realizados en chapa tratada con zinc.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.