- Publicidad -

Nos hemos desplazado hasta Córcega, la isla francesa que vio nacer a Napoleón Bonaparte, para conocer el nuevo C3 Aircross. Un modelo que llega dispuesto a mantener y potenciar el éxito del compacto C3, una de las piezas claves para que la marca gala haya llegado a vender 1,2 millones de coches en todo el mundo en 2016, con un incremento del 4,3% en el siempre exigente mercado europeo. No obstante, las intenciones de Citroën pasan por vender 1,6 millones en el año 2020, un objetivo en el que será clave nuestro protagonista y algún que otro modelo que está por llegar, como el C5 Aircross previsto para finales de 2018.

En lo que se refiere al C3 Aircross, que ya está disponible en los concesionarios y cuyas primeras entregas se realizarán a mediados de octubre, lo primero que llama la atención es su sugerente diseño. Original y fresco, no se parece a ninguno de sus rivales y mantiene una línea similar con el C3, pero esta vez sin los característicos Airbump en los laterales, en favor de una cortina lateral que puede ir en diferentes colores. Las defensas y los marcados pasos de rueda en un color distinto al de la carrocería refuerzan el carácter de todo el conjunto y lo hacen fácilmente reconocible. En el frontal mantiene las ópticas de dos niveles pero, respecto al C3, es ligeramente más grande, ya que mide lo mismo que un C4 (4,16 metros). Está 17,5 centímetros despegado del suelo (20 mm más que el nuevo C3) y tiene una batalla de 2,60 metros, lo que le permite albergar cómodamente a cinco ocupantes.

citroen c3 aircross revista car

Una de sus grandes bazas es el espacio interior. Al ser más alto, los pasajeros adultos no tendrán ningún problema en la fila de atrás, que además se puede desplazar longitudinalmente hasta 15 cm para ganar más o menos espacio en el maletero. Un generoso espacio que puede variar entre los 410 y los 520 litros. Y para los más aventureros, aquellos que se muevan con una tabla de surf, que sepan que gracias a que el asiento del copiloto también se puede abatir completamente, el C3 Aircross puede transportar objetos de hasta 2,4 metros de largo. Y para potenciar aún más esa sensación de amplitud, también se puede optar por un techo panorámico desplegable que inunda de luz todo el habitáculo.

citroen c3 aircross revista car

A bordo, el confort es la nota dominante. La suspensión trabaja a la perfección para que un firme en mal estado, como los que abundan en esta isla, no se convierta en un incordio. En cuanto a motorizaciones, habrá seis opciones disponibles. Empezando por los gasolina, todos ellos 1.2 tricilíndricos PureTech, se podrá elegir entre tres potencias: 82, 110 y 130 CV. Los animados por gasóleo son sendos 1.6 Blue HDi de 100 o 120 CV. El único que puede incorporar caja automática es el gasolina de 110 CV, el resto son manuales con 5 o 6 marchas.

En Córcega hemos podido rodar con el automático y con el diésel más potente. El comportamiento de ambos nos ha sorprendido gratamente. El diésel tiene más fuerza a bajas revoluciones pero el gasolina y su cambio automático lo hacen más cómodo, con unos cambios de marchas bastante precisos. Durante la prueba los consumos han sido algo elevados pero por culpa del recorrido, ya que las carreteras montañosas apenas nos han permitido pasar de cuarta velocidad… eso sí, el C3 Aircross ha demostrado una agilidad sorprendente, con una dirección precisa y directa, con la que enlazar curvas ha sido más divertido de lo que cabría esperar con un coche de casi 1,6 metros de alto. Los consumos combinados oficiales en ningún caso pasan de los 6 litros a los 100 km y en los HDi son de 4 y 4,1 l/100 km, cifras magníficas para no tener que visitar las gasolinera en un par de semanas.

citroen c3 aircross revista car

Lejos del asfalto también hemos hecho alguna excursión y también ha pasado la prueba con nota. Asociado al motor gasolina, están disponibles el sistema Grip Control, que te permite elegir entre cinco modos de conducción a través de un mando giratorio, y la ayuda en descenso o Hill Assist Descent, que puede mantener al C3 Aircross a una velocidad muy baja (3 km/h) de forma totalmente automática, aportando aún más control y seguridad en situaciones consideradas difíciles. En definitiva, sistemas propios de auténticos 4×4 y que te ponen las cosas mucho más fáciles cuando la aventura se complica.

En el apartado tecnológico anda bastante servido, ya que puede contar con hasta doce sistemas de ayuda a la conducción. No faltan el asistente de cambio de carril involuntario, cámara de visión trasera, park assist, head up display, detector de ángulo muerto, arranque sin llave, reconocimiento de señales de tráfico… en un completo equipamiento que lo sitúa por encima de muchos modelos de la competencia. Y por su puesto, la conectividad tampoco puede faltar en un modelo que está orientado hacia un público joven. La novedad es que incorpora hasta recarga por inducción, sin cable, de los Smartphone compatibles.

citroen c3 aircross revista car

Lo mejor de todo es que va a ser realmente complicado  que te cruces con dos C3 Aircorss iguales. El cliente puede elegir entre ocho colores de carrocería distintos, otros cuatro tonos para el techo y otros cuatro packs de color para barras de techo, cortina trasera lateral y retrovisores. Y si a eso le añadimos los cuatro ambientes interiores, nos salen hasta noventa combinaciones posibles.

citroen c3 aircross revista car

El sustituto de C3 Picasso ya es toda una realidad. Sus precios oscilan entre los 14.000 euros del PureTech 82 con el acabado Live, hasta los 21.400 euros del BlueHDi 120 Shine. Además, se produce en la planta de Zaragoza –empiezan las sinergias entre PSA y Opel–, otra razón más para hacerte con un coche espacioso, cómodo y de lo más original.

citroen c3 aircross revista car

Descubre el Citroën C3 Aircross 97 edición, el Aircross más deportivo hasta la fecha.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.