Cayman GTS contra la competencia: prueba definitiva entre pesos ligeros
Cayman GTSCayman GTS

COMPARATIVAS CARRUSEL

Cayman GTS VS M2 CS VS Evora GT410 VS Alpine A110S: seis por cuatro

RevistaCAR 28 de diciembre, 2020 | Tiempo de lectura 7-8 min

Giramos la llave vagamente y no cuatro, sino seis cilindros en la zona baja de su parte trasera emiten un ralentí tranquilizador. A bajas revoluciones, algunos de los grandes Porsche de todos los tiempos suenan como el vaciado de un cajón de cubiertos en una lavadora distante, y el Cayman GTS continúa este tono. No es ruidoso ni desagradable, pero es mecánico, arenoso. Es un buen augurio para lo que está por venir.

Porsche le ha instalado el motor del GT4, pero la potencia se ha reducido en 20 CV y el Cayman GTS tiene componentes de suspensión ligeramente menos picantes que el GT4 – y una apariencia menos atrevida, sin el alerón trasero fijo y el faldón delantero– pero se siente como una ganga. Relativamente hablando, por supuesto. Rápidamente la conducción aparentemente no tiene vicios a velocidades de carretera, tan seguro y estable como ansioso.

La forma en que cambia de dirección es bastante importante, el GTS gira sobre sus talones como un héroe de película de acción en un tiroteo a cámara lenta. El tiempo se siente maleable en este coche; siempre hay espacio para modificar tus peticiones, para probar algo diferente aparentemente en cualquier etapa de una curva.

Cayman GTS

Su motor tiene mucho carácter y también mucho ritmo: el GTS es un automóvil muy rápido. La segunda velocidad nos permite llegar hasta 128 km/h y en este coche se trata de meter y sacar marchas –es manual, el PDK opcional–, sobre todo con un par de 420 Nm que llega por encima de 5.000 rpm, y 400 CV que llegan a 7.000 rpm, cuando ya iremos demasiado rápido en la mayoría de carreteras. Con un centro de gravedad muy bajo y centrado, ofrece una inmediatez y una precisión sobresalientes. Una joya para puristas.

El M2 es como un animal

Esta es la última versión para el M2 antes de que aparezca un nuevo sucesor el próximo año. No es una mala manera de retirarse: el CS es un coche más extremo. Hoy es el más potente, por poco, con 450 CV, pero parece mucho. Detrás de su grueso volante de Alcántara, la brecha de rendimiento entre el M2 y los demás se siente enorme. Pon el pie en el suelo a una velocidad de crucero generosa en quinta y avanza como el GTS en una marcha más baja a la mitad de la velocidad. También suena bien, aunque no tanto como el Porsche o el Lotus.

Cayman GTS

El BMW puede ofrecer una caja de cambios adecuada, siendo la transmisión manual de seis velocidades de nuestro automóvil la opción predeterminada y la DCT una opción. Por muy bueno que sea este último, hay algo especial en conducir un automóvil moderno y potente y manejar sus marchas uno mismo.

Solo cuando apagas el control de tracción te das cuenta de lo ocupado que ha estado para mantener a raya los desenfrenados 450 CV y 550 Nm del M2. Desencadenado, el CS puede transformarse en todo un especialista de persecuciones de Hollywood, feliz de descolgar su zaga en cada giro dependiendo del peso de tu pie derecho.

Al igual que el Cayman GTS, el M2 CS monta de serie amortiguadores adaptativos y, como todos los coches M modernos, hay una gran cantidad de modos para ajustar la dirección, la respuesta del acelerador y dichos amortiguadores.

De hecho, encuentro que el ajuste “Sport medio” es más cómodo que un “Comfort” ligeramente más suelto. El CS se comporta muy bien para ser un automóvil tan concentrado. Es un poquito más suave que el Porsche, y mucho más que el Alpine. Solo el sedoso Lotus está por delante para ofrecer una conducción cómoda.

El más veterano contra el Cayman GTS

¿Por qué está aquí el Lotus? Es viejo, el Evora ha existido durante más de una década, aunque se ha evolucionado en todo momento. También es caro, su interior no es el mejor… Luego su V6 se enciende y nos recuerda por qué recibió la invitación. La variante GT410 se lanzó a principios de este año y su conducción nos encandiló en su primera prueba, así que debía volver.
Los pedales de aluminio están colocados de manera extraña, con el pedal del embrague algo alejado y el del freno pegado al acelerador. Incluso el freno tiene un punto muerto nada más pisarlo, pero ciertamente muerden bien cuando llegas al final.

Cayman GTS

Todos los coches aquí tienen una dirección sobresaliente, pero la configuración hidráulica del Lotus es otra cosa. Es pesada sin serlo demasiado y rebosante de sensaciones. Te sientes como si hubieras estado conduciendo a los demás con guantes de horno. La misma historia con la respuesta del acelerador, fácilmente la mejor aquí, gracias a la sobrealimentación y las relaciones de transmisión bien elegidas. Y también la nota del motor. No importa el origen humilde del venerable V6 de origen Toyota, este es uno de los coches con mejor sonido a la venta en la actualidad. No hay necesidad de molestarse con la opción del escape de titanio. Ya suena como un coche de carreras.

El GT410 es el Evora más suave en años, con énfasis en la comodidad. Gira de manera más incisiva que el Cayman GTS y la dirección del Evora es tan detallada que se siente como si pudieras saber cuántas capas de pintura hay en los bordillos. Si para ti nada es más importante que la forma en que tú y un coche esculpen las curvas, este tiene que ser tu coche.

Lo justo y un poco más

Si el A110 normal también se siente un poco como un clásico para conducir, el A110S es más un restomod. Introducido el año pasado, se asienta sobre neumáticos más anchos y una suspensión más baja y firme, y la potencia aumenta 40 CV, hasta los 292 CV. Si te encanta el coche normal pero lo encuentras un poco blando y deseas que tenga un poco más de precisión y un poco más de empuje, el S es el Alpine para ti. El A110 normal podía competir con el Cayman por el encanto y estuvo cerca de su dinamismo; el S le da a su conducción la precisión adicional para enfrentarse directamente.

Cayman GTS

Es irónico que el A110S sea el único coche aquí sin caja de cambios manual. La unidad de doble embrague es un poco menos complicada de lo que sería un Alpine de tres pedales, pero las razones para hacer que el A110 sea solo automático superan a las de una opción manual, incluido el espacio adicional en la cabina. Dicho esto, el Alpine se siente como el más estrecho dentro del cuarteto. Como el Cayman GTS, tiene dos maleteros, delantero y trasero, pero son mucho más pequeños y el trasero calienta tu equipaje más que el Porsche, pero no lo cocina tan bien como el Evora. Si bien podría conducir a diario el Cayman y el M2, el Alpine y el Lotus se sienten más como coches de fin de semana.

El Alpine no puede perseguir a los demás en línea recta, pero no es para lo que ha nacido. Es un coche de impulsos, y puedes llevar una gran velocidad con un esfuerzo mínimo, sumergiéndote en sus reservas de par siempre activas y usando la transferencia de peso en las curvas rápidas para ayudarlo a ponerse de puntillas, balanceándose alegremente y moviéndose a lo largo de carreteras secundarias.

Cayman GTS

¿Tan divertido como el Cayman GTS? Está cerca; muy cerca. El Alpine se conduce y se maneja maravillosamente, pero el Porsche controla sus movimientos verticales un poco más fluidamente y telegrafía sus límites con mayor claridad, ayudado por su distribución de peso más neutral, el A110S concentra su masa un poco más en la parte trasera.

¡Valora este artículo!
[Votos: 1 Media: 5]

Recibe más artículos sobre la actualidad del motor

Déjanos tu correo y recibe las noticias con la última actualidad

Te recomendamos

  • Deportivos
  • Los deportivos de nuestras vidas: imposible equivocarse

    Puedes elegir cualquier llave, aquí no hay una mala elección. Son siete de los mejores deportivos de todos los tiempos....

  • Deportivo del año
  • Deportivo del año: nacidos para correr

    Carreteras rápidas y solitarias para conducir los seis mejores coches en busca del deportivo del año. La elección de los...

  • Jaguar I-PACE vs Mercedes EQC ¿Estáis preparados?

    A la pregunta de hoy muchas marcas dirían “¡por supuesto! Aquí tienes nuestro coche eléctrico”, pero lo cierto es que a...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
AVISO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas (elaborar estadísticas a partir de sus hábitos de navegación) y publicitarias (elaborar perfiles para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias de navegación). Aceptando ahora consiente el uso de esta tecnología en nuestra web. En cualquier momento puede configurar su instalación o retirar su consentimiento clicando en Configuración de Cookies.

COOKIES PROPIAS

Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

Revistacar.es + info

Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

COOKIES DE TERCEROS

Las utilizamos para medir datos estadísticos de la publicidad mostrada en la revista y el comportamiento que tienen nuestros lectores.

Analíticas

Google.com + info

A través de Google analytics se obtiene información que nos permite medir cómo interactúan los Usuarios con el contenido del portal.

Publicitarias/Publicidad programática

AdServer + info

Sirve para almacenar sus preferencia publicitarias y mostrar anuncios propios de su interés

Webads.es + info

La publicidad en revista CAR es proporcionada por WebAds que hace uso de las ubicaciones de cookies. Los datos recopilados de las cookies son anónimos y no se realiza un seguimiento de los datos personales. Las cookies no pueden causar daños ni propagar virus a ninguna computadora o archivo. Cookies utilizadas: uuid2, sess, icu, anj, token

Guardar Configuración