La tecnología avanza a un paso increíble, tanto que a veces nos asusta. Hay muchos términos nuevos “tecnología autónoma” que ya pertenecen a nuestro vocabulario automovilístico; otras, en cambio, no son tan conocidas, como “impresión en 3D”. Pues bien, Bugatti será el primer fabricante en incorporar pinzas de freno producidas con una impresión en 3D.

Y es que no son las más innovadoras por la forma en la que han sido creadas, sino que también son las más grandes del mercado con el componente funcional más grande que se ha producido en impresión 3D con titanio. En este año, el fabricante germano comenzará con los test de estos materiales producidos por impresión 3D.

bugatti-chiron-freno-titanio-3d

Con la fabricación aditiva-impresión en 3D- podría ser una nueva forma de desarrollo de los distintos elementos de los coches, los cuales podrían tener propiedades significativamente mejores que los que se emplean actualmente. Aplicando esta tecnología en la construcción de la pinza de freno de titanio, se consigue mejorar la dureza de los frenos que equipa de serie el Bugatti Chiron.

En este caso hablamos que serían más resistentes y ligeras que las que ya monta el superdeportivo de Bugatti (que son las más potentes del mercado). A su vez, su peso se vería reducido en 2,9 kg, 2 kilogramos más ligeras que las “de serie”. Las mejoras están claras pero el proceso es bastante más complicado, ya que a la hora de imprimir la pinza de freno se necesitan 45 horas de trabajo de la mayor impresora 3D fabricada, la cual deposita polvo de titanio en capas, fundiéndose a más de 400 grados mediante unos láseres.

bugatti-chiron-freno-titanio-3d

El resultado: 2.213 capas de titanio conforman esta nueva pinza de freno para el Bugatti Chiron, convirtiéndose en la pinza de freno- de un vehículo de producción- más potente de la historia.

Quizá te interese:

¿Por qué no puede alcanzar el Bugatti Chiron 450 km/h?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.