- Publicidad -

La gente de Brabus ha preparado uno de los buques insignia de Mercedes-Benz para la cita suiza, todo un Mercedes AMG S 63 Coupé con mucha potencia y poco sentido común, pero con un resultado para que no pases desapercibido ni seas el más lento de la Autobahn. Es el BRABUS 800 Coupé y no después de él no hay ningún Clase S más radical.

BRABUS 800 Coupé

La mano mágica de BRABUS ha exprimido a fondo el bloque de 4.0 litros biturbo de ocho cilindros en V del coupé alemán, logrando extraer la friolera de 800 CV y 1.000 Nm de par. Para ello se ha modificado el sistema de admisión, se han instalado nuevos turbos, y un compresor mayor para asegurar un soplado de 1.6 bares. A su vez se ha tenido que modificar la electrónica, dotándole de una nueva ECU, con el módulo de control auxiliar BRABUS PowerXtra, que provee un nuevo mapa de inyección, ignición y control de la presión del turbo.

Todo ese torrente de potencia se transmite a las cuatro ruedas a través del sistema 4MATIC+ que lleva el AMG S 63, y su caja automática de nueve velocidades, ahora acompañada por las levas BRABUS RACE de aluminio en el volante. Con ello el BRABUS 800 Coupé es un portento de las prestaciones, pues logra hacer el 0 a 100 km/h en solo 3.1 segundos y llegar hasta los 300 km/h de velocidad máxima, aunque el preparador ya trabaja en una mejora de la velocidad punta.

BRABUS 800 Coupé

Para el sistema de escape este BRABUS cuenta con uno hecho en acero inoxidable que mejora el sonido y el rendimiento, reduciendo la contrapresión de este y permite la instalación de unas válvulas de apertura y cierre para modular el sonido del escape.

Tanta mejora del rendimiento en el BRABUS 800 Coupé necesita un incremento de la aerodinámica, a´si que ahora se ha dotado a este Clase S Coupé de un nuevo kit estético. El nuevo paragolpes delantero incorpora un lip adicional en su labio inferior, hecho en fibra de carbono y en acabado brillante, como las entradas de aire.

En su zaga se ha creado un nuevo difusor de fibra de carbono, que integra el sistema de escape, así como el añadido de un spoiler para la tapa del maletero, también en carbono. El toque más personal lo ponen las llantas BRABUS Monoblock, de aspecto retro y de menor peso, que se pueden pedir de entre 18 y 22 pulgadas. Y para hacerlo aún más deportivo de aspecto, BRABUS ha rebajado la altura del 800 Coupé 15 mm.

Para el interior los alemanes han creado una atmósfera igual de exquisita que en el Clase S, pero todo llevado a un extremo de la deportividad y el gusto por los detalles. Hay cuero marrón por todos lados, placas cromadas en los umbrales de las puertas que lo identifican como una preparación BRABUS, y se pueden pedir inserciones de carbono brillante o mate, así como elementos en aluminio como los pedales o en los paneles de las puertas.

Ajuste de cuentas: 911 Turbo S vs S AMG 63 Coupé vs DB11

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.