- Publicidad -

Nunca un adiós fue tan bruto y potente como esta edición de despedida que Brabus ha hecho sobre la base de un Clase G del 2015. Y es que el nuevo G ha llegado por la puerta grande con versión AMG G 63 pero como querer es poder, el preparador alemán ha querido decirle adiós al anterior a su manera. El resultado es este espectacular Brabus 700 4×4² Final Edition, un G 500 4×4² más personal y de serie limitada.

Brabus 700 4x4² Final Edition

Y es que el Brabus 700 4×4² Final Edition solo verá la luz en forma de tirada limitada a 10 unidades, y solo en blanco y negro, al menos oficialmente. Y aunque lo veas así de alto, es un Mercedes-AMG G 63, no el G 500 4×4², aunque si hereda de este sus ejes de pórtico.

Por debajo cabría un skater habilidoso, pues la altura libre al suelo es de 60 centímetros, con nueva suspensión ajustable de Brabus y con amortiguadores de dureza variable. Por si a sus dueños les diera por usarlo por el campo y no solo para pasear por Puerto Banús, se le han instalado unas planchas metálicas en los bajos para proteger el motor, el depósito y la transmisión.

En cuanto a su estética, Brabus ha dejado su sello con los nuevos pasos de rueda más grandes y hechos en fibra de carbono, unas llantas de 18 pulgadas con neumáticos 4×4 de Pirelli, un alerón trasero y nuevas luces LED con iluminación diurna. El escape de acero inoxidable de la casa será opcional.

Brabus 700 4x4² Final Edition

Y en lo tocante a su mecánica, el Brabus 700 4×4² Final Edition es una bestia de nada menos que 700 CV, con el motor de 5.5 litros, un V8 biturbo que entrega un par de 960 Nm a 2.000 rpm y hasta las 4.500 rpm. Para esta ganancia de potencia Brabus ha instalado nuevos turbos más grandes, electrónica nueva y mayor presión de soplado. El cambio sigue siendo el 7GTronic de 7 marchas.

A pesar de su altura y peso, el Brabus 700 4×4² Final Edition es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 5 segundos y alcanzar los 210 km/h, limitado por sus neumáticos todoterreno.

Brabus 700 4x4² Final Edition

Para el interior la personalización no conoce límites, y Brabus ofrece como ejemplo un cockpit con tapizado en cuero marrón y negro, fibra de carbono en sus molduras, escalones eléctricos para subir al coche y madera por doquier de cualquier tipo. Y si, esta vez hay precio, 209.000 euros sin incluir los impuestos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.