- Publicidad -

El joven fabricante de New York, Bollinger Motors, ha presentado su nuevo modelo con el que podrás adentrarte en cualquier territorio de una forma silenciosa y con cero emisiones, hablamos del Bollinger B1. El prototipo del B1 se presenta como “el primer vehículo eléctrico con tracción a las cuatro ruedas con capacidades offroad“.

Está construido sobre un banco plegable en lugar de utilizar prensas modernas, por lo que se asemeja a un Defender. Utiliza un chasis realizado completamente en aluminio con un rodillo de acero para reducir el peso y mantener unas proporciones compactas. Es casi 1,2 metros más corto que el Land Rover Discovery.

bollinger-b1-maletero

El B1 monta una suspensión hidráulica independiente para cada una de las ruedas, con la posibilidad de elevar la altura total hasta en 51 cm. La altura libre contra el suelo de forma estándar es de casi 40 cm.

El todoterreno eléctrico presenta dos motores eléctricos, cada uno conectado a cada eje- lo que posibilita la tracción total permanente-. La potencia máxima conjunta es de 360 CV y 640 Nm de par motor. Como dato adicional, hay que decir que las baterías del B1 están selladas y pueden sumergirse a una profundidad de un metro durante 30 minutos. 

bollinger-b1-bateria
Estructura y baterías del nuevo Bollinger B1.

Toda la instrumentación es analógica y bastante simple pero práctica, sin ostentaciones. Además de sus capacidades todoterreno, vemos que en prestaciones dinámicas no se queda corto; realiza el 0-100 km/h en 4,6 segundos junto con una velocidad máxima de 204 km/h. Las distintas variantes obtienen una autonomía eléctrica de entre 193-320 kilómetros con una carga, logrando recargar el 100% de la batería en 7 horas  (con una toma de 100 kWh) o en 12 horas (con una de 60 kWh).

bollinger-b1-detalle-faro

El fabricante afirma que arroja una distribución de peso perfecta (50/50), sistema de dirección hidráulico, y con una capacidad de arrastres de 2766 kg. A pesar de que no ha sido desvelado todavía el precio de compra, sabemos que los clientes tendrán que esperar 19 meses para tener su propio SUV eléctrico. Además, solo se puede adquirir un modelo de este coche a través de una petición a la fábrica, ya que no existe un concesionario propio como tal.

bollinger-b1-interior

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 + 6 =