Después de los SUV de tamaño medio, los X3 M y X4 M, la división M se pone al día con los más grandes de la casa ahora que ya están renovados. Desde Múnich, llegan dos pesos pesados entre los SUV deportivos, los nuevos BMW X5 M y X6 M, también en versión Competition con hasta 625 CV. Dinamismo, agilidad y precisión serán sus principales bazas.

BMW X5 M y X6 M 2020

Ambos modelos, tanto el Sports Activity Vehicle (SAV) y Sports Activity Coupe (SAC), llevan bajo el capó el V8 de 4.4 litros con tecnología M TwinPower Turbo que estrenó el M5 nuevo. En su versión estándar rinden 600 CV y 750 Nm de par, 25 CV más que la versión anterior. En el caso de los X5 M Competition y X6 M Competition, rinden otros 25 CV extra llegando a 625 CV. Todos los modelos llevan nuevos soportes de motor más rígidos, nuevos sistemas de refrigeración y bombeo de aceite y sistema de escape deportivo.

Junto al poderoso ocho cilindros hay una transmisión M Steptronic de ocho velocidades. Además no falta el sistema de tracción total, aquí en su versión M xDrive que envía más par al eje trasero y que incluye los modos 4WD y 4WD Sport. Tampoco falta un diferencial M activo que trabaja en conjunto para garantizar la mejor tracción en todo momento.

Gracias a todo esto, las prestaciones de los BMW X5 M y X6 M son dignas de superdeportivo, de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos los modelos estándar y 3,8 los Competition. La división M de BMW ha puesto a prueba a estos dos gigantes de las altas prestaciones en circuitos como Nürburgring o en los climas adversos de Arjeplog y Miramas.

Llevan chasis específico y la precisa suspensión M adaptativa con control electrónico en los amortiguadores, estabilización activa del balanceo, y dirección específica M Servotronic. Además el DSC lleva un modo M Dynamic para que los controles electrónicos permitan jugar con la dinámica del coche.

De serie llevan llantas de aleación ligera M de 21 pulgadas delante y 22 pulgadas detrás en los M Competition, mientras que es una opción en los BMW X5 M y X6 M. A nivel de diseño ambos llevan paragolpes que les otorgan un aspecto más agresivo, y en los Competiton hay multitud de detalles en negro como las tomas de aire, las parrillas de los riñones, el alerón trasero o el nuevo difusor. La salida del sistema de escape lleva dos tomas a cada lado.

Por dentro siguen los detalles M, como unos nuevos asientos Multifunción M en cuero integral Merino BMW Individual, tapicería exclusiva para los X5 M Competition y X6 M Competition. Tampoco falta un Head-Up Display con diseño especial M de serie y los botones de acceso directo a los ajustes deportivos en el volante.

Además hay un M Mode para que el conductor pueda jugar con los asistentes de conducción, la información de la instrumentación o el HUD. BMW incluye un modo TRACK para los modelos más potentes. El equipamiento de serie incluye el BMW Live Cockpit Professional con sistema de navegación, asistente personal inteligente BMW (IPA – Intelligent Personal Assistant) y asistente de aparcamiento BMW.

Ambos modelos llegarán al mercado en Mayo de 2020 y por ahora no hay precio anunciado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − doce =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.