Como con el lanzamiento de la variante sedán de BMW serie 5, la segunda versión Touring llega cargada de la última tecnología en conectividad junto con sistemas de asistencia de conducción pioneros en el mercado.

El nuevo BMW Serie 5 Touring será presentado en marzo, con motivo de la celebración del Salón de Ginebra. Incorporará, además, cuatro motorizaciones de la última generación de trenes de potencia de la marca germana que estarán disponibles para reservar de cara a su lanzamiento en junio de 2017. Por otro lado, el sistema de tracción a las cuatro ruedas de BMW- el xDrive– estará disponible para ambas carrocerías desde el primer día.

Más ligero, ágil y eficiente

La variante familiar ha ganado una prestaciones más dinámica gracias en parte a la novedosa tecnología que incorpora el chasis, logrando aligerar unos cuantos kilogramos en la báscula. Monta una suspensión con un sistema adaptativo que nivela el nivel de altura del coche, siendo un elemento que incorpora el BMW Serie 5 Touring de serie.

En la lista de equipación opcional podemos encontrar un sistema de control dinámico de la suspensión (DDC), Adaptative Drive system (sistema que contrarresta la fuerza lateral que causa la inclinación de la carrocería, mejorando la estabilidad), Integral Active Steering (tren trasero direccional) y la suspensión deportiva M, que rebaja la altura del coche en 10 mm.

Un diseño exterior más atlético

La variante Touring sigue la misma línea que su contraparte sedán, creando un aspecto robusto con líneas marcadas que muestra su personalidad deportiva (¿quién dijo que un coche familiar no puede tener ese toque de deportividad que tanto nos gusta?).

La parte delantera está dominada por los faros adaptativos LED (de serie en toda la gama) que se extienden hacia los lados partiendo de la parrilla delantera. En el lateral, podemos ver como mantiene unas proporciones armoniosas gracias a su distintiva geometría, con un pilar D que cae de forma abrupta.

El portón trasero tiene una peculiaridad, se puede acceder a él a través de la ventana trasera sin necesidad de abrir el maletero. Más abajo, encontramos unas líneas horizontales prominentes junto con las luces traseras en forma de L que le dotan de un aspecto más musculoso aún.

Dentro, una nueva atmósfera de comodidad

Una vez dentro del BMW Serie 5 Touring, podemos apreciar que cada elemento ha sido orientado al conductor para proporciona el mayor grado de ergonomía posible. Los acabados son de alta calidad con una devoción desorbitada por los detalles, todo un placer visual. El panel de instrumentos se encuentra en una posición más baja, aumentando la sensación de espacio interior. La capacidad del maletero ha crecido hasta los 570 litros (1.700 con los asientos abatidos).

Cuatro motorizaciones disponibles

Los motores que estará disponibles para los clientes utilizarán la tecnología BMW TwinPower Turbo, que combina altas prestaciones con un consumo más bajo y emisiones más bajas.

El motor 2.0 litros de gasolina de cuatro cilindros que monta el BMW 530i Touring genera una potencia total de 252 CV con un par máximo de 350 Nm. El BMW 530i Touring viene con una caja automática Steptronic de 8 velocidades de serie, junto con un 0-100 km/h en 6,5 segundos con un consumo de 5,8 litros/100 km.

Un tren de potencia de gasolina con seis cilindros en línea de 3.0 litros, junto con la caja Steptronic y el sistema de tracción a las cuatro ruedas serán las armas con las que contará el BMW 540i XDrive Touring. Con 340 CV, 450 Nm de par, 0-100 en 5,1 segundos y un consumo de 7,3 litros/100 km.

Dejamos las motorizaciones de gasolina para adentrarnos en las variantes diésel; el BMW 520d Touring que extrae hasta 190 CV y 400 Nm de par de su motor de 2.0 litros. Esta unidad diésel monta de serie con una caja manual de seis velocidades, aunque también está disponible como opción con el cambio automático Steptronic. El consumo se sitúa en los 4,3 litros/100 km.

Otra motorización diésel estará disponible desde el lanzamiento; se trata de un motor de 3.0 litros de seis cilindros en línea que cuenta con 265 CV junto con un par de 620 Nm. Esta variante puede mandar toda la potencia a las ruedas traseras o a las cuatro gracias al sistema XDrive, vinculado a la transmisión automática Steptronic. El consumo de esta unidad es de 4,7 litros/100 km.

Asistente de movilidad personal, todo para facilitarte la vida

 

El nuevo BMW Serie 5 Touring también posee el BMW Connected, el cual abre un puente virtual entre el coche y tu smartphone. Esta tecnología de asistencia al conductor cuenta con un plan de movilidad personalizado. Por ejemplo, los destinos fijados en el sistema de navegación pueden ser enviados al coche desde el teléfono de los usuarios y, además, se calcula el tiempo estimado de llegada gracias al Real Time Traffic Information (el cual da información sobre el estado del tráfico en las carreteras).

Además, también se añade un control remoto 3D que permite visualizar lo que acontece alrededor del Serie 5 desde nuestro propio smartphone. También se integra la opción de conectividad inalámbrica para utilizar el Apple CarPlay, junto con un sistema de recarga inductiva complementario.

Además de los novedosos sistemas de asistencia al estacionamiento,se añade el Remote Control Parking, con la posibilidad de aparcar tu coche a través de la llave que incorpora el BMW Serie 5.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.