El mismo día que os traemos la prueba del nuevo BMW M8 Competition en Portimao, los señores de la división M han decidido presentarnos a su versión de cuatro puertas, el M8 Gran Coupe. Todo un anti Panamera y AMG GT 63 4Doors Coupe, que con su V8 de hasta 625 CV promete diversión a raudales, ahora con más espacio para sus cuatro ocupantes.

La receta es clara, mantener las prestaciones del coupé, ahora con cuatro puertas, y en ella el ingrediente principal es el V8. Mantiene el propulsor de 4.4 litros biturbo con 600 CV, 625 CV en el caso de la versión Competition. Ambos llevan la caja de cambios M Steptronic de ocho velocidades con Drivelogic, la tracción total M xDrive con tres modos de gestión, y el diferencial M activo. Con esto el BMW M8 Gran Coupé es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,3 segundos, y el M8 Competition Gran Coupé en 3,2 segundos, idénticas prestaciones que el modelo Coupé.

Con ese sistema de tracción total, este M8 Gran Coupe también puede variar entre la tracción 4WD, la 4WD Sport o pasar a 2WD para derrapar como locos, siempre teniendo en cuenta que el DSC está desactivado.

Además de una puesta a punto de chasis específica, el BMW M8 Gran Coupe lleva nuevos soportes rígidos de motor, diseñados especialmente para circuito. De serie tampoco faltan los amortiguadores de gestión electrónica, dirección electromecánica M Servotronic o una configuración específica M para el sistema de frenado integrado M con dos modos diferentes de configuración para el tacto del pedal del freno.

Manteniendo las elegantes y musculosas proporciones, el M8 Gran Coupé mantiene los agresivos paragolpes en ambas partes, con amplias tomas de aire, las branquias M en las aletas, retrovisores aerodinámicos optimizados, alerón trasero, el difusor y otros elementos M.

Respecto al coupé, el Gran Coupe mide 200 mm más de largo, lo que se traduce en una mayor amplitud en las plazas traseras, con dos asientos y un tercero extra para desplazamientos cortos, un 2+2+1.

Además habrá un M8 Gran Coupé First Edition, limitado a 400 unidades para todo el mundo y con detalles especiales en su diseño. El principal es el color BMW Individual Aurora Diamon Green metalizado junto a detalles en Gold Bronze.

Por dentro ofrece el mismo grado de tecnología que un Serie 8 o M8, con los correspondientes detalles M, así como los botones M Mode la consola central. Con ellos se puede modificar los parámetros deportivos del M8 Gran Coupé, pasando por los modos Track, Road y Sport. De serie lleva faros LED adaptativos con luz láser BMW, Head-Up Display específico M, asientos deportivos M y los asistentes BMW Driving Assistant y asistente de aparcamiento. También tenemos un cockpit digital. Por ahora no hay precio, pero seguramente supere la tarifa del M8 coupé (Competition) de 191.000 euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.