La marca germana ha presentado, tras una larga espera, la variante definitiva del que será el modelo más prestacional de la gama M de BMW, el BMW M8 Competition. Se trata del primer modelo de la división deportiva en adentrarse en el segmento del lujo. Frente al BMW Serie 8, el M8 Competition trae mejoras mecánicas y a nivel de chasis, para asegurar una dinámica de conducción superior.

Diseño

La estética del nuevo BMW M8 Competition muestra unas formas potentes, así como un diseño elegante a la vez que deportivo, con aerodinámica optimizada. El paragolpes ha sido rediseñado para mejorar la refigeración de su motor V8, así como para propocionarle una apariencia más feroz. 

Dentro del nuevo M8 Competition vemos que existe un equilibre entre su estilo deportivo y su ambiente exclusivo. El puesto de conducción está optimizado para mejorar la ergonomia, centrando todo sus elementos en el conductor. Los materiales de alta calidad, detalles específicos y acabado mimado hasta el más mínimo detalle hacen del M8 Competition una pieza única en el segmento.

Es un modelo de grandes proporciones, mostrando una longitud de 4.867 mm, una anchura de 1.907 mm y una altura de 1.362 mm.

El carácter del BMW M8 Competition Coupé se subraya gracias al contorno de doble burbuja en su techo de polímero reforzado con fibra de carbono. Este componente podemos encontrarlo en los vehículos de competición. Por otra parte, el BMW M8 Competition Cabrio presenta una protección especial para la capota textil de alta calidad, para salvaguardar a sus ocupantes. Esta capota se abre o cierra en solo 15 segundos, la cual puede accionarse en marcha, hasta un máximo de 50 km/h

Muy deportivo

 

Como todo buen vehículo M, y más si lleva el apellido “Competition” detrás, presenta unos elementos que le distinguen de las variantes convencionales. Entre ellas vemos unos frenos deportivos firmados por la división M, los cuales pueden ser carbonocerámicos como opción. Estos se esconden detrás de las llantas de 20 pulgadas que equipa el nuevo BMW M8 Competition de serie. 

Presenta un nuevo faldón trasero M, el cual implementa un nuevo difusor deportivo y un sistema de escape específico con un color cromo en negro. De la misma forma, también presenta un pequeño spoiler en la parte trasera para mejorar la carga aerodinámica en el eje trasero.

Motor

Tanto el BMW M8 Competition Coupé como el Cabrio montan un V8 biturbo de 625 CV y 750 Nm de par. Este propulsor de 4.4 litros mejora sus turbocompresores y un refrigerador indirecto del aire de admisión. La más reciente tecnología High Precision Injection de inyección directa funciona con una presión máxima de 350 bares.

Además, gracias a los colectores de escape de flujo cruzado, el rendimiento se optimiza. A su vez, suavizan la transmisión de energía desde los flujos de gases de escape hasta las turbinas de dos turbocompresores, asegurando una respuesta instantánea y el mejor ciclo posible de intercambio de gases.

El V8 desarrollado para las variantes Competition se combina con un soporte del motor especial, para una conexión más rígida con la estructura del vehículo. Gracias a esto, la respuesta del bloque es mayor. Además, este bloque se asocia con la transmisión automática de 8 velocidades Steptronic.

Al igual que el BMW M5 y el BMW Serie 8, monta la tracción total xDrive. A su vez, el Diferencial M Activo posibilita la desactivación de la entrega de potencia al eje delantero, lo que convierte al M8 Competition en un coche de tracción trasera siempre que se desee.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 − nueve =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.