No sabíamos si finalmente iba a llegar, pero aquí está el último canto de cisne de BMW a su modelo M más popular de los últimos años, el BMW M2 CS. Estamos ante una versión exclusiva y de fabricación limitada del compacto alemán, que por supuesto sigue la receta de la firma bávara para mejorar un producto ya de por sí muy deportivo, quitando peso, añadiendo potencia y detalles exclusivos.

Este M2 CS es un pasó más allá con respecto al M2 Competition del que deriva, un coche más puro y prestacional, enfocado aún más a las sensaciones al volante y por supuesto, a la precisión en pista. Es más, de este coche deriva directamente una versión de carreras, el BMW M2 CS Racing, que BMW M Motorsport ha puesto a punto y que será el nuevo modelo de carreras-cliente de la marca en 2020.

No podían faltar los elementos en plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP), como el nuevo capó de diseño especial para mejorar aerodinámica y refrigeración, un 50% más ligero que uno normal, o el techo también en CFRP. También cambia el splitter frontal, hecho en carbono, material del que también se componen el alerón y el difusor traseros. BMW ha elegido este color Misano Blue metallic para decorarlo, y lo combina con las llantas de 19″ con radios en Y, en negro de serie, y en dorado en opción, calzadas con  Michelin Pilot Sport Cup 2 especialmente adaptados.

Pasando a su motor, el BMW M2 CS monta el motor biturbo de seis cilindros en línea y 3.0 litros ahora con 450 CV y 550 Nm, una ganancia de 40 CV con respecto al M2 C. Y no solo eso, sino que los amantes de la conducción pura tienen de serie la caja manual de seis velocidades, primera vez que se incluye de serie en un BMW CS. El cambio de doble embrague M de siete velocidades queda en opción. Con el cambio manual el M2 CS es capaz de hacer el 0 a 100 km/h en 4,2 segundos, con la automática baja a 4 segundos exactos. La velocidad máxima es de 250 km/h, pero con el pack opcional puede llegar a 280 km/h.

BMW M2 CS

Tampoco falta la suspensión adaptativa M, o los frenos M Sport con pinzas en color rojo. Pero por primera vez en el M2, se puede pedir los frenos cerámicos de carbono M. El Diferencial Activo M es también un elemento indispensable en este M2 CS 2020 para poder transmitir toda su fuerza al asfalto a través del eje trasero. Tampoco falta un sistema de escape deportivo de doble salida y con el logo M integrado, con un sistema de apertura de mariposa para variar su sonido en función del modo elegido.

A bordo los detalles CS tampoco faltan, como el salpicadero cubierto en Alcantara con costuras en contraste en rojo. Los asientos son unos semi baquet con reposacabezas integrados del M4 CS, y hasta los cinturones llevan los colores de BMW M. El volante deportivo M va recubierto en Alcantara y en opción podemos pedir un marcador rojo central.

Por ahora no hay precio para este BMW M2 CS, pero si un M2 C manual cuesta 75.500 euros, este debido a sus mejoras y exclusividad coqueteará con los 100.000 euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 + 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.