La división deportiva de la marca bávara ha “refrescado” su modelo de entrada a las variantes M con la llegada del M2 Competition, rival directo del Porsche Cayman GTS y del Audi TT RS que utilizará el bloque motor heredado del M4 con 410 CV y 550 Nm.

Este modelo sustituye al actual, por tanto tenemos al M2 más potente de la historia, con unas cifras cercanas a sus hermanos mayores con un 0-100 km/h en solo 4,2 segundos, unido a una transmisión de doble embrague -opcional- de siete velocidades. La velocidad máxima que consigue gobernar es 250 km/h (limitada), con la opción de deslimitarla parcialmente hasta los 280 km/h con el paquete M Driver -si no estuviera limitada, estamos seguros que llegaría a los 300 km/h-. Como resultado de estos números, el M2 Competition no solo recibe una inyección de potencia extra, sino que también recibe modificaciones en el chasis para “mejorar la respuesta en situaciones fuera de los límites”; traducción: drift mode activated!

bmw-m2-competition-2018

“Hemos alterado el mapa de la dirección, retocado los amortiguadores y suspensiones, así como recalibrar el sistema DSC (Control de estabilidad dinámico)”, afirmó Dirk Häcker, jefe del desarrollo de los vehículos de la división M de BMW. “Sigue siendo un referente en su clase en términos de respuesta y reacciones, pero ahora se desliza con mayor progresión y entusiasmo”, continuó.

El nuevo modelo 2018 aloja en su capó una versión ligeramente del bloque motor S55 de BMW M, el mismo que usa el M3 y M4, aunque con algo menos de potencia. El M2 Competition se sirve del motor 3.0 litros de seis cilindros en línea para lograr desarrollar una potencia de 410 CV y 550 Nm transmitidos a las ruedas traseras a través de la transmisión manual de seis velocidades o, de forma opcional, a través de la caja automática de doble embrague de 7 velocidades. Es también ligeramente más pesado que su predecesor, exactamente 55 kg más, lo que le deja en un peso de 1.550 kg. Para alojar este nuevo motor en el M2, BMW ha modificado la parte delantera del deportivo, añadiendo un radiador extra.

bmw-m2-competition-2018

BMW M ha preparado su motor también para pasar las nuevas normas de contaminación, añadiendo un filtro de partículas. Este nuevo elemento también lo equipará el motor del M4 para finales de año. Como resultado de ello, el M2 Competition emite 225 g/km de CO2 con la transmisión manual; 210 g/km si montamos la automática.

El filtro anteriormente mencionado forma parte del nuevo sistema de escape que reemplaza al del modelo actual. Además, presenta con pequeñas “mariposas” controladas de forma electrónica que actúan en consonancia con el control M Dynamic para mejorar el sonido.

Para parar a esta bestia contamos con un paquete de frenos -opcional- que reemplaza a los que monta el modelo “estándar”, los cuales tenían 380 mm de diámetro en la parte delantera y 370 mm en la trasera; ahora con el nuevo pack en la parte delantera tenemos frenos de 400 mm con seis pistones para el eje delantero y, para el eje trasero 380 mm con pinzas de cuatro pistones.

El diferencial también añade mejoras con un nuevo software que, según Häcker, permite que se hagan cambios vitales en el sistema DSC a través del nuevo modo M Dynamic, activando el Sport +.

Estética pulida

 

El diseño se ha modificado en pos de la deportividad, con una estructura delantera más dramática en el paragolpes -con tomas de aire más grandes-, los “riñones” de la parrilla rediseñados y con unas luces más avanzada, las cuales tienen tecnología LED adaptativa.

Otros cambios visuales incluyen unos retrovisores estilo M, similares a los que lleva el M3 y M4, junto con unos faros traseros modificados. Sus “zapatos” son nuevos, con nuevo juego de llantas forjadas de 19 pulgadas, ensambladas con neumáticos 245/35 en la parte delantera y 265/35 en la trasera, firmados por Michelin Pilot Sport.

bmw-m2-competition-2018

Dentro de la nueva versión Competition vemos asientos M Sport rediseñados para la parte delantera, panel de instrumentos cambiado, cinturones en varios colores, el M Drive manager heredado del M3 y M4, Asistente de aparcamiento y botón rojo del Star&Stop -similar al nuevo M5-.

El pequeño deportivo de la marca bávara tendrá  un precio de salida de 66.049 euros– para la variante manual- y de 70.847 para la que equipe la transmisión automática. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.