- Publicidad -

BMW tampoco se ha perdido el Goodwood Festival of Speed y como se reserva sus modelos de producción para los futuros salones, ha decidido presentarnos el M2 más salvaje hasta la fecha. Lo han denominado BMW M Performance Parts Concept, y básicamente es un M2 mejorado al máximo sin tocar su motor, por supuesto con una drástica dieta de por medio.

En color Fronzen Black, BMW ha decidido decorar este M2 Coupé estándar y no el M2 Competition, para así demostrar aún más lo que se puede aligerar al más pequeño de la familia M de la casa. Además lleva varios detalles en color dorado para ensalzar su aspecto guerrero.

BMW M Performance Parts Concept Car

Para lograr rebajar en conjunto 60 kg, el BMW M Performance Parts Concept hace un uso masivo de la fibra de carbono. Así pues nos encontramos en este material elementos como la parrilla delantera o la tapa del capó que resta 8 kg de peso. Las alteas delanteras también son de carbono restando tres kilos y techo de carbono para bajar seis. Estos y otros elementos del coche en carbono acabarán incorporándose al catálogo de la marca para tu M2, aunque unos lo harán más tarde que otros.

El elemento más llamativo son sus llantas de 19 pulgadas en color Frozen Gold con neumáticos semi slicks. Con este juego se restan 6 kg de peso. Sigamos con la dieta en su zaga, donde tenemos un difusor de carbono, una tapa del maletero con alerón integrado también en carbono, reduciendo en total más de cinco kilos.

El BMW M Performance Parts Concept no se queda atrás en su interior, pues aquí también ha habido una drástica operación bikini. Empezando por sus nuevos asientos baquet, que son de fibra de carbono y van forrados en Alcántara con los bordados de color dorado. 9 kg menos con ellos. Aunque se ha buscado perder todos los kilos posibles, BMW no ha eliminado las plazas traseras de este M2, así que los baquets se pliegan para acceder a ellas. Las cuales por cierto, también han sido rediseñadas, con dos semi baquets forrados en Alcantara con los que se restan 13 kg al conjunto.

Ponte calcetines finos para este coche porque el ahorro de peso sigue en todo su interior, con carbono y Alcántara en la consola central, los paneles de las puertas, el volante, el freno de mano y allá donde mires.

BMW no modifica su motor de 3.0 litros y seis cilindros turbo de 370 CV, pero si su chasis. Y es que el BMW M Performance Parts Concept lleva una suspensión M Performance con la que la altura disminuye en 20 mm. Es modificable y con ella tenemos 12 ajustes de compresión y 16 de extensión diferentes. Y como traca final, el BMW BMW M Performance Parts Concept incorpora una nueva batería específica que pesa 14 kilos menos que la del M2 convencional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.