El BMW Isetta fue uno de los vehículos más emblemáticos de los de la marca bávara, así como uno de los más exitosos producidos en los años siguientes a la Segunda Guerra Mundial- época en la que se necesitaban coches baratos para realizar trayectos de corta distancia-.

En la actualidad, la demanda por este tipo de coches se ha reducido a solo aquellos apasionados por el Isetta y por la historia que rodea a su nombre; sin embargo, un diseñador, Justin Hyumjumg Cho, ha imaginado como sería si tuviéramos una versión del Isetta con la tecnología actual, y no podríamos estar más de acuerdo con su proyecto.

Apodado BMW i1, se presenta como un modelo para dos personas pensado para usuarios que utilizan el coche en trayectos de no más de una hora al día; además, se estima que el 75% de los conductores circulan solos de camino al trabajo. Esto unido a que ha aumentado en 24 veces-en comparación con la década de 1950- la cantidad de ciudades en las que se superan los 10 millones de personas, ha impulsado a cada día más personas a pisar las áreas urbanas, lo que está modificando la forma de movernos en entornos urbanos al explorar diferentes opciones.

El diseño exterior se ha inspirado en el modelo de 1950-sin perder su esencia-pero con una estética futurista. Como aparece en las imágenes, presenta una puerta delantera que se desliza hacía el techo, heredando una de las características que hacían del Isetta un coche único, la puerta delantera para acceder al interior. Esto puede ser muy útil en las ciudades, junto con un tamaño compacto de 2,69 metros de largo.

Esta interpretación del BMW Isetta moderno es un ejercicio de diseño sobre cómo sería el coche autónomo del futuro pensado para las grandes ciudades, utilizando la plataforma de “car-sharing” que se está haciendo tan popular- igual que el servicio que proporciona BMW apodado ReachNow-.

Además de tomar como inspiración la esencia del Isetta, también reúne los atributos principales de los vehículos de la gama BMW i, como los detalles en azul brillante y una estética que nos recuerda al BMW i3. Las ruedas se ocultan bajo la carrocería, en la cual se dibuja un círculo mediante LEDs que le da un toque de ciencia ficción que nos encanta – ¿recuerdas la película “Yo, robot“?-.

Cho, además, ha ido aún más lejos y ha imaginado cómo sería el cartel promocional del pequeño utilitario, en uno de ellos se haría patente la plataforma ReachNow de BMW (alquiler de coches de la marca bávara) y otro demostrando los beneficios de las reducidas dimensiones del Isetta en entornos urbanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis + 12 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.