Acabamos de conocer la actualización de la berlina más grande de BMW y ya tenemos todos los detalles de su versión híbrida enchufable. Y es que el Serie 7 2019 ha llegado más preparado que nunca a los nuevos tiempos, contando en su gama no con una, sino con tres versiones híbridas enchufables, un BMW 745e que promete prestaciones y eficiencia a la par.

BMW 745e

No es que BMW haya diseñado varios niveles de este híbrido enchufable, sino que ha adaptado esta tecnología a todos los tipos de carrocería y tren motriz que el Serie 7 tiene disponibles. Por lo tanto nos encontramos con que tenemos tres versiones, un BMW 745e normal, la versión de batalla larga o 745Le, y el que suma a esta carrocería la tracción total, el 745Le xDrive.

El tren motriz del BMW 745e se compone del bloque de gasolina de 3.0 litros y seis cilindros en línea, que por sí solo rinde 286 CV, al que se suma el motor eléctrico de 113 CV (83 kW) y 265 Nm. En conjunto produce 394 CV y un total de 600 Nm de par como resultado de la combinación de sus potencias. En esta generación crece la capacidad de las baterías y su voltaje.

Dicha batería es de iones de litio y de 12 kWh de capacidad. Este 745e puede circular solo con el motor eléctrico hasta a 140 km/h y su autonomía oscila entre los 50 y los 58 km/h, dependiendo obviamente del tipo de carrocería y si llevamos el xDrive o no. Con estas cifras se obtiene la etiqueta Cero de la DGT.

Las prestaciones son las propias de una berlina de su potencia, pues se beneficia del par instantáneo del motor eléctrico, contando este Serie 7 con una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,2 segundos, 5,1 en el modelo de tracción total. La velocidad punta es de 250 km/h en todas las variantes.

Por otro lado, este BMW 745e logra una eficiencia única en su gama, homologando un consumo medio de entre 2,1 y 2,3 l/100 km. El consumo eléctrico oscilará entre los 15,1 kWh cada 100 km y los 15,6 kW, según la versión.

La arquitectura híbrida del Serie 7 hace que el motor eléctrico esté en su caja de cambios, una Steptronic de ocho velocidades. Como en cualquier híbrido, sirve tanto de motor como de generador para recargar la batería cuando se frena o se deja de acelerar. El maletero de estas versiones se reduce a 420 litros ya que el depósito de gasolina se monta sobre el eje posterior.

Para la gestión de la energía eléctrica y su autonomía, el 745e cuenta con varios modos de conducción. Estos son el Hybrid, Electric, Sport y Battery Control. Sirven para manejar de forma normal ambos motores, circular solo con la electricidad, usar el motor eléctrico como apoyo y ahorrar batería para tener la máxima autonomía eléctrica respectivamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.