- Publicidad -

Durante los dos años que el Bentley Mulsanne ha estado al servicio de la Reina, ha sido el encargado de transportar a la monarca -entre otras ocasiones- a sus celebraciones del Diamond Jubilee y a una visita exclusiva al número 10 de Downing Street, donde asistió a su primera reunión de gabinete con el primer ministro, David Cameron, al que dio la bienvenida a su llegada al gobierno inglés. La limusina fue preparada y registrada por Bentley en su sede de Crewe para uso exclusivo de la reina Isabel II.

mulsanne

Entre las características especiales, se incluyen sus Royal Wheels, los paneles de las puertas y sus refinados espejos en la parte trasera. Asimismo, en todos los asientos se vislumbra el bordado de Bentley y el coche incorpora opcionalmente llantas de aleación clásica de 21 pulgadas. La parte interior cuenta con un bordado completamente de cuero, aire acondicionado, sistema de información para el conductor y el sistema de navegación por satélite. El navegador incluye como destino “casa” el palacio Windsor. 

mulsanne

El Mulsanne está propulsado por un gran motor de 6,75 litros con más de 500CV y es capaz de alcanzar los 100 Km/h en poco más de 5 segundos. El Bentley es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 296 Km/h. No sabemos si el afortunado chófer pudo probarlo a fondo yendo a uno de sus numerosos compromisos urgentes. 

Este Bentley Mulsanne con carácter “real” ha cubierto menos de 8.000 kilómetros durante sus dos años al servicio de la reina Elizabeth y ahora se ofrece en perfecto estado habiendo cubierto un total de 9380 kilómetros.

mulsanne 

Los potenciales compradores pueden recoger un pedazo único  de la historia del automóvil por menos de 250.000€ en el año en el que la propia Reina celebra su 90 cumpleaños. El coche está a la venta por un concesionario establecido en Bramley, Surrey (United Kingdom). 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco + seis =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.