Se podría llamar Continental GT de cuatro puertas, pero lo cierto es que el Flying Spur siempre ha sido un coche muy diferente, especialmente en su concepto y filosofía. Ya tenemos aquí el Bentley Flying Spur 2019, una tercera generación del cuatro puertas Grand Touring, el más tecnológico de Crewe, con novedades técnicas de todo tipo para hacerlo el mejor de su categoría en cualquier aspecto.

Según Bentley esconde un nuevo chasis, así como soluciones tecnológicas nuevas, como el eje trasero direccional o hasta un sistema de 48 voltios para las barras estabilizadoras activas. El chasis es de aluminio y resina compuesta o composite, con diferentes materiales a lo largo y ancho de su esbelta y elegante carrocería nueva. Esta esconde la una suspensión neumática de tres cámaras con amortiguación variable. Otra de las novedades es el eje trasero direccional, el primer Bentley con este sistema.

A nivel de diseño, hereda ciertos matices del último Continental GT, pero con un diseño propio y de cuatro puertas. No faltan los faros matrix LED, detalles cromados como su parrilla o los marcos de las puertas, así como llantas de 21 pulgadas o los faros trasero con la firma lumínica en forma de B. Hablando de esta letra, la que lleva en el morro este Bentley Flying Spur 2019 se puede pedir retroiluminada, con un diseño nuevo de esta Flying B. Mide 5.32 metros de largo y Bentley deja elegir entre 17 colores de la carrocería para quién no quiera volverse loco con las personalizaciones.

Bajo el capó sin sorpresas, el motor W12 biturbo de 6.0 litros asociado al cambio automático de 8 velocidades y doble embrague de ZF. La potencia de 635 CV y el par de 900 Nm le permiten hacer el 0 a 100 km/h en 3,8 segundos y llegar hasta 333 km/h, nada mal si consideramos el peso de este sedán de cuatro puertas, 2.437 kg.

Bentley Flying Spur 2019

Por supuesto no falta la tracción total, ahora pasa a ser conectable primando el eje trasero, y lleva controla vectorial del par gestionado electrónicamente a través de los frenos. Estos precisamente son unos discos de 420 mm en el eje delantero. Lleva un sistema de escape activo con válvula que se puede abrir en función del modo.

Por dentro este Bentley Flying Spur 2019 es todo refinamiento y detalles como vimos en el GT inglés de dos puertas. Sus asientos de cuero están disponibles en cinco colores, con función de calefacción y aireación. La madera inunda todo el habitáculo y se ha creado un nuevo acabado con patrón en diamante tridimiensional. Muchos mandos son nuevos del Continental,  como la pantalla giratoria de la consola central, el Rotating Display de 12,3 pulgadas que esconde para enseñar tres relojes analógicos o la moldura de la madera del salpicadero.

Se puede pedir con el techo panorámico de cristal o iluminación ambiente, y sus ocupantes de las plazas traseras gozan de más espacio aún, ya que hay 13 cm más de batalla que antes. Se ha añadido una plataforma de carga inalámbrica para móvil, dos tomas USB, Traffic Assist, City Assist y más ayudas a la conducción, así como visión nocturna y Head-Up Dispay y todo tipo de cámaras y sensores.

Dado que sus plazas traseras serán muy utilizadas por los clientes, Bentley incluye en el Flying Spur 2019 un mando a distancia táctil en la parte central para gestionar todo lo relativo al confort: climatizador, masajes, cortinillas laterales, iluminación, música, etc… Y por supuesto, si necesitas algo que no está en su catálogo, Mulliner está ahí para escucharte y hacer realidad tus especificaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.