- Publicidad -

No corráis a llamar a vuestra abuela para preguntar si hay alguna nave o garaje abandonado en el pueblo, estas cosas solo pasan en Estados Unidos. Y es que no todos los días uno va a casa de su abuela, entra al garaje y descubre que tapados y cogiendo polvo hay dos superdeportivos de los 80. Es lo que le ha pasado a un joven estudiante al otro lado del charco, que ha hecho el barn find de su vida, rescatando esto dos modelos de los 80, un Lamborghini Countach y un Ferrari 308 GTB. Ambos tienen más de 20 años de polvo encima, pero siguen siendo espectaculares y valiosos.

No sabemos si será el barn find del año porque aún estamos en agosto, pero a buen seguro será difícil de superar, y será el de su vida para este joven. El Lamborghini Countach hallado es de 1981 y a su lado hay un Ferrari 308 GTB, así como lo que parece ser un MG de los primeros justo entre el Lambo y la pared, pero no es gran cosa al lado de los italianos. La historia saltaba en Reddit por el usuario “eriegin”, quien contaba que el garaje es de su abuela, así como los coches, los cuales llevan más de veinte años allí. Fue su abuelo quién los compró en 1989 para su negocio de alquiler de coches exóticos.

Sin embargo, el negocio del abuelo del usuario de Reddit tuvo que cesar, ya que el coste del seguro de los vehículos se volvió insostenible. En lugar de venderlos decidió guardarlos en el garaje años después y su nieto asegura en el hilo que no tiene ni idea de por qué tomó esa decisión. Años más tarde el abuelo falleció, pasando a manos de su abuela. Esta mantuvo la misma suerte de los deportivos, quedando ocultos hasta hoy y en el estado que se observa.

En el caso del Lamborghini Countach, es una unidad de color blanco un tanto especial por el modelo que parece indicar su zaga, un 5000S. Se trata de la versión más potente del Countach, el LP 500 S, que incorporaban el motor V12 atmosférico de 4.8 litros y 376 CV. Actualmente estas versiones se cotizan en torno a los 500.000 euros dependiendo de su estado, sin embargo, el de nuestro amigo estadounidense está algo más deteriorado, por lo que su precio podría ser menos de la mitad. En el caso del 308, le faltan las llantas, y el precio de estas unidades es de unos 100.000 euros, pero aquí se repite lo mismo que con el Lamborghini. Sobre que pasará con ambos coches es un misterio, pero por ahora su descubridor asegura que su abuela no quiere deshacerse de ellos.

Dioses V12: McLaren F1, Lamborghini Countach y Ferrari 250 GTO

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.