Audi RS6Audi RS6

PORTADA COMPARATIVAS

Audi RS6, BMW M5 y AMG GT63: 3 formas de vivir

RevistaCAR 2 de septiembre, 2020 | Tiempo de lectura 8 min

BMW presenta su M5 como la sUperberlina original, pero ¿el superfamiliar original? Ese es de Audi, con el RS2 de 1994, clave para la tracción total quattro, una innovación que ayudó a la humilde maquinaria a ir mucho más rápido, antes de que el M5 fuera un abrir y cerrar de ojos en Múnich. Fusiona toda esa historia, sube de tamaño y obtienes el Audi RS6, el rival de Audi para el BMW M5 (aquí te dejamos su última versión).

Audi RS6

Este RS6 de cuarta generación definitivamente no se siente estrecho mientras me apresuro para encontrarme con el BMW M5 y el Mercedes-AMG GT 4 Puertas Coupé, este último un rival menos directo pero un fascinante cambio de juego, no obstante. El V8 del RS6 golpea como la melodía de un bajista gracias al escape opcional, y es explosivo cuando necesito evitar el tráfico más lento. Por primera vez hay dirección en las ruedas traseras y el diferencial deportivo en el eje trasero sigue como opción, aquí lo llevamos. No hay duda de que siente una inclinación trasera y una agilidad inesperada cuando el RS6 toma las curvas. Es más emocionante y divertido que su predecesor, ya brillante, y no puedo hacerlo subvirar. ¿Qué esta pasando? Esto no estaba en el guion, en absoluto.
Pero el AMG GT 63 S 4 Puertas Coupé es una comparación más fresca e interesante.
Básicamente, deja caer el tren motriz del E63 S en un cuerpo de estilo cupé, luego enciende la mecha y realiza todo tipo de brujería en el chasis.

Audi RS6

En cuanto al precio, el AMG GT es el que se desmarca con 198.000 euros, pero sus cifras de 639 CV y 900 Nm son comparables. Así que estamos intrigados: ¿Puede el AMG realmente sentirse como un coche de 50.000 euros más contra rivales tan pulidos, potentes y establecidos como los de Audi Sport y la división M?

El RS6 ciertamente está muy pulido. Esta no es una revisión radical de la generación anterior, porque los fundamentos permanecen intactos: sigue siendo un V8 biturbo de 4.0 litros con una transmisión automática de ocho velocidades, tracción total y un cuerpo más ancho en 80 mm –solo el techo, el portón trasero y las puertas se comparten con un A6–. Pero esta vez, los turbos 3 mm más grandes ayudan a aumentar la potencia a 600 CV y 800 Nm, y hay un sistema híbrido suave que almacena energía desperdiciada de otro modo en una pequeña batería de iones de litio. En el mejor escenario consume 12,4 l/100 km, mucho mejor que el Mercedes; avergonzado por los 11,1 litros del M5 no híbrido.

Audi RS6

A pesar de una ganancia de rendimiento bastante pequeña, el nuevo Audi RS6 se siente significativamente más potente que su predecesor de 560 CV. Visualmente, también se diferencia mejor de un A6 gracias a una parte delantera más agresiva. En el interior están los nuevos botones RS1 y RS2 para los modos de conducción configurados individualmente y un monitor RS que muestra todo, desde la temperatura de los neumáticos hasta la fuerza G.

No hay duda de que el Audi RS6 es el campeón de las largas distancias de este trío, especialmente en la suspensión neumática opcional de nuestro automóvil. Cuando atravieso caminos rurales desiertos y los faros Led Matrix desvanecen la oscuridad, nada puede alterar el plumaje del RS6: ni el clima, ni la superficie, ni las curvas apretadas, ni las curvas cambiantes… Simplemente se abre paso a través del todo, sin ningún tipo de aislamiento del conductor. Algunos podrían preguntarse si el RS7 más elegante se habría sentido aún más afilado. Pero los arcos hinchados del RS6 y el estilo familiar son mucho más atractivos. Al respecto, el experto en chasis de Audi, Andrei Filep, me dice que solo hay 10 kilos de diferencia entre los dos, los anchos de vías son idénticos y el chasis está afinado para sentirse igual. Este es absolutamente el RS que compraría.

Experiencias contradictorias

Lo que ves y obtienes en el AMG GT 4 Puertas Coupe son dos experiencias casi totalmente contradictorias, como si alguien proyectara un batido de fresa en tus ojos mientras deslizas vodka directo a tus papilas gustativas. Este es un Mercedes de cinco metros de largo con un lujoso interior, que incluye increíbles sillones de masaje, pero que se conduce como un coche deportivo: tenso, agresivo, una bestia con colmillos de un deportivo.

Audi RS6

El AMG emplea la plataforma MRA del Clase E, y lleva el excelente motor V8 biturbo de 4.0 litros y tracción total de AMG. Pero a partir de ese ADN compartido, los dos divergen espectacularmente cuando el ya ex jefe de AMG, Tobias Moers, instruye a un equipo por la mañana para volverse loco: el resultado es carbono para el suelo del maletero y el mamparo trasero, soportes dinámicos del motor, un bastidor auxiliar rígido en la parte delantera, componentes de la suspensión de aluminio forjado, una “placa de corte” debajo del motor como las que se usan para endurecer un cabrio, y puntales de refuerzo de acero en la parte trasera. Todo esto hace que el AMG sea más rígido, más receptivo; apretando los dientes y tensando los músculos antes de que se mueva una pulgada. A esa base rígida se agrega suspensión neumática, dirección en las ruedas traseras, frenos estándar carbonocerámicos, modos de conducción y aerodinámica activa.

Se desplaza con un nerviosismo agitado incluso en su configuración “Comfort”. No es incómodo, pero es inquebrantablemente firme y enfocado. Puedes notar que la transmisión de doble embrague de nueve velocidades actúa en una conducción suave en sus relaciones más bajas, incluso en “Comfort”, pero también que sus cambios, controlados por hermosas levas de aluminio cuando se usan manualmente, son los más rápidos aquí. Las marchas en el modo “Race” cambian con una precisión que hace que el Audi RS6 y el M5 parezcan aturdidos.

Audi RS6

No hay compromiso con la dirección electromecánica de velocidad variable. Es el mejor por un margen, con velocidad y precisión, pero también se siente todo a través de su volante envuelto en Alcántara. Algo así como pasar las manos sobre la superficie granulada. El motor biturbo de 3.982 cc es una maravilla, como escuchar un latido acelerado a través de un estetoscopio a bajas revoluciones y en su extremo superior como un terrible accidente en una fábrica de municiones, todo complementado por muy poco retardo y la respuesta más rápida del acelerador.

Audi RS6

Lo que le permite aprovechar toda esa capacidad es la tracción total 4Matic, a la par con la M xDrive de BMW como una configuración de múltiples talentos que es capaz de captar la mayor cantidad de agarre posible de la superficie en configuraciones regulares. Además, puedes deslizar el AMG de manera muy similar a como lo puedes hacer con el M5 en los modos más agresivos si está mojado, y hay un modo “Drift” con tracción trasera completa si presionas los botones y usas las levas –como para acceder al modo de trucos de un juego de ordenador–. Nuevamente, hoy no, simplemente no era necesario.

Vuelta a casa… ¿En en el Audi RS6?

Cuando llevé el AMG de vuelta, me alivió a través de la fuerza del viento y el agua estancada en la autopista. Y luego, con mejor clima, fue tan intenso y puro que tuve que recordarme a mí mismo que conducía un cupé de cuatro o cinco puertas. El control de la carrocería, la agilidad que le otorga a este automóvil tan largo la dirección de las ruedas traseras integradas por expertos, la sensación de efervescencia y la emoción, todo pertenece a un automóvil deportivo incondicional. Pero, ¿realmente existen personas que desean un automóvil grande tan extremo, tan centrado que parece que podría perseguir a un 911 GT3 RS en un día de pista? No estoy seguro, y todavía estoy confundido, incluso si sé que este es un coche realmente especial.

Audi RS6

Si el último BMW M5 no puede igualar al Audi RS6 para un viaje fácil o la practicidad de un familiar, aún puede brindar comodidad y facilidad de uso. Este es un automóvil espacioso con asientos espectaculares –soporte para agarrar el torso, comodidad suave– un cambio automático de ocho velocidades que es sedoso durante el estacionamiento, donde el viejo DCT a veces se arrebató, un V8 que alcanza el par de 1.800 a 5.800 rpm para el viaje sin estrés, y la tracción total M xDrive que simplemente se engancha y te dispara desde las curvas como una banda elástica pinzada, incluso si estás excitado con el acelerador.

Conduce el M5 rápidamente con todas las ayudas de seguridad activadas y experimentarás una conducción no más extrovertida que esta, que probablemente sea el objetivo para un gran porcentaje de clientes. Pero a los seguidores de M les complacerá saber que aún puede encontrarse en tercera marcha en mojado con un tercio de vuelta de bloqueo opuesto, el deslizamiento trasero y el V8 ladrando hacia las 7.000 rpm. Ciertamente, más efectivo que un café cargado por la mañana. En estas condiciones inmundas, ni siquiera pruebo el modo de conducción trasera, no lo necesito.

Audi RS6

De hecho, a pesar de todo a lo que BMW ha renunciado: aspiración natural, caja de cambios DCT, transmisión trasera, este M5 sigue siendo sorprendentemente fiel al espíritu de Jekyll y Hyde del E28 original, feliz de poder deslizarse durante los fines de semana, pero haciendo de coche normal de nueve a cinco con un estilo menos extrovertido que el Audi RS6 más sensato. Si quieres sigilo con alguna racha salvaje, el M5 es tu coche.

¡Valora este artículo!
[Votos: 2 Media: 5]

Recibe más artículos sobre la actualidad del motor

Déjanos tu correo y recibe las noticias con la última actualidad

Te recomendamos

  • Compa BMW M5 Audi RS6 Panamera Turbo y E 63 Revista CAR
  • BMW M5, Mercedes E63 S, Porsche Panamera Turbo y Audi RS6… disimula

    A finales de los años setenta alguien en BMW pensó que los amantes de las altas prestaciones en algún momento tendrían...

  • BMW M5 y Mercedes-AMG E63 S, poder a las 4 ruedas

    Teníamos una cita con el nuevo m5 cerca de Lisboa y nos desplazamos hasta allí en el Mercedes-AMG E63 S 4Matic+ de 612...

  • 10 Motores Icónicos que todo aficionado debería conocer

    Nissan RB26DETT Nissan demostró en su momento que había sacado un 10 en la clase de “como hacer motores”, porque nos...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
AVISO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas (elaborar estadísticas a partir de sus hábitos de navegación) y publicitarias (elaborar perfiles para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias de navegación). Aceptando ahora consiente el uso de esta tecnología en nuestra web. En cualquier momento puede configurar su instalación o retirar su consentimiento clicando en Configuración de Cookies.

COOKIES PROPIAS

Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

Revistacar.es + info

Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

COOKIES DE TERCEROS

Las utilizamos para medir datos estadísticos de la publicidad mostrada en la revista y el comportamiento que tienen nuestros lectores.

Analíticas

Google.com + info

A través de Google analytics se obtiene información que nos permite medir cómo interactúan los Usuarios con el contenido del portal.

Publicitarias/Publicidad programática

AdServer + info

Sirve para almacenar sus preferencia publicitarias y mostrar anuncios propios de su interés

Webads.es + info

La publicidad en revista CAR es proporcionada por WebAds que hace uso de las ubicaciones de cookies. Los datos recopilados de las cookies son anónimos y no se realiza un seguimiento de los datos personales. Las cookies no pueden causar daños ni propagar virus a ninguna computadora o archivo. Cookies utilizadas: uuid2, sess, icu, anj, token

Guardar Configuración