- Publicidad -

El fabricante alemán ha querido aprovechar la edición de este año del CES Asia para mostrar los últimos avances logrados por la marca en la conducción pilotada del futuro con el Audi R8. Lo consigue con un escáner láser y sensores de ultrasonido, junto con radares y videocámaras, algo que se traduce en comodidad y seguridad para los ocupantes del vehículo.

Audi R8

El Audi R8 e-tron posee una autonomía eléctrica de hasta 450 kilómetros, que supera por más del doble a la autonomía de la generación anterior, que llega hasta los 215 kilómetros.

Audi R8

Una de las grandes novedades que presenta es la batería en forma de T integrada detrás del habitáculo, dentro de la estructura del túnel central. La capacidad de esta batería ha pasado desde los 49 kWh hasta los 92 kWh. Todo ello, sin cambiar el tamaño de dicha batería, que presenta una densidad de energía incrementada desde los 84 Wh/kg hasta los 154 Wh/kg. De esta forma, se mejora aún más la dinámica de conducción del Audi R8 e-tron.

Audi R8

Lo destacable de esta presentación es que Audi deja entrever que cada día que pasa la conducción autónoma es menos un proyecto y más una realidad. Es un mensaje de que trabajan en ello, y que tal vez en el futuro, sea habitual ver este tipo de coches en la carretera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

siete + 11 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.