Audi sigue confiando en la tecnología e-Tron. Esta vez, lo hace probando su modelo Audi e-tron Extreme en las famosas laderas austríacas donde se celebra la Hahnenkamm Race.La pista “Streif”, la sección con más pendiente de todas.

El pasado año, la marca alemana también puso a prueba la capacidad del SUV eléctrico. Destacando desde Pikes Peak a las salinas de Manibia, sin olvidarnos de Berlín, donde superó el test de alto voltaje.

Siempre Quattro

Audi e-Tron Extreme estaba equipado con con una quattro especial, dos motores eléctricos en el eje trasero y uno en el delantero de potencia de hasta 370 kW (503CV) y un par máximo de 8.920 Nm. Gracias a este equipamiento se logró subir una pendiente de estas características que constaba de un desnivel del 85%.

Fue necesario modificar algunos aspectos del Audi e-Tron Extreme. Audi modificó el software en lo referido a la entrega del par motor y a su distribución a las ruedas, para adaptarse a las exigencias de una pista tan especial como el de la “Streif”. Las llantas de 19 pulgadas fueron equipadas con neumáticos con clavos desarrollados específicamente para este desafío se encargó de proporcionar el agarre necesario sobre la nieve y el hielo.También se le equipó con una jaula antivuelco y un asiento de competición dotado de un cinturón arnés. Sin olvidar el sistema de seguridad adicional mediante un cable de sujeción

Mattias Ekström, campeón del mundo de Rallycross y bicampeón del DTM y que ha acumulado un total de 25 victorias como piloto del equipo Abt y la marca alemana nos cuenta que al principio parecía imposible superar una pendiente de tales envergaduras.  El vehículo se desenvolvió de la mejor manera en un terrero tan desfavorable como al que se enfrentaban.

“Una de las experiencias más extraordinarias que he tenido ocasión de vivir.” declaró Ekström al final del desafío.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.