Siempre nos encanta ir por nuestra geografía para rodar en diferentes circuitos. Esta vez, acompañamos a los chicos de Audi España para asistir a uno de los cursos más demandados, el Audi Driving Experience Sportscar. Hoy hemos estado en el Circuito de Jerez probando no uno sino dos modelos de altas prestaciones, el Audi R8 V10 Performance y el Audi RS5 Coupé.

Es un curso orientado, sobre todo, a mejorar las trazadas y reacciones dentro de un circuito. Sin embargo, todo lo aprendido nos servirá para nuestro día a día, ya que al poner coches tan potentes al límite, mejoramos nuestro conocimiento sobre ciertos comportamientos del coche. Por tanto, te voy a detallar en qué consiste este curso, el cual está más que recomendado si quieres pasar una jornada llena de adrenalina.

Primero, ejercicios de esquiva y frenada

Para ir “calentando” antes de coger los R8, nos montamos dentro de los Audi RS5, con los cuales realizaremos el ejercicio de esquiva y parada de emergencia. Este es muy útil para la vida diaria, solo hace falta imaginar una situación en la cual algún objeto o persona/animal se cruce en nuestra trayectoria.

Nuestro instructor nos comenta la importancia de mirar siempre lejos, así como aprovechar todo el espacio del que disponemos. El ejercicio es simple, pero a la vez muy demandante.

Comenzamos en nuestra línea con el pie a tabla; el ejercicio consiste en no frenar hasta pasar los dobles conos; ahí es dónde tendremos que frenar muy fuerte mientras esquivamos los conos frontales.

La clave en este ejercicio es clavar frenos y no dar volantazos. Las inercias serán más “controladas” siempre y cuando ejecutamos la maniobra de forma fluida, evitando que la trasera se descoloque y termine en trompo.

 

El Audi RS5 es uno de los coches más prestacionales de la marca de los cuatro aros. Su motor 3.0 litros de 450 CV le lleva hasta los 100 km/h en solo 3,9 segundos. Casi nada… Además, gracias a su tracción Quattro, el nuevo modelo es rápido y seguro en las trazadas.

Cambiamos los conos por los pianos

Y no, no vamos a dar una clase de música precisamente, aunque sí escuchamos una buena melodía a bordo de nuestra siguiente montura, el Audi R8 V10 Performance. Se trata de un superdeportivo de altísimas prestaciones, el cual ahora llega con su nuevo facelift con cambios estéticos y mecánicos.

Este modelo sigue manteniéndose fiel a su filosofía de motor central y atmosférico -algo que, por desgracia, está en peligro de extinción-. Sin embargo, ahora su potencia asciende hasta los 620 CV (antes 610 CV) junto con una dirección más precisa y directa, así como cambios estéticos que le dan una apariencia más deportiva.

Al tratarse de un coche de mucha potencia, primero hay que “hacerse a él”, por lo que antes de hacer “hotlaps” como si no hubiera un mañana, tuvimos que aprender el trazado por sectores. Varios grupos de 4 coches por tanda -uno de ellos el instructor, el cual marcaba la trazada ideal-.

El R8 es un coche sorprendentemente fácil de controlar, ya que su gestión de la potencia se hace de forma segura a través del sistema de tracción Quattro. Este es el responsable de que, a pesar de que podamos ir muy rápido dentro del coche, nos mantenga a salvo cuando cometemos algún error.

En comparación con el modelo al que sustituye, el R8 V10 Performance es más ágil y directo. Su motor atmosférico es increíblemente lineal y su sonoridad es algo digno de escuchar al menos una vez en la vida.

Subir hasta las 8.000 vueltas…

Trazar con el R8 curvas es coser y cantar, pero cuando miras el velocímetro te das cuenta que vas a 160…180 km/h… y ves que el coche es capaz de todo. El cambio S Tronic de 7 velocidades que equipa es increíblemente rápido en gestiones manuales y automáticas. Unido a esto, ahora el nuevo modelo aumenta su rigidez al incorporar más de 20% de fibra de carbono en su estructura, lo que mejora su compostura en conducción agresiva.

Tras dar el primer “reconocimiento” por el circuito, damos paso al “fuego real”. Nos esperan dos tandas de 6 vueltas en total, donde pondremos a prueba todo lo aprendido. La estructura del curso es la adecuada, ya que el nivel de requerimiento de la actividad va ascendiendo progresivamente. Gracias a ello, nos permite explorar nuestros propios límites, pero siempre de una forma segura gracias a los instructores de la firma.

En definitiva, una experiencia increíble para todo aquel amante del motor que quiera mejorar sus aptitudes, mientras mejora su técnica y experiencia de conducción en situaciones controladas y que nos pueden servir para nuestro día a día. Una actividad más que recomendada.

Precio

El curso Audi Driving Experience Sportscar es el más avanzado que Audi ofrece en pista. Su precio es de 545 euros para los clientes de la marca de los cuatro aros, mientras que ascenderías hasta los 690 euros para los no clientes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis + 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.