La movilidad privada tal y cómo la hemos conocido hasta ahora es una realidad que está empezando a cambiar para convertirse en algo bien distinto a lo que estamos acostumbrados. Lo que nadie sabe es qué forma tendrá esta. Por ello es muy interesante conocer la interpretación que puedan hacer marcas cómo Audi a través de sus concept cars para anticipar qué puede aguardar el futuro. El último en llegar es este Audi AI:TRAIL quattro.

Audi AI:TRAIL quattro

En esta línea, la marca de los 4 aros ha desarrollado 4 prototipos para mostrarnos su particular visión, con 4 modelos totalmente distintos para usos concretos que, conjuntamente, abarcan todas las posibles necesidades que pudiéramos tener en cada ocasión como usuario, desde movernos de un punto A a un punto B con la mayor comodidad y seguridad posibles, hasta ir de excursión por la naturaleza.

Y precisamente para esta última ocasión es para lo que ha sido concebido el AI:TRAIL, el todo terreno de aspecto imponente y rompedor que hoy nos ocupa. Sin embargo, antes de llegar al presente, hagamos un breve repaso por los 3 concept AI que lo han precedido:

La primera propuesta de la marca de los 4 aros llegó en 2017 y fue el Aicon concept, una espectacular y espaciosa berlina eléctrica de grandes dimensiones, con un tamaño incluso superior al del A8 y con un diseño interior y exterior muy futurista cuya principal característica es su conducción autónoma nivel 5 que le permite carecer de volante y pedales.

La segunda propuesta de llegó en Peable Beach en 2018 con la presentación del nacido como PB18 y ahora denominado AI:RACE. Este concept es un superdeportivo eléctrico sin ayudas a la conducción; un modelo pensado para disfrutar única y exclusivamente de la conducción deportiva pura.

La tercera propuesta de Audi, que pudimos descubrir a principios de este 2019 fue el AI:ME, un vehículo por supuesto también 100% eléctrico del tamaño de un Audi A3 Sportback y con un nivel 4 de conducción autónoma pensado para la movilidad en las megaciudades del futuro.

Y por último, volvemos a la actualidad para descubrir el concept car que cierra esta serie de 4 vehículos es el que hoy se presenta en Frankfurt y que pudimos conocer en vivo hace unas semanas: se trata del AI:TRAIL, un prototipo –eléctrico- diseñado y desarrollado para un uso exclusivamente off-road sostenible.

Audi AI:TRAIL quattro

Un aspecto imponente

Lo primero que impacta de este modelo es su estética totalmente futurista, con una carrocería de diseño rompedor sin voladizos y con un alto porcentaje de superficie acristalada. Otro elemento que llama la atención desde el primer momento son las imponentes llantas de 22 pulgadas combinadas con unos neumáticos específicos grandes dimensiones. La declaración de intenciones por parte de Audi es total ya desde un primer momento. El AI:TRAIL aparenta lo que es y lo hace sin complejos: es un auténtico todo terreno.

Pero más allá de las primeras impresiones, durante nuestra estancia en el país escandinavo donde conocimos este prototipo, también tuvimos la ocasión de conversar con Marc Lichte, el jefe de diseño de Audi, quien nos explicó personalmente algunas de las ideas que habían desarrollado en este concept car.

Audi AI:TRAIL quattro
Nuestro colaborador Dani Blasco a bordo del Audi AI:TRAIL junto a Marc Lichte, jefe de diseño de Audi

De dentro hacia afuera

Así pues, el primer punto clave en la concepción del AI:TRAIL se deriva del hecho que, con el objetivo de acercar al máximo el usuario a la naturaleza, el diseño fue concebido empezando desde el interior y continuando hacia el exterior.

El primer paso por parte del equipo de diseño fue crear un espacio interior abierto al exterior, con la incorporación de grandes cristales tanto en el frontal y en la zaga como también en los laterales y el techo. Con ello se consigue proporcionar una sensación de libertad y apertura del habitáculo hacia el exterior gracias a una visión de 360º tipo helicóptero. Por otro lado, los colores elegidos para el interior son de tonos terrosos, y están combinados con madera para acentuar la unión con el medio natural. Todos los materiales son naturalmente de gran calidad, y algunos de ellos como la moqueta son reciclados.

Audi AI:TRAIL quattro

Por otro lado, y siguiendo con la idea de que la naturaleza que rodee el vehículo es más importante que el interior del mismo, este brilla por su simplicidad y sobriedad.  Eso explica la ausencia de cualquier reloj o pantalla que proporcione información de ningún tipo y que pudiera atraer la atención de los usuarios; en su lugar hay un único soporte para Smartphone el cuál será el encargado de hacer las funciones de ordenador de abordo mediante el uso de la correspondiente APP de Audi. Con ello se consigue que todos los sentidos de los ocupantes del vehículo estén más pendientes de lo que ocurre fuera que no dentro del coche.

En cuanto a los asientos, los dos delanteros son muy ergonómicos y de estructura ligera, mientras que los traseros son de ropa y extraíbles para poder, en un momento dado, colgarlos de un árbol para convertirlos en unas sillas de campo para contemplar el paisaje. Extraerlos no es un problema, pues en el AI:TRAIL las puertas traseras se abren en sentido opuesto a las delanteras para permitir abrir literalmente el habitáculo hacia el exterior y proporcionar un gran espacio abierto para entrar y salir del habitáculo.

En cuanto al alumbrado, el AI:TRAIL cuenta con una característica única: los grupos ópticos integrados en el habitáculo tienen una doble función, pues actúan como luces exteriores por un lado mientras que por el otro proyectan una luz ambiente en el interior del vehículo.

Una carrocería rompedora

Tras descubrir los secretos del interior, Marc Lichte nos contó más acerca del exterior. Lo primero que destaca en este apartado más allá del espectacular diseño, son las llantas de 22 pulgadas combinadas con unos neumáticos de grandes dimensiones específicos de 850mm y huella exclusiva. Por su lado el bastidor –fabricado en acero de alta tecnología, aluminio, y carbono,  es de dimensiones bastante reducidas. Concretamente de largo hace apenas 4,15m por 2,15 de ancho,  a lo que si sumamos que los voladizos son inexistentes, obtenemos unos ángulos de ataque extremos para mejorar las capacidades off-road combinados con una gran estabilidad. Asimismo, la distancia libre al suelo de 34cm tampoco es nada despreciable en el AI:TRAIL y permite circular sin problemas por zonas con hasta más de 50 cm de agua.

En cuanto a las formas de la carrocería, en todo el coche vemos un patrón triangular que se repite, tanto en las calandras, como en las ópticas o en baca superior. Este patrón combina perfectamente con las líneas angulosas características del AI:TRAIL, y le confiere un estilo propio muy diferenciado de lo que habíamos visto hasta ahora en los concept cars precedentes.

Un todo terreno sostenible y avanzado

Como no podía ser de otra forma, el último concept de Audi es totalmente eléctrico. Con una batería de gran capacidad de Ion-litio ubicada en el suelo del vehículo, la tracción recae en 4 motores eléctricos, uno por rueda. La potencia del conjunto es ni más ni menos que de 320KW, 435CV  y 1000 Nm. Obviamente en la mayoría de las situaciones a las que se pueda enfrentar el AI:TRAIL la potencia necesaria requerida sea de una ínfima fracción de su potencia total, pero al igual que el conocimiento, tener mucha potencia nunca está de más.

Audi AI:TRAIL quattro

A nivel prestacional, el AI:TRAIL puede alcanzar hasta 130km/h, sin embargo el punto más interesante es la autonomía, que llega a ser de hasta 500kms por carretera. Fuera de ella, por terreno totalmente off-road sigue siendo considerable, con hasta 250 kms, lo cuál permite adentrarse en terrenos lejos de la red de recarga sin que esto suponga un problema.

            El AI:TRAIL cuenta con conducción autónoma nivel 4, que le permite circular por sí sólo en las ciudades o carreteras habilitadas para ello. Fuera de estos espacios es el conductor quien debe tomar el control, aunque sigue disponiendo de toda la tecnología al servicio del conductor, asistiendo en todo momento para superar las posibles dificultades del terreno. Entre ellas hay alguna función sorprendente. Un ejemplo de ello es el conjunto de 5 drones con led de última generación ubicados en la baca del vehículo y que tienen la capacidad de volar de dos en dos incluso de noche de forma autónoma para iluminar el camino al AI:TRAIL. No sólo eso, sino que además disponen de una cámara que genera imágenes que se pueden ver en el Smartphone a través de una app de Audi, lo cuál se traduce en poder tener una visión aérea en tiempo real para ver hacia dónde nos dirigimos. Estos drones vuelven a la baca automáticamente, donde recargan por inducción.

Un juguete para mayores

Después de haber conocido el Aicon para la movilidad autónoma, el AI:RACE para la diversión en circuito, y el AI:ME para la movilidad inteligente en ciudad, el AI:TRAIL cierra esta serie de 4 prototipos cómo el vehículo ideal para disfrutar fuera del asfalto.

Lo mejor de todo, es que cumple esta función combinando un diseño excitante, una filosofía sostenible, y la última tecnología de Audi. En definitiva, pues, el AI:TRAIL es el juguete definitivo para mayores amantes de la naturaleza y del off road.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.