Hace poco menos de un mes, nos fuimos a Alemania, al templo de Audi, donde se encuentran los secretos mejor guardados de los alemanes, y pudimos ver en primera persona el nuevo Audi A6 Avant 2018. Lo tocamos, nos montamos, y conocimos un poco más cerca este precioso y exitoso familiar. Todavía no lo hemos probado, pero por lo que hemos visto, tiene una pinta increíble.

Audi A6 Avant 2018

Aunque solo llevamos cuatro meses de año, ha sido de lo más productivo para Audi. Empezamos con el nuevo Audi A8, el coche para que te lleven como a los marqueses y que ya hemos podido probar a fondo. También hemos tenido muy de cerca el nuevo Audi A6, con su explosión en diseño y tecnología. Hemos conducido el Audi A7 Sportback, con el estilo cupé más remarcado que nunca, y rozando las líneas más deportivas de la marca alemana, y ahora le llega el turno al familiar que todos queremos tener.

El nuevo Audi A6 Avant 2018 mide 4,94 metros de longitud, 1,89 metros de anchura y 1,47 metros de altura. El espacio interior es aún mayor que en el modelo predecesor. Mantiene el espacio para el equipaje. El compartimento de carga ofrece una superficie con una anchura de 1.050 mm y una capacidad de 565 litros en su configuración básica, que pueden incrementarse hasta los 1.680 litros abatiendo los respaldos de los asientos posteriores.

Audi A6 Avant 2018

Para las motorizaciones, sabemos que vendrá con con cuatro motores turboalimentados, incluyendo tres V6 con una cilindrada de 3.0 litros –dos TDI y un TFSI–, y un diésel de cuatro cilindros con 2 litros. Todos los motores son nuevos, o han sido profundamente revisados. El V6 de gasolina genera 340 CV. El 3 litros diésel está disponible en dos versiones, con 286 CV y con 231 CV. El 2.0 TDI rinde una potencia de 204 CV. Si tuviésemos que ponerle nombre a la máquina definitiva, puede que eligiéramos al nuevo Audi A6 Avant 2018 (a falta del RS6, del que hablaremos un poco después).

Audi A6 Avant 2018

El interior poco tiene que envidiar a un salón de palacio. Solo el olor te invita a sentarte y a no bajarte nunca más. Todo te envuelve, y no puedo decir que es como si el coche te hablara, porque de hecho, te habla. “Tengo frío”, pronuncio dentro del coche (en un tono normal, como si hablara con una persona), y miras la temperatura y ves cómo sube dos grados. “Quiero ir a Madrid”, y el navegador te marca la ruta más rápida a Madrid (estábamos en Ingolstadt, a 2061 km, la ruta más rápida eran 20 horas de coche). La pantalla es como la de sus hermanos A7 y A8. Si se equipa el MMI Navegación plus, los sistemas de infotainment y de navegación se manejan desde la pantalla superior de 25,7 cm (10,2 pulgadas). La pantalla inferior de 21,8 cm (8,6 pulgadas) integra el control de la climatización, funciones de confort y entrada de texto de diversas maneras.

Audi A6 Avant

Y para terminar nuestra visita, que tuvo más cosas interesantes de las que hablaremos otro día, teníamos que preguntar por el rey de las familias con la deportividad en las venas. ¿Para cuando un RS6? Porque viendo el aspecto del Audi A6 Avant 2018, el RS6 puede ser para enmudecer. Y claro, se tuvieron que reír y decirme… “Preguntas demasiado”. Así que mala suerte. Llegar, llegará. ¿Cuándo?… Será una bonita sorpresa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × tres =