¿Qué busca alguien que compra un deportivo? Prestaciones, pero sobre todo, sensaciones, emoción, conexión. Aston Martin siempre ha ido ligada a la competición, y precisamente su división AMR es la última protagonista de su nuevo coche de calle, el Aston Martin Vantage AMR. Es más una edición para puristas que un modelo en sí, pero nos alegramos de que existas, y sobre todo, de que sea manual.

Aprovechando las 6 Horas de Spa-Francorchamps, que mejor que mostrar al mundo tu nuevo deportivo con apellido de competición. Este Vantage AMR es un modelo enfocado al puro placer de conducir, a esa conexión entre piloto y coche, y que mejor para ello que esta combinación que nos presenta el pequeño deportivo inglés.

Bajo su esbelta silueta, el Vantage AMR emplea el mismo motor que en la versión normal, el prolífico V8 biturbo de 4.0 litros de origen AMG. Los 510 CV se mantienen pero debido al paso a cambio manual el par baja de 685 a 625 Nm. Las prestaciones también se ven repercutidas, pero siguen siendo buenas, con un 0 a 100 km/h de 3,9 segundos, 0,4 más que antes, pero su velocidad máxima se mantiene en 314 km/h.

La clave está en que dice adiós al cambio ZF de ocho velocidades en favor de una caja manual de siete relaciones, obra de Graziano para este modelo, siendo el único con este motor AMG con cambio manual. Por ahora al menos, pues es una serie limitada, pero en 2020 el resto de la gama incorporará esta opción.

El cambio es de tipo “Dog-Leg”, con la primera velocidad en el lugar donde cabría encontrar la segunda, por lo que las otras seis están en posición natural o de H. Con esto el piloto puede echar mano de las principales marchas de forma más rápida. Aston Martin ha incluido el sistema Amshift para replicar un doble embrague al bajar marcha y que las revoluciones vayan acorde a la velocidad. No falta un diferencial autoblocante. Lo bueno es que la diferencia con la caja automática del Vantage normal son 95 kg menos de peso.

Como se hico con el DB11 AMR, en el Aston Martin Vantage AMR también hay cambios en el chasis para hacerlo más preciso en circuito. Lleva amortiguadores adaptativos Skyhook con una dureza mayor para la pista. Las llantas son de 20″ de diseño específico AMR.

Vantage AMR

En cuanto al diseño, está disponible en los colores Sabiro Blue, Onyx Black, China Grey y White Stone. La unidad que ilustra el modelo es una de las 59 que se harán con el acabado “Vantage 59”, dentro de las solo 200 unidades disponibles. Lleva el color exterior Stirling Green y Lime, y en el interior cuero Dark Knight y Alcantara. Conmemora el 60 aniversario de la victoria de Aston en las 24 Horas de Le Mans en 1959 con el DBR1. Su precio en Alemania son 209.995 euros, una diferencia de precio de 55.000 euros respecto a un Vantage normal, pero sin duda toda una pieza de colección muy disfrutable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce + cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.