- Publicidad -

Parece que todos los fabricantes se están poniendo las pilas a la hora de incorporar mecánicas eléctricas. Ahora es el turno de Aston Martin, la cual ha anunciado el desarrollo del Rapide E. El nuevo superdeportivo eléctrico se construirá en la factoría de St Athan.

Este centro de trabajo sirvió en su día como base para las fuerzas aéreas del ejército británico. Ahora se encuentra en la fase final para transformarse en la planta de producción que albergará los modelos más exclusivos del futuro.

Junto con el Rapide E, la nueva planta será casa del futuro DBX, el crossover que llegará al mercado en un par de años. Además, también se fabricarán los modelos Lagonda dentro de esa localización.

“Aston Martin se ve a si mismo como el futuro líder de las tecnologías de cero emisiones, y estoy encantado de que St Athan sea nuestra casa para la electrificación, tanto para Aston como para Lagonda”, afirmó Andy Palmer, presidente de la marca.

Cuando se complete la construcción de la instalación, Aston Martin desarrollará las primeras mulas de prueba del DBX. Además, traerá trabajo a 750 personas.

Sin embargo, no todos los vehículo construidos en la factoría presentarán algún tipo de electrificación, pero para mediado de la próxima década la firma estima que ofrecerá al menos una variante con esta tecnología en todos sus modelos.

Render de la nueva instalación de Aston Martin.

El Aston Martin Rapide E utilizará una batería de 800 voltios, como el Porsche Taycan, permitiendo una carga rápida. El GT 100% eléctrico heredará una estética parecida a la del Rapide AMR.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 + quince =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.