Este Aston Martin DB6, pese a parece un “simple” modelo más, delante tenemos al primer modelo 100% eléctrico de la firma como tal, y no será el único que venga en el futuro. Ya anunció la firma la llegada del Aston Martin Rapide E, el primer vehículo eléctrico de producción de la gama.

La marca británica parece que ha encontrado el eterno elixir para aquellos coches que, con muchos años y kilómetros en sus espaldas, parece que están condenados a desaparecer en pos de las mecánicas electrificadas.

El presidente de Aston Martin Works, Paul Spires, ha sido el hombre orquesta en este proyecto ambicioso de electrificar un Aston Martin DB6. “Necesitamos asegurarnos de que tenemos los siguientes 100 años cubiertos, para asegurarnos de que coches como estén no se conviertan en piezas de museo”.

A día general, no existen planes actuales de prohibir la circulación de los vehículos clásicos en la mayoría de los mercados, pero este cambio que tienes en frente de tus ojos es más bien de ámbito social. Primero por la nueva tendencia tecnológica de abrazar las mecánicas eléctricas. Tanto es así, que ya tenemos coches eléctricos bien preparados como el Jaguar I-Pace o el Audi e-tron

La idea es lo que llama Spires “un transplante de corazón”: reemplazar la mecánica de combustión por motores electrificados que mantengan toda su estructura intacta. “He dicho al equipo de desarrollo: No hagáis ni un solo agujero más en la carrocería que no venga de serie”, afirmaba Spires. Y, como esperábamos, no lo han hecho.

En el lugar donde “respiraba” el seis cilindros en línea con el que salió de la cadena de montaje hace 49 años, a su vez se ha montado un módulo que contiene baterías, motor eléctrico y control de software.

No sabemos qué especificaciones técnicas tiene ahora -la variante de producción posiblemente arroje cifras diferentes-. Sin embargo, se estima que tenga un peso similar al modelo original. Esto nos resulta familiar, ya que no es la primera vez que una marca hace eso. Sin ir más lejos, Jaguar hizo algo muy similar con el E-Type Zero.

Esperemos que llegue a mejor puerto que el Jaguar, ya que de momento se paró el proyecto. Aston Martin, por su parte, parece que tiene todo listo para convertirlo en un modelo de producción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos − 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.