Martin, Aston Martin, quiere volver a tener licencia para conquistar a los amantes de los clásicos. Nos ha dejado maravillados con el DB4 GT que probamos, un reborn único y solo para circuito por desgracia. Ante el éxito Aston se ha decidido a rescatar otro modelo legendario, su DB5, pero ya puestos, lo hará con una versión todavía más mítica, la que James Bond llevaba a toda velocidad en películas como Goldfinger. Es decir, que tendrás un precioso DB5 nuevo y con todos los trucos del espía inglés.

Aston Martin DB5 Continuation Goldfinger

La idea nace en conjunto con EON Productions, la actual productora de las películas de James Bond, y solo nacerán 25 unidades del famoso Aston Martin DB5 de 1964. La edición limitada se basa en el modelo que Sean Connery usa en la película “Goldfinger”, y se usarán los bocetos originales del DB5 para ser fiel al modelo y sus gadgets, siendo un auténtico coche Bond.

Aston Martin dará comienzo a la fabricación del renacido DB5 en el mismo lugar donde se ensambló el original, en Newport Pagnell. Ayudando en el proceso estará Chris Corbould, quien se encarga de supervisar los efectos especiales en la saga de películas de Bond. El coche será tan fiel al original, pues tendrá todos los gadgets como el portamatrículas reversible o el disparador de humo, que no será legal para su uso por la calle, y eso que cada unidad, todas serán de color Silver Birch, costará 3 millones de euros.

Aston Martin DB5 Continuation Goldfinger

Este Aston Martin DB5 no sufrirá modificaciones en su mecánica, será fiel al original, manteniendo el motor de seis cilindros en línea, con 4 litros de cubicaje y rindiendo 285 CV de potencia. En su época, hace ya más de 50 años, era uno de los coches más rápidos, con un 0 a 60 millas por hora (96 km/h) en 7,1 segundos y una velocidad punta de 238 km/h.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

6 + cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.