En Aston Martin por fin han desvelado el primero de los pocos DB4 GT Zagato Continuation que se producirán con motivo de la celebración de la colaboración entre la firma inglesa y el carrocero italiano. Y es que hace 100 años que Zagato nació, colaborando en la creación de exclusivas versiones con diferentes marcas, incluyendo la de Gaydon.

Mostrado por primera vez durante el pasado fin de semana en las 24 Horas de Le Mans, el Aston Martin DB4 GT Zagato Continuation es un ejemplo del auge de las versiones renacidas de clásicos. En este caso, llega dentro del programa Continuation de Aston, y con motivo de la llegada del DBS GT Zagato, un coche que nace para conmemorar la alianza con el carrocero italiano y su centenario. Solo habrá 19 unidades de este DB4, y para la fabricación de esta se han empleado 4.500 horas, todo hecho a mano.

Se ensamblan de forma artesanal en el centro de la División Heritage en Newport Pagnell, Buckinghamshire. Aunque luzca el aspecto del coche original de hace más de cuarenta años, se ha usado tecnología de vanguardia para dar vida a este DB4 GT Zagato Continuation, siempre usando técnicas artesanales para su montaje final.

Aston Martin DB4 GT Zagato Continuation

Esta unidad que se ha enseñado en el paddock del circuito de La Sarthe está pintada en Rosso Maja, exactamente el mismo color creado por el distribuidor de pintura de los coches originales Max Meyer & ICI.  Por dentro el cuero de de color Obsidian Black, con asientos de cubierta de fibra de carbono de competición, y todo exactamente como el coche original. El suelo se cubre con alfombrillas de Black Wilton en el mismo color que el tapizado.

La única diferencia con el Aston Martin DB4 GT Zagato original es el cubicaje del motor de seis cilindros en línea, que pasa de 3.9 a 4.7. Esto supone que ahora rinde 390 CV de potencia transmitidos a su eje trasero a través de un cambio manual de cuatro velocidades y un diferencial de deslizamiento limitado. El cuadro de instrumentos y la jaula antivuelco con homologación FIA son de serie, así como las llantas Borrani plateadas.

En 1960, el DB4 GT Zagato nació para correr contra los Ferrari de la época, el 250 GTO, un coche diseñado no solo para ser rápido, sino también hermoso, y del que, como esta recreación, solo se fabricaron 19 unidades. Aquí se ensamblan sobre un chasis tubular y con carrocería de aluminio, recreando exactamente el mismo diseño del carrocero italiano, pero con la tecnología ayudando a crear estas unidades nuevas. El precio son 6 millones de euros, ya que obligan a comprar el clásico junto al DBS GT Zagato nuevo del que aún no hay fotos del coche real.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco − uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.