Por fin ha llegado la versión descapotable del nuevo GT de Aston Martin, todo un roadster inglés que rebosa elegancia y deportividad como bien demostró el DB11 a su llegada. Como no, sigue fiel a sus denominaciones, así que ante ustedes, el Aston Martin DB11 Volante, que solo se podrá elegir con el propulsor V8 de origen alemán, relegando el V12 exclusivamente a la variante coupé.

Todo es idéntico al coupé en el DB11 Volante, pues tenemos una carrocería de aluminio, solo que ha sido reajustada para ofrecer una mejor rigidez y comportamiento que la versión anterior. Todo en materia de diseño en su parte delantera y posterior es idéntico, con 4.75 metros de largo, salvo por su perfil con capota de lona de plegado eléctrico de ocho capas, disponible en varios colores. Algunas novedades exclusivas son las nuevas llantas de aleación o unas cubiertas para la zona posterior de los asientos en madera o fibra de carbono.

DB11 Volante

Es una capota de máxima calidad para que sus pasajeros vayan aislados del ruido y la climatología exterior, con un mecanismo de plegado que solo tarda 14 segundos en recogerla, y 16 para extenderla. Lo mejor es que se podrá activar desde la llave o desde el botón en el interior hasta a 50 km/h. Aston Martin ha rediseñado su sistema de la capota, permitiendo ganar un 20% de espacio con respecto al maletero del DB9 Volante.

Y la incógnita ha quedado resuelta, el DB11 Volante solo estará disponible con el motor V8 de 4.0 litros de origen AMG. Con el se consigue reducir el peso del conjunto, que ya se habrá visto afectado por mecanismo de la capota. Produce 510 CV a 6.000 rpm y un par de 675 Nm entre las 2.000 y las 5.000 rpm. Asociado lleva el cambio ZF de ocho marchas y el diferencial autoblocante en el eje trasero, consiguiendo un 0 a 100 km/h de 4,1 segundos, 0,2 más lento que el DB11 V8 coupé. Para el 0 a 160 km/h necesita 8,8 segundos y su velocidad máxima es de 300 km/h, la misma que el coupé. El peso es de 1870 kg, por lo que solo pesa 35 kg más que su versión de techo rígido, con una distribución de pesos peor, de 47% delante y 53% detrás (49-51 en el coupé).

El DB11 Volante monta suspensión de doble triángulo en el eje delantero y multibrazo en el trasero, con amortiguación adaptativa y dirección asistida eléctrica, control vectorial del par dinámico y llantas de 20 pulgadas de nuevo diseño para el modelo con neumáticos 255/40 ZR20 y 295/35 ZR20.

Pero sin duda lo más interesante del Volante es su interior, con la tapicería de cuero, partes forradas en Alcantara, asientos de ajuste eléctrico y calefacción, cámara de 360 grados, control de crucero, limitador de velocidad, volante calefactado, navegador, sistema multimedia con pantalla de 8 pulgadas de origen mercedes y, por primera vez en un modelo Volante, anclajes Isofix en la banqueta trasera.

Si queremos el deflector de viento habrá que pagar un extra, así como por otras tapicerías de cuero, ventilación en los asientos, molduras adicionales del interior o acabados diferentes, cinturones en otro color, pinzas de freno en color diferente o el sistema de audio Bang & Olufsen de 13 altavoces, así como otras llantas que no sean de serie. Todo eso habrá que sumarlo a un precio que en Alemania es de 199.000 euros, llegando en enero del año que viene.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince + 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.