- Publicidad -

En 1965 Ferrari obtuvo una rotunda victoria con un primer y segundo puesto, frente a los Ford GT40 y Porsche 904; en buena medida gracias a la fiabilidad del motor utilizado en los 250 LM que, al no ser aceptado por la FIA, hubo de ser cambiado en el último momento por otro de producción en serie. No era tan potente pero su dureza enfrentada a las altas temperaturas que rodearon la prueba les dio la victoria. El modelo de Amalgam honra aquella gran victoria con un nivel de acabado excepcional.

Su estrecho nivel de colaboración con la casa Ferrari proporciona a Amalgam información acerca de cada pequeño detalle, lo que permite el desarrollo de una carrocería a escala, pero exacta en proporciones al original, sobre la que los modelistas imprimen el resto de detalles con precisión. No es este el primer 250 LM a escala 1:18, y estar fabricado en resina no lo hará atractivo para muchos coleccionistas, pero la firma de Amalgam ofrece una garantía extra que ha de considerarse, al igual que los extras que acompañan al modelo, aparte de una elegante vitrina, incluye una tarjeta de descuento de 100 dólares para la compra de un próximo modelo.

Y esta vez el precio, para tratarse de Amalgam, no es desorbitado. Esta maqueta puede ser tuya por 560 euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − 9 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.