- Publicidad -

Alfa Romeo ha expuesto en su stand del Salón del Automóvil de Ginebra 2018 el superdeportivo 4C. Un coche que expresa el espíritu de las carreras que forman parte del ADN de la marca italiana. prestaciones óptimas e ingeniería excelente diseñadas para el máximo placer de conducción con un estilo impresionante. Dos automóviles, un Coupé y un Spider, en las series especiales “Competizione” e “Italia“, van a estar hasta el domingo 18 en Ginebra para que los visitantes los admiren.

Cierto es que el Coupé tiene una personalidad mucho más deportiva, con unas líneas más de carreras, mientras que el Spider tiene un carácter más elegante y sofisticado. Aun así, ambos tienen un corazón potente. Hablamos de un motor de gasolina de 240 CV totalmente de aluminio con intercooler y doble variador de fase continuo.

4C

En combinación con el cambio automático TCT, ofrece prestaciones de superdeportivo: relación peso/potencia de menos de 4 kg/CV, una velocidad máxima de 258 km/h (257 km/h para el 4C Spider), y una aceleración de 0 a 100 km/h en solo 4,5 segundos. Estas prestaciones se ven favorecidas por el uso generoso de materiales ultraligeros, que incluyen la fibra de carbono para la estructura, el aluminio para los bastidores auxiliares delantero y trasero, y el SMC (Sheet Moulding Compound) para la carrocería. Las dos series, ambas ediciones limitadas, tienen un estilo exclusivo.

El color Gris Vesuvio mate del Coupé, combinado con el exclusivo color de carrocería diseñado especialmente para esta configuración en el que cada cliente puede elegir o no. Además de la carrocería, los detalles adicionales de carbono suben la temperatura deportiva: el techo, el alerón trasero, las tapas de los retrovisores, las salidas de aire laterales y las molduras de los faros, haciendo hincapié en la potencia muscular con una clara referencia al mundo de las carreras. Su equipamiento estilístico se completa con el parachoques delantero del color de la carrocería con ventilación de aire, las llantas de cinco radios de acabado oscuro de 18″ delante y 19″ detrás, las pinzas de freno rojas y el tubo de escape central de titanio Akrapovič con Dual Mode y carbono en la moldura. Pero el estado natural de las carreras no solo se queda de puertas para afuera, también se traslada al habitáculo: los asientos son de piel y microfibra con costuras rojas al igual que el volante de carreras. Se trata de un coche tan exclusivo, que solo existe la serie limitada a 108 vehículos que tendrán su propia placa de numeración en el túnel central y la placa de aluminio “Competizione” en el salpicadero.

En cuanto a la serie especial Spider “Italia”, se identifica por la carrocería Azul Misano, exclusiva para, también, los 108 coches en esta versión para coleccionistas. En el exterior, las llamativas características incluyen las llantas asimétricas de cinco radios de 18″ delante y 19″ detrás, las pinzas de freno son amarillas y que combinan con las costuras de los asientos, el salpicadero, el volante y los paneles de las puertas. El lateral muestra con orgullo un exclusivo adhesivo “Spider Italia” en los tres colores de la bandera italiana. El equipamiento de serie del 4C Spider Italia también incluye tubos de escape centrales de titanio Akrapovič con función Dual Mode y moldura de carbono. El resultado del coche final se completa con el sistema de alta fidelidad Alpine, con subwoofer, la placa numerada en el túnel central y la placa de aluminio “Italia” en el salpicadero también.

4C

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.