Alejandro Mesonero-Romanos entra en el equipo de diseño de Renault

ACTUALIDAD MOTOR

Alejandro Mesonero-Romanos entra en el equipo de diseño de Renault

RevistaCAR 1 de agosto, 2020 | Tiempo de lectura 11 min

Primero fue Luca de Meo, y ahora su diseñador, Alejandro Mesonero-Romanos. El que hasta hoy fuera el Director de Diseño de SEAT, empezará el 1 de octubre de 2020 a formar parte del equipo de diseño de Renault bajo las órdenes de Laurens Van den Acker, director de Diseño Industrial y miembro del Comité Ejecutivo del Grupo Renault.

Laurens van den Acker ha declarado: “Me complace contar con la llegada de Alejandro Mesonero-Romanos a la dirección de Diseño del Grupo. Su excelente trabajo es ampliamente reconocido en la industria automovilística y su experiencia, demostrada en muchos constructores, fortalecerá a nuestro equipo. Estoy convencido de que Alejandro, que ya conoce al Grupo Renault, nos ayudará a enfrentar los desafíos futuros que esperan a nuestras marcas.”

Alejandro Mesonero-Romanos fue nombrado director de diseño de SEAT en 2011 y a sus 52 años vuelve ahora a la que un día fue su casa, Renault. Y es que allí dirigió varios proyectos de diseño después de coger experiencia en el diseño exterior de marcas del Grupo Volkswagen.

A continuación os dejamos nuestro reportaje de 2016 del diseñador madrileño para comprender mejor su estilo y trayectoria y hacia donde va Alejandro Mesonero-Romanos.

Alejandro Mesonero-Romanos, Profeta en su tierra

Le echaban de clase por dibujar coches y ahora es el hombre que está dando una nueva vida a Seat. Tras hablar con él, sabemos que lo mejor está por llegar.

Seat está en el corazón de todos los españoles, especialmente en el de los conductores que tienen más de 50 años. Casi todos ellos habrán tenido algún Seat a lo largo de su vida. Hoy Seat es de nuevo una marca pujante (la segunda más vendida del mercado español en 2015) y con un futuro muy prometedor gracias a modelos como el nuevo Ateca, que pudimos admirar en Ginebra.

Este SUV compacto confirma la buena dirección en cuanto a diseño que ya han mostrado otros recientes modelos de la compañía. El máximo responsable de estilo de la marca española es Alejandro Mesonero-Romanos, un hombre que ama su trabajo y que disfruta de la autonomía que le dan dentro del grupo Volkswagen. Su visión va más allá del diseño, ya que el departamento que dirige es un engranaje esencial en el funcionamiento y en el futuro de la empresa. Lleva al frente del diseño de Seat cinco años, aunque su primer trabajo en Seat fue en 1994, nada más  salir del Royal College of Art de Londres.

¿Cual ha sido tu trayectoria desde entonces?

 Estuve en Seat desde el 94 hasta que me fui dos años después al Design Center Europe, el centro de diseño del grupo VW que había en Sitges. Allí trabajé como diseñador junior para hacer un concept car, el Bolero, y también hicimos el Fórmula, que presentamos en Ginebra en 1998. En Sitges pude trabajar también para Audi, Volkswagen e incluso Lamborghini.

Luego en 2000 me fui a Renault, donde estuve hasta 2008, en París. Primero como diseñador senior y luego como director de la gama alta, y después director de diseño avanzado. El coche más interesante que hice allí fue el Laguna Coupe, el concept. Fue un coche muy difícil de hacer, porque estaba hecho con una plataforma que tenía las vías traseras más estrechas que el Megane de la época. Era un poco como vestir al jorobado. Pero fue un proyecto bonito. También hice toda la parte de anteproyecto del Twizy, en 2006 aproximadamente.

Alejandro Mesonero-Romanos

El siguiente paso fue ir a Corea, una experiencia fantástica, en Renault Samsung Motors. La filial Samsung es una especie de punto intermedio entre Nissan y Renault, donde se hacen coches para Corea, más de 300.000 coches al año. Los coreanos tienen una tradición del automóvil que no es la nuestra, los coches les han llegado prácticamente en los años 70, y es un mercado muy americano, la berlina es la reina.

¿Qué hiciste cuando te colocaron el primer Seat que no era tuyo? Porque a los diseñadores cuando llegáis siempre os toca modificar el trabajo de otro…

Bueno, pero yo me lo tomo como desde un punto de vista no egocéntrico. Es decir, vienes a una marca a trabajar y lo que tienes que hacer es como una carrera de relevos. Te pasan el relevo y sigues corriendo.

Por qué  te dedicaste al diseño? ¿Hay una vena artística en tu familia? (su tatarabuelo fue el célebre escritor Ramón de Mesonero-Romanos).

No se porqué, mi padre era ingeniero, pero a partir de los 10 u 11 años comencé a dibujar coches. Hay una cosa que pudo influir, y es que cuando tenía 8 años vinieron a mi casa a grabar un anuncio de Seat. Llamaron a la puerta unos señores de una agencia publicitaria y les preguntaron a mis padres si podían usar la entrada de la casa para anunciar un coche.

Era el Seat 128 Sport. Fueron tres días de rodaje y me quedé alucinado con toda la parafernalia de los coches, los actores, las cámaras… Le pedí a mi madre no ir al colegio, que me encontraba mal (risas), y me acuerdo perfectamente de los tres 128, uno verde, uno blanco y otro marrón, chocolate claro. Entraban, aparcaban, y de cada coche salía una pareja. Una vestida de tenis, otra de ir al cine digamos, y otra de ejecutivos. La idea era “un 128 para cada pareja”. Y a partir de ahí me gustó mucho el tema y tenía la pared de mi habitación llena de posters de coches y de dibujos. Me echaban de clase porque me dedicaba a dibujar en los libros, y en los pasillos seguía dibujando, claro.

Alejandro Mesonero-Romanos diseño

¿Y como te encaminaste profesionalmente?

A los 18 años me enteré de donde se podía diseñar coches, y había que pasar antes por un grado de diseño industrial. Así que me vine a Barcelona. Cuando acabé encontré trabajo en Ayats, una empresa de autobuses en Arbúcies (Gerona), que es la mejor empresa de carrocerías que hay en España. Luego estuve en un estudio de diseño industrial pero lo que yo quería era hacer automóviles. Así que lo dejé todo y me fui a estudiar a Londres dos años, con unos 23 años al Royal College of Arts. Y al salir entré en Seat.

¿Cómo llegaste a director de diseño de Seat?

Estando en Corea, me encontré con Walter De Silva en un salón (durante años máximo responsable de diseño del Grupo VW, recién retirado) y me dijo que fuera a verle a Munich. Luc Donckerwolke se iba de Seat a Bentley, así que estaba la plaza vacante y me ofreció venir a Seat como director de diseño.

Alejandro Mesonero-Romanos y el SEAT León

¿Como profesional te ha enriquecido la relación con De Silva?

Sí claro, es un gran tipo y un gran diseñador, fantástico. Tiene una experiencia brutal, y un ojo increíble para el diseño. Es una persona muy curiosa, muy creativa, con una filosofía del diseño muy elegante, muy de síntesis, de ir a buscar la esencia de la belleza.

¿Cual es tu labor en la marca, tu día a día?

Como manager ya no cojo el lápiz todos los días y me pongo a dibujar, pero es una manera de crear también. En mi departamento trabajan 130 personas y cuando me ponen 30 dibujos en la pared, aunque no los he diseñado yo, soy como un director de orquesta. No tocas un instrumento pero la visión global de cuando algo suena bien, de cual es la nota correcta, sí la debes tener.

Alejandro Mesonero-Romanos

De esos treinta, ¿coges uno entero, o eliges un poco de aquí y un poco de allá?

Depende, a veces ves un diseño y lo tienes clarísimo, es esto. Y a veces cuesta más. Eliges uno pero había otro que tenía algo muy interesante en el parachoques, e igual los puedes integrar. Pero esto en general no me gusta, me gustan las ideas íntegras. No es recomendable ir mezclando dibujos. En Renault se hacía mucho esto, y eso al final no resulta homogéneo. Yo busco en un diseñador que él tenga claro en la cabeza el coche que quiere hacer.

¿Cómo se desarrolla el proceso del diseño?

El proceso es largo, dura un año aproximadamente, donde hay diferentes etapas, es algo complejo. Todo empieza con una serie de reuniones en las que se discute un plan de gama, una estrategia. Vemos en la pared cuando tenemos que reemplazar un coche, en que año, y qué podemos introducir con los medios financieros de los que dispones. Hay planes a cuatro años con un presupuesto, y en esto nos entran una serie de coches. Hay muchas discusiones sobre el volumen de ventas porque todo al final es eso, cuanto invierto y cuanto volumen voy a vender para pagarme los gastos de inversión y ganar un margen.

En eso ya entramos nosotros, porque lo primero que tenemos que hace en diseño es evaluar estas posibles alternativas de coches, y visualizarlas. En dos o tres semanas los diseñadores hacemos varios conceptos. Junto al presidente y el vicepresidente técnico decidimos por donde podemos ir, esto sí, esto no, etc. Luego se discute con todo el comité ejecutivo, creamos maquetas de los dibujos que creemos que son interesantes… es un proceso complejo.

Alejandro Mesonero-Romanos y el SEAT Tarraco

En algunas marcas el peso de la tradición es enorme, por ejemplo en Porsche o Bentley, tienes que tener en cuenta la herencia y los modelos del pasado. En Seat no hay ese condicionamiento tan fuerte…

Cada marca tiene sus dificultades. Esas que has comentado se deben a su tradición y son prisioneros entre comillas de una serie de códigos y valores que tienen que transmitir y preservar. Pero también es una suerte, porque trabajas a partir de algo que ya existe y tienes que mejorar. En Seat, el no tener una historia tan fuerte tiene su parte negativa, porque tienes que inventarte la historia, pero por otra parte tengo mucha más libertad porque puedo hacer cosas diferentes.

¿Hay un “design language” general de Volkswagen Group que os restringe un poco?

No, lo que hay es una cultura de la empresa a nivel de precisión, de no sobrecargar los modelos con demasiadas líneas, y es bueno que la haya. Me gusta que los alemanes tengan su forma de diseñar, que los japoneses tengan la suya, los franceses como franceses y los italianos como italianos, eso es lo bonito. En Seat nos dan bastante libertad en cuanto a diseño, por ejemplo usamos líneas que se pierden en la carrocería, que en un Audi o un VW sería difícil verlas.

Alejandro Mesonero-Romanos

Lo que nos parece evidente es que los Seat modernos son coches mas elegantes que antes, que hay gente que hace años no los compraría y ahora sí.

Creo que a Seat le hacía falta, sin perder esta capacidad de emocionar y esa frescura, era llegar a un público mucho más amplio. No solo a una edad y a un tipo de población, sino meternos en la “lista de la compra” de un público dispuesto a invertir más dinero en su coche, y tenemos que crear, estamos en el proceso, de crear una imagen de marca, una imagen del producto. Esto es algo que cuesta mucho, no se hace ni en cinco años ni en diez. Pero es algo necesario para Seat, y estamos recogiendo los primeros frutos, estamos conquistando a muchos clientes a otras marcas. En el Ateca por ejemplo, prevemos que un 90% de sus compradores serán nuevos para Seat.

Aunque Seat fue la segunda marca más vendida en España el año pasado, es sorprendente que se vendan más Seat en Alemania que en nuestro país…

Sí, y es que aquí quizá todavía tenemos ese prejuicio, de decir, “me he comprado un Seat”, y tienes que explicarlo un poco. Pero no me preocupa, porque a base de buenos productos lo conseguiremos. Marcas como Kia o Hyundai están superando también esa barrera de la imagen.

Recuerdo que De Silva nos dijo una vez que era más difícil diseñar un Up¡ que un Huracán. ¿Te gustaría trabajar en alguna marca de fantasía, tipo Ferrari o Lamborghini?

Sí claro, el sueño de todo el mundo es hacer deportivos de alta gama. Pero sinceramente, lo que me gusta es el diseño, visto como una búsqueda estética para solucionar un problema funcional. He disfrutado muchísimo haciendo el nuevo Ibiza. Qué habría disfrutado haciendo un Lamborghini? Por supuesto. Pero no es lo que busco, prefiero tener la libertad que estoy teniendo ahora en Seat. Y lo que os dijo De Silva es cierto.

Es más difícil diseñar algo bueno, bonito y barato, que diseñar algo sin límites. En un supercoche de dos metros de ancho y 1,10 de altura, muy malo tienes que ser para que no tenga buen aspecto. Además estamos en un momento muy excitante, porque con las nuevas tecnologías en cuanto a conectividad, coches eléctricos, etc, habrá nuevas arquitecturas y nuevas tipologías de coches, y podremos hacer diseños muy diferentes a los actuales, más rupturistas.

¿Seat tiene mucha alegría y mucho recorrido, que tal un coche sencillo tipo Panda, o algo descapotable?

Lo que pasa es que somos una empresa con relativamente pocos recursos, y debemos centrarnos en coches que traigan rentabilidad e imagen. Una vez los tengamos, podemos pensar en otras cosas. Luca de Meo es una persona que siente las cosas en las tripas, muy claro, muy honesto y muy directo, y tiene una visión latina de la marca. Entiende el aspecto único que debe tener Seat. Claro que nos gustaría un descapotable, por ejemplo. Pero hay que tener cuidado con lo que lanzamos, son cientos de millones de inversión por modelo, y hay que rentabilizarlos. Y somos 14.000 familias que vivimos de Seat. Cuando podamos permitírnoslo, en el estudio de diseño tenemos ideas de sobra.

Quizás te interese: LOS MÁS INFLUYENTES DE LA INDUSTRIA MUNDIAL DEL AUTOMÓVIL

¡Valora este artículo!
[Votos: 1 Media: 5]

Recibe más artículos sobre la actualidad del motor

Déjanos tu correo y recibe las noticias con la última actualidad

Te recomendamos

  • Renault Talisman: Objeto de suerte

    En Renault llevan tiempo dando pinceladas de lo que iba a ser su nueva berlina. El Renault Laguna desaparece para...

  • ¿Qué tiene Renault preparado? Nuevo Crossover a la vista

    Renault se va a lanzar de lleno al mercado de los SUV, y más importante aún para ellos, al mercado Ruso. No conformes...

  • Daniel Ricciardo
  • Daniel Ricciardo estará en Renault Sport Formula One Team el 2019

    El equipo de Renault Sport Formula One Team confirma que el australiano Daniel Ricciardo formará parte de la escudería...

  • >

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
AVISO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas (elaborar estadísticas a partir de sus hábitos de navegación) y publicitarias (elaborar perfiles para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias de navegación). Aceptando ahora consiente el uso de esta tecnología en nuestra web. En cualquier momento puede configurar su instalación o retirar su consentimiento clicando en Configuración de Cookies.

COOKIES PROPIAS

Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

Revistacar.es + info

Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

COOKIES DE TERCEROS

Las utilizamos para medir datos estadísticos de la publicidad mostrada en la revista y el comportamiento que tienen nuestros lectores.

Analíticas

Google.com + info

A través de Google analytics se obtiene información que nos permite medir cómo interactúan los Usuarios con el contenido del portal.

Publicitarias/Publicidad programática

AdServer + info

Sirve para almacenar sus preferencia publicitarias y mostrar anuncios propios de su interés

Webads.es + info

La publicidad en revista CAR es proporcionada por WebAds que hace uso de las ubicaciones de cookies. Los datos recopilados de las cookies son anónimos y no se realiza un seguimiento de los datos personales. Las cookies no pueden causar daños ni propagar virus a ninguna computadora o archivo. Cookies utilizadas: uuid2, sess, icu, anj, token

Guardar Configuración