- Publicidad -

Lo primero que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en un rally es velocidad a tope, coches preparados y miles de espectadores en las carreteras para disfrutar del espectáculo. Pero puede haber otro tipo de ‘rally’, uno en el que el objetivo sea llegar el primero, pero también con el mejor consumo, es lo que lleva proponiendo ALD Automotive desde hace 10 años, y en este su 10 aniversario, la revista CAR ha estado presente. Bienvenidos al ALD Ecomotion Tour 2017, el ‘rally’ más eficiente y divertido.

Pedro Malla, director general de ALD Automotive “El ALD Ecomotion Tour es la muestra pública de la importancia que adquiere la actitud del conductor al volante para proteger el medio ambiente y aumentar la seguridad vial, desde nuestra compañía trabajamos a diario para implantar la cultura eficiente entre todos los conductores de flotas”.

ALD Automotive, además celebra 25 años como marca y está muy concienciado con la eficiencia y el medio ambiente y, es por eso que ha decidido plantar en la Sierra de Guadarrama un árbol por cada uno de los meses en estos 25 años de vida. 300 han sido los árboles plantados por ALD Automotive, una campaña que ayuda a concienciar a la gente para dejar un mundo mejor y más limpio.

10 años, premiando a las marcas más eficientes

Hoy en día, las marcas tienen como objetivo conseguir los mejores consumos homologados de su segmento para competir con otras marcas y demostrar quién es el más eficiente, es por eso que se debe hacer especial mención a aquellas que lo han logrado y que apuestan por coches más eco, ahorradores y acordes con los tiempos que corren. Desde ALD Automotive, han querido apostar por estas marcas que buscan este hito en la automoción y crear una “carrera” por la eficiencia y el bajo consumo, pero a la vez muy divertida de competir, pues no siempre gana el que llega primero, esto es una carrera de fondo y la estrategia como si de una carrera de fórmula 1 se tratase es primordial.

Lo que prima es la diversión y la eficiencia

La décima edición del ALD Ecomotion Tour reunió en las instalaciones de ALD en Majadahonda a 19 marcas con 26 vehículos que competían según su categoría y que tenían una meta común, bajar el consumo medio homologado que marcan los vehículos. La suma de las medias de las pasadas ediciones dio como resultado un consumo medio de carburante 18% inferior al marcado, un listón muy alto que había que superar.

La competición tiene unas normas básicas, hay que seguir un rutometro, a la vieja usanza, sin GPS ni nada, es más divertido así, siempre puedes perderte, has de estar atento a la carretera y crea un vínculo entre los participantes que no es simplemente seguir las indicaciones de una máquina, sino que hay que formar un tándem que sea efectivo y eficiente por su puesto.

La segunda norma es que un mal tiempo penaliza, así como una mala media de consumo, un ‘ying y yang’ entre estos dos factores daba como resultado al mejor en su categoría al igual que en el global de la competición, de ahí la dificultad, de no pasarse y bajar los consumos medios del coche, pero a la vez, no llegar tarde y parar el crono en el mejor momento.

Cada coche contaba con un participante junto al representante de una marca, el nuestro fue un Citroën C3 de nueva generación, un coche urbano, con unos consumos muy bajos y muy divertido de conducir, sobre todo por los puertos de montaña, arriba y abajo que nos hacían estar atentos en todo momento para no perdernos y hacer un buen tiempo, a la vez que intentábamos mejorar el consumo de nuestro vehículo.

Los dos días de jornadas, constaban de una serie de rutas con paradas y ‘checkpoints’ para marcar los tiempos, uno pensará que se puede hacer trampas alternando rutas o bajando consumos ‘apagando el motor’ pero he de deciros que desde ALD Automotive esto lo tenían controlado. Por su puesto el tanque de combustible iba sellado, para que ninguno hiciese trampas, pero además cada coche contaba con un sistema nuevo integrado dentro del vehículo denominado ProFleet, prácticamente imposible de quitar que marca el comportamiento del conductor en cada momento.

Pegatina que nos indicaba que estábamos vigilados bajo el sistema ProFleet

Este sistema se utiliza para valorar el comportamiento de conducción de los conductores y así detectar malos hábitos o localizar en todo momento la ruta que ha seguido el coche para así no perdernos ni un detalle de la persona que va al volante. Además, ProFleet, puede ayudarnos en caso de improviso, llamando a emergencias, buscándonos gasolineras cercanas o creando perfiles para saber quién ha realizado una conducción eficiente y quién no.

La carrera del ahorro

Una vez emprendida la marcha, la carrera es muy divertida, pues no te centras en solo acelerar y seguir la ruta, sino que la búsqueda de la eficiencia es más que gratificante, aunque a veces tuviésemos que ir a una velocidad reducida, para evitar disgustos a la hora de la verdad. Los adelantamientos eran constantes, siempre mirando de reojo a ver quien venía detrás, o intentando coger ‘rebufo’ de otros coches para ahorrarte unas décimas de consumo. La primera ruta tuvo como punto final la isla de Valdecañas en Cáceres, un lugar idílico para terminar la primera jornada que estuvo repleta de puertos de montaña, carreteras nacionales rodeadas de parajes increíbles y con la búsqueda de la eficiencia como objetivo principal.

Uno de los detalles, era esta pegatina que avisaba de nuestra prueba y de la velocidad, para conductores un poco más impacientes

La segunda parte del viaje fue a la inversa, vuelta a Madrid, dirección el escorial con parada en la gasolinera para comprobar cada vehículo que consumo había logrado. Hemos de decir, que nuestro consumo fue más o menos el establecido por la marca, pero tuvimos un pequeño problema. Uno de los objetivos para ganar otros premios era publicar en Twitter fotos y videos de nuestro viaje y de lo bien que nos lo pasábamos, y nos lo pasamos muy bien… pero también la dirección y acabamos en Ávila, unos 60 km más de ruta que la mayoría de los participantes, por lo que fuimos penalizados, tanto por tiempo como por consumo, aunque arrojamos una cifra media de 4,5 litros, que para un vehículo como el Citroën c3 es más que envidiable.

El ganador de esta 10º edición del ALD Ecomotion Tour tuvo como vencedor final al nuevo Honda Civic, que consiguió bajar hasta en un 21% el consumo fijado por el fabricante, una cifra que asombra y que muestra el objetivo del ALD Ecomotion Tour, que es que, si se realiza una conducción eficiente y concienciada, podemos bajar los consumos de nuestros vehículos. Esperamos impacientes la 11º edición del ALD Ecomotion Tour, con los deseos de llevarnos a nuestra ‘casa’ el tan ansiado trofeo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince + 19 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.