Adrian HallmarkAdrian Hallmark

PERSONAJES

Adrian Hallmark: 24 horas con Mr Bentley

RevistaCAR 30 de septiembre, 2020 | Tiempo de lectura 8 min

Como a tantas otras compañías, la crisis del coronavirus obligó a Bentley a suspender la producción durante casi dos meses, entre el 20 de marzo y el 18 de mayo. Pero ya están otra vez con el pie a fondo, en pleno lanzamiento del nuevo Bentayga 2020. El SUV de Bentley ha sido un éxito y el 4 de junio se fabricó el Bentayga número 20.000, desde que su producción comenzó en 2016. El hombre que dirige la marca británica desde febrero de 2018 es Adrian Hallmark (57), quien hasta entonces era director de estrategia global de Jaguar/Land Rover. Al jefe le gusta pasar sus vacaciones de verano en el sur de Francia. Y su residencia se llama Chalet Birkin como homenaje a su “Bentley Boy” favorito, Sir Henry Tim Birkin. La pasión de Adrian Hallmark por Bentley no es algo nuevo, y es que entre 1999 y 2005 fue director de ventas y marketing de la marca británica.

Adrian Hallmark

En 2001 Hallmark condujo el Bentley Blower “ex Birkin” de 1929, propiedad de Bentley, desde el Reino Unido hasta Brescia para participar en la Mille Miglia, y lo pilotó de nuevo para regresar a casa. Eso son casi 5.000 km en un coche de carreras con 90 años, y Adrian dice que fue la mejor experiencia al volante de su vida, por muy físico que fuera. “Lo revisamos después de comprarlo y lo restauramos antes de llevarlo a Italia. La parte superior del cuello, los hombros y los brazos todavía están en recuperación”, bromea. Mi respeto por los Bentley Boys que compitieron con él es absoluto”. El año pasado estuvo de nuevo al volante del Blower en el circuito de Laguna Seca, en California. Y nos muestra una foto suya conduciéndolo en una curva. Para la entrevista nos citamos con Hallmark en Montecarlo, seguramente el lugar del planeta con una mayor concentración de Bentley. En la plaza frente al casino, llena de coches exóticos, cuento más Bentley que cualquier otra marca, detrás de Mercedes, Porsche y Ferrari. Los turistas pasan más tiempo fotografiando automóviles que el Casino, el Hotel de París o las vistas del Mediterráneo. Los Lamborghini y Ferrari de colores brillantes también brindan entretenimiento auditivo. Un par de jóvenes con un Huracán Spyder verde lima, con pinzas de freno del mismo tono, aceleran el V10 cerca de su línea roja de 8.500. No importa que estén atascados en el tráfico. Así no es extraño que este fuera el enclave elegido por Bentley para presentar el Flying Spur de tercera generación el año pasado.

Adrian Hallmark

Se trata de una asombrosa limusina revestida de cuero y madera, con reposacabezas traseros suaves como una almohada y un refrigerador incorporado entre los asientos traseros. Pesa 2,4 toneladas y mide 5,32 metros pero, con el estado de ánimo adecuado y en el lugar correcto, puede acelerar de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos y alcanzar los 333 km/h, lo que la convierte en la berlina más rápida del planeta. La clave por supuesto está en su motor W12 biturbo de 635 CV. Creemos que ningún otro automóvil puede combinar las virtudes de una limusina de lujo y de una berlina deportiva de manera tan enfática como el nuevo Flying Spur. Rodando por Mónaco es muy silencioso y fácil de manejar, ayudado por la dirección a las cuatro ruedas –también tiene tracción total–. Algo diferente al Blower de 1929…

Adrian Hallmark

Como decíamos antes, Adrian Hallmark se incorporó como presidente de Bentley en febrero de 2018. En la fase anterior trabajó como director de ventas y marketing, de 1999 a 2005. El Continental GT se lanzó en 2003, y fue el automóvil que transformó a Bentley.

Adrian Hallmark

Hallmark nos dice que se convirtió en un “chico Bentley” antes de eso, en su puesto como director de Porsche en el Reino Unido. “Hice un estudio sobre ellos mientras trabajaba en Porsche. Recuerdo haber pensado que tenían un potencial enorme, la historia era muy rica. Me ficharon y nos enfrentamos al desafío de transformar una marca que tenía 80 años y había vendido 36.000 coches en esos 80 años, y ahora tenía que vender 10.000 coches al año. ¿Qué había en su ADN que podría transportarse al futuro? ¿Qué podría llenar el vacío emocional que definitivamente estaba allí? Todo el mundo respetaba a Bentley, pero era un nicho.

Adrian Hallmark

Después de eso, realmente me involucré. WO Bentley (el fundador) dijo que no conocía a ningún fabricante de automóviles que hubiera logrado tanto en sus primeros 11 años. Desde un pequeño establo en la parte trasera de Marylebone pasaron de lograr cinco victorias en Le Mans a ser una marca reconocida en todo el mundo, con una innovación asombrosa y con los mitos y leyendas del que probablemente es el grupo de pilotos de carreras más carismático de la historia. Bueno, te afecta. No soy obsesivo con muchas cosas, pero estoy obsesionado con Bentley”, nos confiesa. Eso sí, después de 12 años fantásticos, Bentley quebró en 1931 y fue comprada por Rolls-Royce. Y los Bentley se convirtieron en Rolls pero con una B sobre el radiador. Pero no todo fue negativo, porque en ese periodo nació el Continental R-Type (1952), el Bentley más admirado y cotizado, y también la primera berlina Flying Spur, en 1957.

Adrian Hallmark

La travesía no terminó hasta que el grupo Volkswagen compró Bentley en 1998, contratando a Adrian Hallmark poco después. Su tarea fue llevar el nuevo Continental GT al mercado y multiplicar por 10 las ventas de Bentley. Casi sin ayuda de nadie, crearon un segmento nuevo y multiplicaron por cinco el mercado de automóviles de muy alto nivel. Bentley sigue siendo la marca de automóviles de gran lujo más vendida en el mundo. No exageramos al decir que rara vez ha existido un solo modelo que haya transformado de manera tan completa un fabricante de automóviles y un sector del mercado, como lo hizo el Continental GT lanzado en 2003. Eso sí, las cosas volvieron a ponerse complicadas. El primer año con Adrian Hallmark como CEO, 2018, vio las peores pérdidas de Bentley en 10 años bajo el paraguas de VW (279 millones de euros), las ventas bajaron un 10% y los ingresos bajaron un 14%. Los oscuros susurros de los principales accionistas de VW, entre ellos las familias Porsche y Piëch, sobre el rendimiento de Bentley eran inaceptables.

Adrian Hallmark

Y lo recuerda así: “Fue difícil cuando me reincorporé, pero sinceramente nunca me había divertido tanto. No hay nada mejor que una crisis para aclarar la mente y unir a las personas. Simplifica las decisiones. Disfruto de las crisis. Simplemente no quiero crearlas”. Adrian Hallmark prometió a sus jefes de VW que devolvería a Bentley a la rentabilidad en dos años y muy probablemente en uno, y lo logró. En 2019 comercializaron más de 11.000 coches por cuarta vez en sus 100 años de historia. Este resultado fue impulsado por una fuerte demanda en todas las regiones, con el exitoso lanzamiento del Continental GT Convertible. El presidente remarca que estos resultados se lograron sin ninguna venta del Flying Spur, que históricamente ha contribuido con el 20% de sus ventas anuales. El gran problema en 2018 y 2019 fue homologar a los Bentley para las nuevas regulaciones de emisiones en muchos mercados. Ahora ese problema ha desaparecido. Esto ha supuesto por ejemplo el final del icónico motor V8 “L Series” de 6.7 litros, cuya primera versión debutó en 1959, con 180 CV. El fin del venerable V8 (el pasado mes de junio) ha coincidido con el fin de la producción de la berlina Mulsanne, tras diez años en la gama. En su última versión, el V8 biturbo empleado en el Mulsanne Speed, el “L-Series” rendía 540 CV. Su consumo medio de 17,4 litros no parece muy adecuado para estos tiempos.

Nuevos tiempos, nuevas mecánicas de la mano de Adrian Hallmark

En cambio el nuevo Flying Spur (que pudimos probar aquí) utiliza el último W12 construido en Crewe –la fábrica de Bentley–. Una berlina de lujo con una potencia de 635 CV que pesa casi dos toneladas y media, y que consume 14 litros de media y emite 337 gramos de CO2 cada kilómetro, suena casi como una quimera. “Es un coche para esta época. Las actitudes ahora están cambiando mucho más rápido que en cualquier otro momento de nuestras vidas. Si nos dispusiéramos hoy a desarrollar un nuevo W12, lo cuestionaría seriamente. Tomamos la decisión para este coche hace siete u ocho años. Es totalmente compatible, produce entre un 40% y un 50% menos de CO2 que el W12 original, y mucha gente adinerada quiere un coche como este, sobre todo aquí en Montecarlo”. De hecho es el coche que Adrian Hallmark conduce por las carreteras de la Costa Azul. El directivo quiere que las ventas de Bentley crezcan por encima de las aproximadamente 10.000 unidades al año que ha registrado constantemente desde que lanzaron los primeros Continental GT y Flying Spur, hace más de una década. “La cantidad de personas que pueden comprar automóviles de lujo en todo el mundo está creciendo, y las ventas de coches de este tipo también están creciendo. Pero llevamos vendiendo lo mismo desde 2006”. Aunque sabe que Bentley nunca se acercará a la cuota de mercado mundial de lujo que disfrutó cuando el Continental GT salió a la venta por primera vez: el 66%. Los coches eléctricos están en camino. “La energía eléctrica se adapta muy bien a nuestros coches, silenciosos y sin esfuerzo, con par instantáneo. Nuestra ambición es tener un automóvil totalmente eléctrico para 2025. Pero hasta que mejoren las baterías, los híbridos enchufables son las únicas soluciones eléctricas para los automóviles grandes. Mientras tanto, hibridaremos todo para 2023. Eso significa híbridos enchufables y motores convencionales en todos los modelos. Nuestros clientes dicen sí, abrumadoramente. Están felices de conducir un 12 cilindros ahora, pero quieren un automóvil eléctrico en el futuro, siempre que tenga la misma capacidad”.

Adrian Hallmark

Cuando vamos tomando confianza Halmark nos confiesa enfáticamente que nunca había deseado tener una berlina. Y acto seguido hace una pausa que sugiere un pero. “Tomé prestado un nuevo Flying Spur para conducir hasta el aeropuerto y recoger a Diess [Herbert Diess, presidente de Volkswagen]. Y recuerdo haber pensado, esto se conduce tan bien como mi nuevo Continental GT.

Adrian Hallmark

Luego Diess y yo saltamos juntos a la parte de atrás y nos sentamos en este automóvil increíblemente espacioso, y tan silencioso y cómodo. Es más refinado que un Mulsanne, es tan rápido y brillante al volante como un GT, sin duda ofrece mejor comportamiento que un Bentayga…”. Entonces, el jefe concluye que es el mejor automóvil de Bentley. Y estamos de acuerdo.

¡Valora este artículo!
[Votos: 0 Media: 0]

Recibe más artículos sobre la actualidad del motor

Déjanos tu correo y recibe las noticias con la última actualidad

Te recomendamos

  • Floyd Mayweather, el número uno del boxeo tiene un garaje a la altura

    En un mundo donde a los deportistas se los clasifica según sus registros, Floyd Mayweather  es el número uno...

  • Andy Soucek, «los Bentley Boys somos pocos y tenemos un perfil muy concreto»

    Andy Soucek repite temporada como Bentley Boy, siendo por segundo año consecutivo piloto de fábrica de la marca...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
AVISO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas (elaborar estadísticas a partir de sus hábitos de navegación) y publicitarias (elaborar perfiles para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias de navegación). Aceptando ahora consiente el uso de esta tecnología en nuestra web. En cualquier momento puede configurar su instalación o retirar su consentimiento clicando en Configuración de Cookies.

COOKIES PROPIAS

Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

Revistacar.es + info

Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

COOKIES DE TERCEROS

Las utilizamos para medir datos estadísticos de la publicidad mostrada en la revista y el comportamiento que tienen nuestros lectores.

Analíticas

Google.com + info

A través de Google analytics se obtiene información que nos permite medir cómo interactúan los Usuarios con el contenido del portal.

Publicitarias/Publicidad programática

AdServer + info

Sirve para almacenar sus preferencia publicitarias y mostrar anuncios propios de su interés

Webads.es + info

La publicidad en revista CAR es proporcionada por WebAds que hace uso de las ubicaciones de cookies. Los datos recopilados de las cookies son anónimos y no se realiza un seguimiento de los datos personales. Las cookies no pueden causar daños ni propagar virus a ninguna computadora o archivo. Cookies utilizadas: uuid2, sess, icu, anj, token

Guardar Configuración