- Publicidad -

Hay más de veinte versiones del 911 en la gama, pero el 911 GT3 RS 2018 es más preciso, el más vivo y el más parecido a los modelos de competición. Además es el único 911, junto al GT3, que queda en la gama con el motor seis cilindros bóxer atmosférico, todos los demás son biturbo. Su precio en España: 224.171 euros.

Cuando presentaron el nuevo 911 (991/II GT3 RS) el pasado mes marzo en el salón de Ginebra, con ese llamativo color Lizard Green (el verde de las fotos de esta información) todo el mundo comentaba lo mismo: “parece igual que el anterior pero con 20 CV más”. En efecto el anterior (991 GT3 RS) lanzado en 2015 se caracterizaba sobre todo por unas rejillas de refrigeración negras en las aletas delanteras, y el modelo 2018 también las lleva. Comparten además las llantas, y sus enormes alerones traseros solo se diferencian si se observan ambos a la vez en detalle. En definitiva parece que hay que hilar fino para encontrar las diferencias, cuando en realidad son muchísimas. Este es un artículo sobre un coche casi de competición, y ya se sabe que el automovilismo es un deporte de detalles.

El incremento de potencia respecto al GT3 RS de 2015 es muy moderado, ya que pasa de 500 a 520 CV, y por tanto cualquiera pensaría que en Porsche se han conformado con un retoque en la centralita. Pero no ha sido así, porque el motor seis cilindros boxer 4.0 del GT3 RS de 2018 deriva del 4.0 de 500 CV que emplea el 991/II GT3 presentado el año pasado. Según la marca el motor del GT3 de 2017 fue totalmente nuevo y mejoró en muchos aspectos respecto al del anterior GT3. Por ejemplo, los técnicos buscaron menos resistencia de los elementos internos, logrando así más eficiencia.

Además de los 20 CV y 20 Nm adicionales, el motor del GT3 de 2017 ofrecía un mejor comportamiento a carga parcial, con un cigüeñal más rígido y rodamientos mayores. Como en el anterior llevaba pistones forjados, bielas de titanio y sistema Vario Cam para controlar la admisión y el escape de los arboles de levas. Además la lubricación por cárter seco se mejoró mucho, y ya no llevó toberas de inyección sino que el aceite se inyectaba directamente al cigüeñal. Ahora es necesario menos aceite y el revestimiento de los cilindros con plasma reduce el desgaste.

También desarrollaron el denominado control de válvulas rígido. Eso significa que los balancines no se sostienen en elementos de compensación hidráulicos, sino que se apoyan en los ejes. El juego de válvulas correcto viene instalado de fábrica sobre placas intercambiables, por lo que no es necesario reajustarlos durante toda la vida del motor. En el nuevo la potencia máxima se alcanza a 8.250 rpm., igual que en el GT3 de 2017. No obstante, A diferencia del GT3, el GT3 RS de 2018 solo se puede pedir con cambio de doble embrague PDK, y las prestaciones son sensacionales: de 0 a 100 km/h en 3,2 seg.

Hemos tenido ocasión de conducir el nuevo 991/II GT3 RS 2018 en la Isla de Man, y por encima de sus estratosféricas prestaciones y la inmediatez con la que responde a las ordenes del conductor, nos sorprendió su facilidad de conducción, su armonía general e incluso su comodidad.

La suspensión PASM se puede regular en dos posiciones, Normal y Sport, esta última para circuitos secos. Y como siempre ahí está el motor, esa maravilla sin igual en el mundo del automóvil. capaz de llevar tu corazón hasta las 9.000 rpm con su rugido maravilloso. Como su antecesor, la dirección en el eje trasero le hace muy ágil y estable a alta velocidad. El Porsche Torque Vectoring System (PTV Plus) ha sido ajustado a las nuevas capacidades del coche e integra un diferencial autoblocante controlado electrónicamente.

Además pudimos charlar con Andreas Preuninger (foto inferior), el máximo responsable de la división que desarrolla los 911 GT. ¿Qué le diría usted a esos que dicen que el nuevo GT3 RS es más menos igual al anterior, que se parece mucho?

“Puede haber quien opine eso, pero no es cierto. Hemos querido cambiar la tecnología, no el aspecto. De hecho, cualquier componente que tiene relación con el rendimiento y las prestaciones, se ha cambiado o modificado. La suspensión es completamente diferente, muelles, amortiguadores, geometría, estabilizadoras, rótulas… ahora la filosofía es más de carreras. Es algo que no se ve pero sí se siente, ahora es más ágil y preciso, como un cuchillo muy afilado. El motor también es completamente distinto (como ya explicamos en la parte previa del texto).

En el apartado aerodinámico la mejora también es notable, y el alerón trasero ajustable puede generar un 40% más de downforce. También hemos modificado los frenos (los cerámicos son opcionales) o el interior”.

¿Qué parte de este coche es un coche de carreras, y que parte de calle?

Hay muchos componentes del chasis y la suspensión que son exactos a los que se usan en los coches de carreras, diferente de los Carrera. Y la aerodinámica es más de coche de competición que de calle. Pero a la vez todo debe ser legal, las emisiones, el ruido, etc.”

Otro punto muy interesante que nos aclaró el ingeniero es que, si el anterior GT3 RS era una serie limitada a 2.000 ejemplares, este no lo es, pero eso no significa que todos los que quieren un GT3 RS podrán comprarlo, ni que se fabricarán muchos más que del anterior. “No hay una cifra fija, la limitación vendrá dada por la capacidad de producción. Si se limita mucho tendremos muchos clientes descontentos, pero en todo caso no haremos más de 2.000 o 2.500 coches”.

Entre las opciones destaca el pack Weissach, que rebaja el peso total en 28 kg., e incluye elementos de fibra de carbono (como las estabilizadoras) o las llantas de magnesio, que rebajan el peso en 11,5 kg. Otra opción es el pack Clubsport, que también está disponible en GT3 y GT2 RS. Incluye jaula anti-vuelco de acero (de titanio si se elige el pack Weissach), batería desconectable, extintor y asientos con cinturón de seis puntos.

Sea cual sea la configuración del color que elija el cliente, el GT3 RS es el 911 más gratificante, emocionante y electrizante que se puede comprar, y su precio en España es de 224.171 euros. Respecto a su tiempo en Nürburgring Nordschleife, que siempre es un buen indicador de sus capacidades, el piloto Kevin Estre con el GT3 RS de 2018 con pack Weissach ha marcado un tiempo sobre el trazado de 20,6 km. de 6:54 minutos (foto inferior). El récord del GT3 de 2017 es de 7:12 minutos (el vídeo de la vuelta se puede ver en www.revistacar.es). El 911 de calle más rápido sobre el “infierno verde” es el reciente 991/II GT2 RS (biturbo de 700 CV), con un tiempo de 6:47.

Encontrarás información más extensa sobre el 991/II GT3 RS en la revista Car de junio, que estará a la venta sobre el 20 de mayo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.