Mazda 787B (Motor Rotativo)

Mazda, en pleno apogeo del motor rotativo decidió fabricar un coche imbatible, un coche que después de ganar las 24 horas de Le Mans en 1991 se convirtió en el superhéroe de muchos “JDMboys”. Tengo que reconocer que el sonido del motor de este coche hace que se me pongan los pelos de punta instantáneamente. 700CV, 4 rotores de algo más de 600Cm cúbicos y una aceleración que en su época bajó de los 3 segundos. El 787B es sin duda alguna una leyenda con uno de los motores que mejor suena del mundo.


Ferrari F2002

Si estamos hablando de sonido no pueden faltar coches italianos. El sonido de este F1 denota una incontenible potencia, una brutalidad que revoluciona nuestros corazones y en su momento hacía que nos dieran escalofríos. Además este V10 fue la guinda de uno de los F1 más dominantes de la historia de esta competición. De esos F1 de antes que daban emociones de verdad.


Audi Quattro S1 E2

Quién no sabe que coche es este, quien no sonríe con cada silbido de turbo que se le escapa, este coche no solo es una leyenda de automovilismo y del Grupo B de rallyes, sino que además engatusa con su elevadamente bonito sonido del motor y escape, con los “petardazos” que pegaba y los ya mencionados silbidos de la válvula de descarga. Este coche fue el último que compitió en el famoso Grupo B antes de que lo cancelasen.


Ferrari 412 T2

Otro F1 memorable, pero para los de mi quinta algo menos conocido. No solo da gusto oírlo, si no que da gusto verlo en acción. Sus pilotos al cambio de temporada eran Alesi y Berger, que se quisieron cambiar a Benneton. Para reemplazarles entraron en el equipo dos nuevos, Eddie Irvine y Michael Shumacher. Shumacher declaró después de probarlo que el coche era “lo suficientemente bueno como para ganar un mundial.” Este motor originalmente (T1) era de 3.5 Litros, pero las nuevas regulaciones del 1995 hicieron que bajara de cilindrada a 3.0L, pero siguió siendo V12 igual que la versión que le precede.


BRM V16 MK2

Siendo estas las siglas de “British Racing Motors”  contaba con un motor 1.5 V16 que llegaba a desarrollar más de 600CV. Este tipo de motores dieron muchísimos fallos, y aunque se supone que fueron diseñados para correr en fórmula 1 se decía que hacia 2 opciones, o que el coche no arranque, o que no termine. Pero todo esto no excluye el que el motor tenga un sonido precioso hasta las (según Rolls Royce) 14.000RPM.


1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte + 17 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.